Avís | Aviso

=> Versió en català (la primera part de l'entrada)

=> Versión en castellano (a continuación del texto catalán)

dilluns, 23 d’abril de 2012

La parella LGBT --- La pareja LGBT

[Entrada 161]

La parella LGBT



Els que fa temps que em llegiu sabeu de la meva bisexualitat, sabeu que estic casat amb una dona a la qual estimo avui d'una forma casta, que tinc dos fills i que des de fa més de tres anys tinc un xicot molt més jove que no pas jo a qui conec des de fa quasi deu anys.

La meva relació amb el meu xicot no ha estat gens fàcil, i una de les coses de les que m'he adonat en conseqüència és que una parella homosexual no funciona exactament igual que una parella heterosexual. Vull dir que la meva relació amb la mare dels meus fills i la relació amb ell tenen aspectes que les fan prou diferent. És clar! Em podeu dir, són dues persones diferents. La veritat és que ho són i és que són ben diferents de caràcter i en maneres de fer i d'enfocar les coses. De fet ,són de cultures diferents, ella és catalana i ell, sud-americà, tot i que ja té la nacionalitat espanyola. Però no em refereixo a això, és la visió de la parella, de què és una parella, de què és una relació de parella, el que canvia. Hi he rumiat força, potser a conseqüència la de la nostra accidentada relació, i he acabat veient que el tema té més a veure amb el fet de què som homosexuals que amb una altra cosa. I, a més a més, he acabat estant convençut de què en realitat les relacions de parella entre homosexuals són diferents i òbviament em pregunto: per què?

El passat 27 de març, la 2 de RTVE, al programa Versión española van dir algunes coses que podrien ser la base d'una explicació. Es va projectar la pel·lícula Food of Love (a Espanya es va titular: Manjar de amor) de Ventura Pons, basada en la novel·la de David Leavitt, The page turner (traduïda com Junto al pianista, Anagrama, Panorama de narrativas, 2002). Participaven en el debat la presidenta de la AMPGYL (Associació de mares i pares de GLBT), un professor d'un institut de Madrid que ha impulsat la primera tutoria d'atenció a la diversitat afectivo-sexual i un dels seus alumnes. El debat m'ha donat per a dos reflexions aquesta i una que publicaré un altre dia sobre els pares dels adolescents LGBTQ.

És evident que la educació a la que estem sotmesos, molt orientada al coneixement científic i tecnològic amb finalitats de formació professional, ha deixat de banda el món afectiu, i el poc que el té en compte ho fa des del punt de vista heterosexual. Tots el contes infantils i les històries romàntiques que se'ns expliquen són heterosexuals. L'adolescent LGBTQ es troba en un entorn advers a la seva expressió afectiva, i per això es diu que té un comportament emocionalment pla. Té por al rebuig, especialment al dels seus pares.

Respondre a la seducció és un aprenentatge, no és gens intuïtiu, hi ha un moment en el qual el jove descobreix el poder d'una mirada, que amb una mirada poden expressar-se moltes coses que duen al només com m'ha mirat ja sé que li agrado. Els adolescents LGBTQ aprenen a no mirar per por a ser descoberts. I no sols això, aprenen a mentir, a sobrecompensar, a amagar, a fer una doble vida... Mentre els seus companys heterosexuals s'entrenen en el festeig, el prometatge i les ruptures, els LGBTQ es mantenen al marge, ajornant així la seva formació afectiva. Està en general en un medi, a les escoles e instituts, on en lloc d'entendre que un LGBTQ és una persona tan normal com qualsevol altre correrà el risc a ser objecte de buylling si és descobert, i d'aquesta manera és difícil esperar que arribi a ser una persona adulta socialment sana.

Si bé Internet, d'una banda els obre un camí que la meva generació no va tenir, també comporta molt riscos, ja que difícilment s'hi troba gaire cosa més que sexe a base de pornografia i llocs per contactar amb altres joves o adults LGBTQ, cosa que aporta poc o res en aquesta formació afectiva de la que l'adolescent LGBTQ és deficitari. I potser és això el que hi noto de diferent, ja que redunda en què la complicitat, la compenetració, la companyonia i fins i tot els rols de cadascú funcionen a un altre nivell.

Una abraçada.





La pareja LGBT


Los que hace tiempo que me leéis sabéis de mi bisexualidad, sabéis que estoy casado con una mujer a la que amo hoy de una forma casta, que tengo dos hijos y que desde hace más de tres años tengo un novio mucho más joven que yo, al que conozco desde hace casi diez años.

Mi relación con mi novio no ha sido nada fácil, y una de las cosas de las que me he dado cuenta en consecuencia es que una pareja homosexual no funciona exactamente igual que una pareja heterosexual. Quiero decir que mi relación con la madre de mis hijos y la relación con él tienen aspectos que las hacen bastante diferente. ¡Está claro! Me podéis decir, son dos personas diferentes. La verdad es que lo son y es que son muy diferentes de carácter y en maneras de hacer y de enfocar las cosas. De hecho, son de culturas diferentes, ella es catalana y él, sudamericano, aunque ya tiene la nacionalidad española. Pero no me refiero a eso, es la visión de la pareja, de qué es una pareja, de qué es una relación de pareja, lo que cambia. He pensado bastante en ello, quizás a consecuencia la de nuestra accidentada relación, y he acabado viendo que el tema tiene más que ver con el hecho de que somos homosexuales que con otra cosa. Y, además, he acabado estando convencido de que en realidad las relaciones de pareja entre homosexuales son diferentes y obviamente me pregunto: ¿Por qué?

El pasado 27 de marzo, la 2 de RTVE, en el programa Versión española dijeron algunas cosas que podrían ser la base de una explicación. Se proyectó la película Food of Love (en España se tituló: Manjar de amor) de Ventura Pons, basada en la novela de David Leavitt, The page turner (traducida como Junto al pianista, Anagrama, Panorama de Narrativas, 2002). Participaban en el debate la presidenta de la AMPGYL (Asociación de madres y padres de GLBT), un profesor de un instituto de Madrid que ha impulsado la primera tutoría de atención a la diversidad afectivo-sexual y uno de sus alumnos. El debate me ha dado para dos reflexiones ésta y una que publicaré otro día sobre los padres de los adolescentes LGBTQ.

Es evidente que la educación a la que estamos sometidos, muy orientada al conocimiento científico y tecnológico con fines de formación profesional, ha dejado de lado el mundo afectivo, y lo poco que lo tiene en cuenta lo hace desde el punto de vista heterosexual. Todos los cuentos infantiles y las historias románticas que se nos cuentan son heterosexuales. El adolescente LGBTQ se encuentra en un entorno adverso a su expresión afectiva, y por eso se dice que tiene un comportamiento emocionalmente plano. Tiene miedo al rechazo, especialmente al de sus padres.

Responder a la seducción es un aprendizaje, no es nada intuitivo, hay un momento en el que el joven descubre el poder de una mirada, que con una mirada pueden expresarse muchas cosas que llevan al sólo como me ha mirado ya sé que le gusto. Los adolescentes LGBTQ aprenden a no mirar por miedo a ser descubiertos. Y no sólo eso, aprenden a mentir, a sobrecompensar, a esconder, a hacer una doble vida... Mientras sus compañeros heterosexuales se entrenan en el cortejo, el noviazgo y las rupturas, los LGBTQ se mantienen al margen, aplazando así su formación afectiva. Está en general en un medio, en las escuelas e institutos, donde en lugar de entender que un LGBTQ es una persona tan normal como cualquier correrá el riesgo a ser objeto de buylling si es descubierto, y de esta manera es difícil esperar que llegue a ser una persona adulta socialmente sana.

Si bien Internet, por un lado les abre un camino que mi generación no tuvo, también conlleva mucho riesgos, ya que difícilmente se encuentra mucho más que sexo a base de pornografía y sitios para contactar con otros jóvenes o adultos LGBTQ, lo que aporta poco o nada a esa formación afectiva de la que el adolescente LGBTQ es deficitario. Y quizás es eso lo que noto de diferente, ya que redunda en que la complicidad, la compenetración, el compañerismo e incluso los roles de cada uno funcionan a otro nivel.

Un abrazo.

5 comentaris:

Roberto T ha dit...

És una reflexió interessant. I és veritat que en la cultura tradicional no hi ha exemples o models de parelles homosexuals. Els nens homosexuals solen ser fills de pare i mare heterosexuals, de manera que tampoc tenen un model de referència en la seva família. I es comprèn que quan s'ajunten dues persones del mateix sexe només poden aprendre d'elles mateixes. De tota manera, jo crec que en això no hi ha regla fixa, perquè cada persona és un món, independentment de la seva inclinació sexual, i l'aparellament sempre és una aposta, ... i de vegades arriscada!, hahaha. Però, bé, la gent parlant s'entén, hahaha. Una forta abraçada.

---


Es una reflexión interesante. Y es verdad que en la cultura tradicional no existen ejemplos o modelos de parejas homosexuales. Los niños homosexuales suelen ser hijos de padre y madre heterosexuales, por lo que tampoco tienen un modelo de referencia en su familia. Y se comprende que cuando se juntan dos personas del mismo sexo sólo pueden aprender de ellas mismas. De todos modos, yo creo que en esto no hay regla fija, porque cada persona es un mundo, independientemente de su inclinación sexual, y el emparejamiento siempre es una apuesta,... y a veces arriesgada, jajaja. Pero, bueno, la gente hablando se entiende, jeje. Un fuerte abrazo.

Cosimo ha dit...

Es cierto; no se tiene facil.

Lo peor: que se sabe desde antiguo y aun no se le ha puesto coto.

Si, esta sociedad comprende que, un actor, un interprete, no es nadie sin un escenario y un papel... bien podemos llegar a imagirnar que siente un Ser Humano cuando se ve marginado, señalado, privado, criticado -cuando no encarcelado, torturado y muerto- por las garantias de Equiparacion, Igualdad y Justicia que defiende esa misma sociedad.

Todo muy logico, muy humanitario. Todo de diseño, y todo mentira.

Las Leyes Naturales, no son restrictivas: son.
Y, la mera existencia de cualquier manifestacion Natural, ya manifiesta un "ser".

Pero en nuestra humanitaria especie, los jueces, estan muy por encima del Universo Natural:

son Administradores de Justicia.

De la de diseño, claro.

Bss.

Sarva mangalam.

Namasté.

Peace-for-ever ha dit...

Roberto T, m'alegra que ho trobis interessant. De fet, no és més que una especulació,ja que em baso només en la meva percepció.

Tens raó cada cas és un món, sens dubte, però em sembla que el que percebo en el meu cas són diferències que van més enllà de les diferencies personals, i això és el que intento exposar en el meu text.
— —

Cosimo, tens tota la raó del món. Com tu, crec que el problema va més enllà ja que crec que hem perdut de vista el que som i on som intentant estar per sobre de la natura, de la nostra pròpia natura.
— —

Moltes gràcies per passar i molt especialment pel comentari.

Una abraçada.


--- Traducción de los comentarios precedentes en catalán ---
Roberto T: Me alegra que lo encuentres interesante. De hecho, no es más que una especulación, ya que me baso sólo en mi percepción.

Tienes razón cada caso es un mundo, sin duda, pero me parece que lo que percibo en mi caso son diferencias que van más allá de las diferencias personales, y eso es lo que intento exponer en mi texto.
— —

Cosimo: Tienes toda la razón del mundo. Como tú, creo que el problema va más allá ya que creo que hemos perdido de vista lo que somos y dónde estamos intentando estar por encima de la naturaleza, de nuestra propia naturaleza.
— —

Muchas gracias por pasar y muy especialmente por el comentario.

Un abrazo.
--- --------------------------------------------- ---

David MX ha dit...

De grande quiero ser como tú. Con un novio de 3 años de relación. Ja! (y no es broma) De verdad que me encantaría sentarme un día a tomar un cafe tras otro contigo y que me pudieras compartir tu historia. Algún dia tal vez.

Pero bueno, que lo que haz dicho exactamente en palabras mas cultas que las mías es a lo que me he referido en los posts de Lucky.

Si las mujeres se quejan de que el mundo gira en torno a un mundo dominado por los hombres, donde el modelo de hombre es el que se busca como exitoso y dominante. El mundo también gira, hablando de relaciones personales, en torno a un modelo heterosexual.

En ese mundo, los que somos gays resumimos nuestra diferente forma de ser al sexo. Y como dices, evitamos mirar y buscar gustar al otro por temor a ser rechazado. La válvula de escape se vuelve pues el sexo. Y no es que esté mal, pero esa actitud de mete cada vez mas al closet.

Lo he escrito y lo repito, yo me enteré que los hombres (sexo masculino) podía formar pareja, amarse y vivir juntos hasta entrados los 30 años. Antes de ello era puras jotillas y maricas teniendo sexo y nada mas.

Y en ello tienen culpa la sociedad, la iglesia (todas) y la familia misma. Yo le he dicho a mis hijos desde siempre, no importa lo que hagas, lo que seas y como pienses, yo siempre te voy a amar. Si eso se le dijera a todos los LGBTQ sería otra historia toalmente diferente.

Al menos eso creo yo.

Un abrazo

Peace-for-ever ha dit...

David MX: No lo descartes a mi también me encantaría poder compartir contigo una conversación larga y profunda sobre la vida. Ya te dije hace poco que creo que tenemos mucho en común...

Y creo que tienes razón en todo lo que dices, puesto que la actitud de la sociedad no es más que la suma de las actitudes personales de cada uno de nosotros y por eso la actitud de cada uno cuenta... Lo que pasa que es que aún somos pocos los que estamos en ello.

Muchas gracias por pasarte y muy especialmente por el comentario.

Un abrazo.

Publica un comentari a l'entrada