Avís | Aviso

=> Versió en català (la primera part de l'entrada)

=> Versión en castellano (a continuación del texto catalán)

dilluns, 17 d’octubre de 2011

La Teoria Queer --- La Teoría Queer

[Entrada 107]


La Teoria Queer


Als anys 90 van sorgir en força el moviment queer, aquest té la seva base teòrica en la teoria queer que la Viquipèdia la defineix així:
La Teoria Queer (de l'anglès queer: "estrany" o "bord", utilitzat durant molt de temps com a eufemisme per a referir-se als homosexuals) és una teoria sobre el gènere que afirma que la orientació sexual i la identitat sexual o de gènere de les persones són el resultat d'una construcció social i que, per tant, no existeixen rols sexuals essencials o biològicament inscrits en la naturalesa humana, sinó formes socialment variables de desenvolupar un o diversos rols sexuals.

[...] La Teoria Queer (TQ) rebutja la classificació dels individus en categories universals com "homosexual", "heterosexual", "home" o "dona", ja que contenen una quantitat enorme de variacions culturals, cap de les quals seria més fonamental o natural que les altres. Contra el concepte clàssic de gènere, que distingia allò "normal" (en anglès straight) d'allò "anòmal" (queer), la Teoria Queer afirma que totes les identitats socials són igualment anòmales.
El moviment queer té el seu origen en aquesta teoria, el moviment d'alliberament LGBT podrien considerar-se el més propers als queer, però en canvi el moviment queer és hereu del feminisme.

No es tracta de què el moviment alliberament LGBT i el moviment queer s'intentin combatre o reduir l'altre. Els dos tipus de lluita poden ser complementaris i convergir en molts punts, però en d'altres, xoquen. El més evident és el que fa referència a identitats sexuals. Tenim dues opcions: o utilitzar una identitat sexual com a identitat de lluita política i social, o lluitar contra les identitats sexuals imposades socialment.

En Paco Vidarte en la conferencia que va fer a les Jornades Queer d'Alcoi (http://materialqueer.blogspot.com/2008/09/moviment-queer-vs-moviment-glbt.html) defensava que renunciar a la identitat gai, lesbiana, bisexual, etc. significaria una pèrdua de tota la força política ja que no estem parlant d’una lluita individual. La identitat és l’única forma de resistència col•lectiva, d’establir un front comú. Comenta que és cert que cadascú tenim la nostra condició sexual diferenciada, que no hi ha dos persones iguals. Els qui defensen aquesta renuncia d'identitat diuen que estandarditzar o tipificar les persones pot resultar perillosament homogeneïtzador. I a més, afegeixen, insistir en la pròpia diferència, potser impliqui facilitar l'estigmatització i l'etiquetatge. Però no hem d'oblidar que la marginació més aviat procedeix de fora. I per evitar l'estigmatització i la discriminació, la solució no està en no declarar-se homosexual i tornar a l'armari, sinó a lluitar perquè les coses canviïn una mica. Plantejar com a tasca política immediata per als gais i lesbianes la dissolució de les categories i la renúncia a la identitat és una proposta que no se sosté.

En l'article de Daisy Forman: Gènere i classe | La teoria queer i la lluita LGTB afirma que La teoria Queer s’ha fet molt popular dins del moviment LGTB, però fins a quin punt serveix com a estratègia política per a la lluita contra l’opressió LGTB?. Defineix el moviment queer com anticapitalista que s’alinea en gran part amb la visió marxista sobre la sexualitat, en esborrar les fronteres entre les identitats sexuals. Afegeix que la teoria Queer cerca una ruptura radical amb el status quo però es nega a promoure una estratègia clara per aconseguir-la. En la pràctica, l’activisme Queer acaba repetint la mateixa política de la identitat que volia evitar al principi; l’enfocament ha tornat a centrar-se en les accions individuals i canvis de l’estil de vida. I conclou que La teoria Queer suposa un desenvolupament molt positiu per al moviment LGTB en molts aspectes. Malgrat això, per aconseguir l’objectiu comú d’una societat lliure de opressió sexual, els canvis individuals no serveixen. Cal construir una lluita revolucionària com la dels 70, capaç d’enfrontar la ideologia de la família i acabar amb el sistema capitalista que la genera.

Una abraçada.





La Teoría Queer


En los años 90 surgieron en fuerza el movimiento queer, este tiene su base teórica en la teoría queer que la Wikipedia la define así:
La Teoría Queer (del inglés queer: "raro" o "extraño", utilizado durante mucho tiempo como eufemismo para referirse a los homosexuales) es una teoría sobre el género que afirma que la orientación sexual y la identidad sexual o de género de las personas son el resultado de una construcción social y que, por tanto, no existen roles sexuales esenciales o biológicamente inscritos en la naturaleza humana, sino formas socialmente variables de desarrollar uno o varios roles sexuales.

[...] La Teoría Queer (TQ) rechaza la clasificación de los individuos en categorías universales como "homosexual", "heterosexual", "hombre" o "mujer", ya que contienen una cantidad enorme de variaciones culturales, ninguna de las cuales sería más fundamental o natural que las otras. Contra el concepto clásico de género, que distinguía lo "normal" (en inglés straight) de lo "anómalo" (queer), la Teoría Queer afirma que todas las identidades sociales son igualmente anómalas.
El movimiento queer tiene su origen en esta teoría, el movimiento de liberación LGBT podrían considerarse el más próximos a los queer, pero en cambio el movimiento queer es heredero del feminismo.

No se trata de que el movimiento liberación LGBT y el movimiento queer se intenten combatir o reducir el otro. Los dos tipos de lucha pueden ser complementarios y converger en muchos puntos, pero en otros, chocan. El más evidente es el que hace referencia a identidades sexuales. Tenemos dos opciones: o utilizar una identidad sexual como identidad de lucha política y social, o luchar contra las identidades sexuales impuestas socialmente.

Paco Vidarte en la conferencia que dio en las Jornadas Queer de Alcoy (http://materialqueer.blogspot.com/2008/09/moviment-queer-vs-moviment-glbt.html) defendía que renunciar a la identidad gay, lesbiana, bisexual, etc. significaría una pérdida de toda la fuerza política ya que no estamos hablando de una lucha individual. La identidad es la única forma de resistencia colectiva, de establecer un frente común. Comenta que es cierto que cada uno tenemos nuestra condición sexual diferenciada, que no hay dos personas iguales. Quienes defienden esta renuncia de identidad dicen que estandarizar o tipificar las personas puede resultar peligrosamente homogeneizador. Y además, añaden, insistir en la propia diferencia, tal vez implique facilitar la estigmatización y el etiquetado. Pero no debemos olvidar que la marginación más bien procede de fuera. Y para evitar la estigmatización y la discriminación, la solución no está en no declararse se homosexual y volver al armario, sino a luchar para que las cosas cambien un poco. Plantear como tarea política inmediata para los gays y lesbianas la disolución de las categorías y la renuncia a la identidad es una propuesta que no se sostiene.

En el artículo de Daisy Forman: Género y clase | La teoría queer y la lucha LGTB afirma que La teoría Queer ha hecho muy popular dentro del movimiento LGTB, pero ¿hasta qué punto sirve como estrategia política para la lucha contra la opresión LGTB?. Define el movimiento queer como anticapitalista que se alinea en gran parte con la visión marxista sobre la sexualidad, al borrar las fronteras entre las identidades sexuales. Añade que la teoría Queer busca una ruptura radical con el status quo pero se niega a promover una estrategia clara para conseguirla. En la práctica, el activismo Queer acaba repitiendo la misma política de la identidad que quería evitar al principio, el enfoque ha vuelto a centrarse en las acciones individuales y cambios del estilo de vida. Y concluye que La teoría Queer supone un desarrollo muy positivo para el movimiento LGTB en muchos aspectos. Sin embargo, para conseguir el objetivo común de una sociedad libre de opresión sexual, los cambios individuales no sirven. Hay que construir una lucha revolucionaria como la de los 70, capaz de enfrentar la ideología de la familia y acabar con el sistema capitalista que la genera.

Un abrazo.

8 comentaris:

Luckitas ha dit...

Todo este quilombo para no decirle 'puto' a un 'puto'...?
Que sociedad de mierda q tenemos...!
Perdón, seguro q alguien ahora me va a acusar de sociópata o algo por el estilo, porque digas lo q digas siempre hay alguien que se siente 'ofendido'.
Por favooorrrr...!

Damian ha dit...

teorias, no se, yo creo que es todo muy relativo, porque quien podria decir a ciencia cierta si uno es o no queer o gay, depende de como se sienta uno ypa que ponerse etiquetas en todo caso

Didier Freitas ha dit...

Hasta ahora no había puesto atención a esta teoría y creo que se parece mucho a las teorías de género donde los comportamientos de hombres y mujeres se atribuyen a construcciones culturales.
Una amiga me enseño que en la sexualidad solo hay dos cosas bien claras: el hombre tiene espermas, la mujer óvulos y si ambos se unen pueden reproducirse, de allí en más hay una gama de posibilidades...

saludos, un beso querido Josep!

Roberto T ha dit...

No coneixia aquesta teoria, i em sembla una mica estranya, i extrema. Una cosa és considerar que tots nosaltres som iguals com a éssers humans, i una altra cosa és no reconèixer que com a individus som tots diferents. I aquesta diferència la portem des del naixement. La cultura influeix, però no canviarà la nostra naturalesa de fàbrica. Un nen home que hagi estat educat entre dones pot tenir una percepció i una sensibilitat influïdes per l'ambient femení, però mai deixarà de ser home ni de sentir-se home. Crec que negar que hi hagi l'orientació sexual és una exageració, i fins una mica absurd, i seria com negar que hi ha rossos, morenos, castanyers i pèl-rojos. Una altra cosa és que, pel que fa a la "res publica", siguem tots tractats iguals. Una forta abraçada.

---

No conocía esta teoría, y me parece un poco rara, y extrema. Una cosa es considerar que todos nosotros somos iguales como seres humanos, y otra cosa es no reconocer que como individuos somos todos diferentes. Y esta diferencia la traemos desde el nacimiento. La cultura influye, pero no va a cambiar nuestra nauraleza de fábrica. Un niño varón que haya sido educado entre mujeres puede tener una percepción y una sensibilidad influidas por el ambiente femenino, pero nunca dejará de ser hombre ni de sentirse hombre. Creo que negar que exista la orientación sexual es una exageración, y hasta un poco absurdo, y sería como negar que existen rubios, morenos, castaños y pelirrojos. Otra cosa es que, en cuanto a la "res publica", seamos todos tratados iguales. Un fuerte abrazo.

Peace-for-ever ha dit...

Luckitas: Al final nos llamen como nos lamen seguiremos siendo lo que somos...
--

Damian: Yo creo que todo es cuestión de puntos de vista, si nos tenemos que unir para reivindicar nuestros derechos que más da queer que LGBT o lo que sea si el objetivo es no ser discriminados, ser respetados.
--

Didier Freitas: me encanta que seas tan cariños conmigo, y no sé muy bien como corresponderte.

Creo que lo que dice tu amiga se aproxima a lo que dicen los queer tan anómalo o normal lo homosexual como lo heterosexual... Pero la mayoría de los animales, incluida la especie humana, hay dos sexos...
--

Roberto T, em sembla que Plató defensava que tot i que hi hagi taules de milers de formes, tots tenim clar el que és una taula i som capaços de matisar molt sobre elles... Crec que amb els comportament sexuals passa una cosa per l'estil i com bé dius hi ha molt més de cultura i tradició en tota la nostra ètica i/o moral que pas d'instintiu i natural... Què importa si diem queer o LGBT? amb que ens respectem i no ens discriminem, en tinc prou.
--

Muchas gracias por pasaros y muy especialmente por el comentario.

Un abrazo.



--- Traducción de mi comentario en catalán ---

Roberto T: Me parece que Platón defendía que aunque haya mesas de miles de formas, todos tenemos claro lo que es una mesa y somos capaces de matizar mucho sobre ellas... Creo que con los comportamiento sexuales ocurre algo por el estilo y como bien dices hay mucho más de cultura y tradición en el conjunto de nuestra ética y/o moral que no de instintivo y natural ... ¿Qué importa si somos queer o LGBT? con que nos respetemos y no nos discriminemos, me basta.
--- ------------------------------------------------- ---

Kotei ha dit...

No se si lo he pillado yo bien. Quiere decir esta teroría que uno es gay por el ambiente cultural en el que vive, o que el rol gay se puede interpretar de alguna forma y que no viene dado por la condición humana? No se, a lo mejor no lo entendi bien, pero si es así como dice, no estoy muy de acuerdo con esta teoria.

Igualmente, la identidad de uno no debe servir para echarselo en cara a otro, es decir, uno puede ser gay, lesbiana, hetero o gustarte tirarte por un puento con los pantalones bajados, pero deja de ser extraño o raro, cuando se convierte en comun y nosotros hacemos esto comun, sin más.

Un beso

La Salamandra ha dit...

El problema mas amplio de nuestras sociedades se basa en la sordera y en el etiquetado.

Que mas da: queer, rare, straight, homo, Bi...

Dejaremos de buscar identidades, sellos, clases, cuando nos enseñen respeto, igualdad y, cuando dejemos de competir los unos contra los otros.

¿Como vamos a saber tolerar las diferentes actitudes y actividades individuales o sociales si, colectivamente, como especie, aun no hemos sabido resolver las diferencias del color de nuestra piel para erradicar el racismo?

Om mani peme hung

Peace-for-ever ha dit...

Kotei: Yo no entendí que uno fuera gay o no según el ambiente cultural en el que vive, más bien creo defiende que no existen heterosexuales, gays, lesbianas, etc. ya que contienen una cantidad enorme de variaciones culturales, ninguna de las cuales sería más fundamental o natural que las otras. [...] todas las identidades sociales son igualmente anómalas. I en eso último incluye a los heterosexuales.

Al decir variaciones culturales se refiere más a cada colectivo en si mismo y a como los acogen las distintas sociedades, y no al ambiente cultural en el que se mueve la persona al identificar-se con una opción u otra. El tener que identificarse con una opción u otra ya es en si mismo un condicionante cultural.

El problema está en que en esa falta de identidad diluye o debilita la lucha de las comunidades LGBT por la igualdad de derechos y por la no discriminación, aunque en le fondo sea mucho más igualitaria.
--
La Salamandra, en el terreny conceptual estic molt d'acord amb tu, però veig clar que sense una identificació és difícil dur endavant una lluita. I ens convé seguir amb la nostra lluita.
--

Muchas gracias por pasaros y muy especialmente por el comentario.

Un abrazo.



--- Traducción de mi último comentario en catalán ---

La Salamandra: En el terreno conceptual estoy muy de acuerdo contigo, pero veo claro que sin una identificación es difícil llevar adelante una lucha. Y nos conviene seguir con nuestra lucha.
--- ------------------------------------------- ---

Publica un comentari a l'entrada