Avís | Aviso

=> Versió en català (la primera part de l'entrada)

=> Versión en castellano (a continuación del texto catalán)

dilluns, 3 d’octubre de 2011

Plató --- Platón

[Entrada 103]

Plató


Va néixer a Atenes en el 427 aC, en una família aristocràtica, i va viure la seva joventut en una ciutat envoltada pel remolí de la guerra del Peloponès. Portava sota el braç la proposta d'una república ideal que, per fortuna, ningú va intentar posar en marxa. Va veure dessagnar-se la seva pàtria i ensorrar la daurada època de Pèricles, i va patir en la seva pròpia carn els dies de l'escepticisme. El moment més important de la seva vida va ser la trobada amb Sòcrates, va pertànyer durant deu anys al seu cercle de deixebles i va decidir seguir la seva obra.

L'any 387 va fundar l'Acadèmia, anomenada així perquè es troba en els jardins d'un lloc consagrat a l'antic heroi Academo. Era una institució on els seus integrants estudiaven, investigaven i impartien ensenyaments. Plató la va dirigir fins a la seva mort, l'any 347.

Va voler ser un reformador polític, cosa que no va aconseguir, però va dirigir la major part dels seus esforços a reflexionar sobre l'Estat i sobre l'ètica individual i col•lectiva. La seva obra va adoptar la forma del diàleg i, en cert sentit, es pot dir que va ser un precedent de la novel•la. Per a ell, la tasca superior de l'Estat era l'educació moral dels ciutadans. Se'l considera, amb raó, el fundador de l'idealisme filosòfic.

En les seves concepcions filosòfiques, en la seva famosa teoria de les Idees, considerava una mateixa cosa l'Ésser i el Pensar, aspecte en el que seguia els ensenyaments de Parmènides. Va distingir entre la percepció, que es dirigeix al món de les coses visibles, de les aparences, i el coneixement, que ens porta a la veritat, cap al que és permanent, etern i immutable. L'ànima humana, que és eterna per a aquest filòsof, va conèixer en una existència anterior conceptes i veritats superiors, les Idees, com el Bé, la Bellesa i la Justícia, que van quedar impresos en ella. Per això, tot coneixement és el record del que l'home ha oblidat i que va conèixer en la seva existència anterior, abans de la seva vida terrenal. El saber batega en nosaltres i l'home pot arribar a la seva total comprensió per mitjà del pensament, de la raó. És, doncs, un camí d'ascensió, gairebé un recorregut místic, i no és estranya que Plató enlluernés tant a molts teòlegs cristians segles després. El pensament pur, alliberat de les cadenes del sensorial, és l'únic que pot acostar-se al món de les Idees a través d'una espècie de "bogeria divina". No us recorda aquesta demència el misticisme de santa Teresa?

Per completar la seva obra, Plató va dissenyar l'Estat ideal en la seva famosa obra La República. És una imponent construcció del pensament i de la imaginació, una gegantesca utopia que, si s'hagués fet en alguna ocasió realitat, hauria tornat boig al més sensat. Perquè la seva República, a més d'incompatible amb qualsevol naturalesa humana, és una negació d'arrel de la democràcia i una construcció que hagués posat a tremolar a Aldous Huxley i George Orwell, els autors d'Un món feliç i 1984, respectivament. A Hitler i a Mussolini potser els hagi agradat.

Una abraçada.





Platón


Nació en Atenas en el 427 a.C., en una familia aristocrática, y vivió su juventud en una ciudad envuelta por el torbellino de la guerra del Peloponeso. Traía bajo el brazo la propuesta de una república ideal que, por fortuna, nadie intentó poner en marcha. Vio desangrarse a su patria y derrumbarse la dorada época de Pericles, y sufrió en su propia carne los días del escepticismo. El momento más importante de su vida fue el encuentro con Sócrates, perteneció durante diez años a su círculo de discípulos y decidió seguir la su obra.

En el año 387 fundó la Academia, llamada así por encontrarse en los jardines de un lugar consagrado al antiguo héroe Academo. Era una institución donde sus integrantes estudiaban, investigaban e impartían enseñanzas. Platón la dirigió hasta su muerte, en el año 347.

Quiso ser un reformador político, cosa que no logró, pero dirigió la mayor parte de sus esfuerzos a reflexionar sobre el Estado y sobre la ética individual y colectiva. Su obra adoptó la forma del diálogo y, en cierto sentido, puede decirse que fue un precedente de la novela. Para él, la tarea superior del Estado era la educación moral de los ciudadanos. Se le considera, con razón, el fundador del idealismo filosófico.

En sus concepciones filosóficas, en su famosa teoría de las Ideas, consideraba una misma cosa el Ser y el Pensar, aspecto en el que seguía las enseñanzas de Parménides. Distinguió entre la percepción, que se dirige al mundo de las cosas visibles, de las apariencias, y el conocimiento, que nos lleva a la verdad, hacia lo que es permanente, eterno e inmutable. El alma humana, que es eterna para este filósofo, conoció en una existencia anterior conceptos y verdades superiores, las Ideas, como el Bien, la Belleza y la Justicia, que quedaron impresos en ella. Por eso, todo conocimiento es el recuerdo de lo que el hombre ha olvidado y que conoció en su existencia anterior, antes de su vida terrenal. El saber late en nosotros y el hombre puede llegar a su total comprensión por medio del pensamiento, de la razón. Es, pues, un camino de ascensión, casi un recorrido místico, y no es de extrañar que Platón encandilara tanto a muchos teólogos cristianos siglos después. El pensamiento puro, liberado de las cadenas de lo sensorial, es el único que puede acercarse al mundo de las Ideas a través de una especie de "locura divina". ¿No os recuerda esa demencia el misticismo de santa Teresa?

Para completar su obra, Platón diseñó el Estado ideal en su famosa obra La República. Es una imponente construcción del pensamiento y de la imaginación, una gigantesca utopía que, de haberse hecho en alguna ocasión realidad, habría vuelto loco al más sensato. Porque su República, además de incompatible con cualquier naturaleza humana, es una negación de raíz de la democracia y una construcción que hubiera puesto a temblar a Aldous Huxley y a George Orwell, los autores de Un mundo feliz y 1984, respectivamente. A Hitler y a Mussolini puede que les haya gustado.

Un abrazo.

9 comentaris:

Max ha dit...

Me ha gustado mucho lo que has contado, sobre todo cuando cuentas: "El alma humana, que es eterna para este filósofo, conoció en una existencia anterior conceptos y verdades superiores, las Ideas, como el Bien, la Belleza y la Justicia, que quedaron impresos en ella".

En filosofía hemos estudiado el año pasado a Platón y, como tú dices, el cristianismo se asemeja mucho a las ideas de Platón, sobre todo en su teoría del Mito de la Caverna, ahí cuenta de que el ser humano es alma y que ese alma no pertenece a este mundo, que es un castigo por algo que ha echo y que en La Tierra tiene que mejorar y conocer la verdad en diversos campos y su forma de ser por sí mismo para volver a su verdadera vida, al del mundo. Esto recuerda mucho ala doctrina cristiana de que tenemos que portarnos bien para alcanzar la vida eterna, muy parecido, aunque hay ciento de semejanzas.

La filosofía nunca ha sido un punto fuerte para mi, así que es posible que me hay equivocado en muchas cosas que he puesto.

Un fuerte abrazo.

Damian ha dit...

y yo que pensé que ibas a hablar de las relaciones platónicas que tenia con sus apolineos discipulos

Kotei ha dit...

Me vas hacer leer su obra La Republica. Mira que yo soy muy Monarquico y no me hace ninguna gracia, eh? jajajaja. Es broma hombre. La verdad que me da cierta envia lo mucho que podeis hablar de estos personajes. Reflexionar sobre la vida, sus constumbres, su forma de hacer y como cambiarla es gratificante.

Por cierto, me enamore del chico de la foto, aainsss.

Un beso

Marcos Dreamer ha dit...

Me gusta mucho su obra política y la jerarquía que hace, ya que para él quienes deben gobernar la polis son los filósofos porque son los que saben qué es el bien y por tanto obrar en función a él. También es interesante su teoría del dualismo antropológico: Un alma inmortal perfecta y un cuerpo terrenal y corruptible en la que el alma está atrapada. La verdad es que es un filósofo formidable :)
Un abrazo.

Peace-for-ever ha dit...

Max: La filosofía solo trata de poner orden en las ideas y darles coherencia, buscando el conocimiento del mundo en que vivimos. Yo creo que todos y cada uno tenemos nuestra forma de ver el mundo, nuestra filosofía personal aunque no se conozca el pensamiento de los grandes filósofos. Y no creas que eso yo sea un gran experto, aunque intente transmitir aquello que sé o que me han contado como es el caso.
--

Damian: Aunque de forma muy indirecta, también va de eso.
--

Kotei: El estudio del saber humano pasa por conocer lo que han hecho otros ya que así no empezamos de nuevo cada vez, si no que ya partimos de cosas elaboradas y trabajadas a lo largo de la historia, eso nos permite aportar cosas nuevas... Por decir algo, las propuestas de Einstein no hubieran sido posibles si antes Newton (por poner alguien importante) no hubiera hecho sus descubrimientos.

Me gusta adornar mis textos de chicos hermosos, y ese me cautivó con su mirada.
--

Marcos Dreamer: A mi Platón es el filósofo griego que menos me gusta ya que desde mi punto de vista su obra política es un desastre, peca cuando menso de clasista, injusta i utópica... Y ese dualismo que tanto entusiasma a los cristianos, creo que nos ha hecho más mal que bien. En realidad somos una unidad de cuerpo i alma, por eso cuando el cuerpo muere el alma también. Fíjate que científicamente nadie ha podido demostrar lo contrario, al fin y al cabo nuestro espíritu, ese alma, no es más que bioquímica, aunque nos hayan vendido otras cosas...
--

Muchas gracias a todos por pasaros y muy especialmente por el comentario.

Un abrazo.

Roberto T ha dit...

Plató com a filòsof em sembla fantàstic, però com a polític millor és que no portés a terme els seus plans, hahaha. Jo en l'adolescència vaig quedar de Plató fins als collons: el estudiàvem en filosofia, i en grec havíem de traduir els seus textos i ens manaven a llegir els seus diàlegs. Així vaig sortir jo, tan platònic, hahaha. De gran li he trobat també moltes semblances amb el budisme. La veritat és que, malgrat tot, em segueix agradant llegir-lo. Una forta abraçada platònic.

---

Platón como filósofo me parece estupendo, pero como político mejor es que no llevara a cabo sus planes, jajaja. Yo en la adolescencia quedé de Platón hasta las narices: lo estudiábamos en filosofía, y en griego teníamos que traducir sus textos y nos mandaban a leer sus diálogos. Así salí yo, tan platónico, jajaja. De mayor le he encontrado también muchas semejanzas con el budismo. La verdad es que, a pesar de todo, me sigue gustando leerlo. Un fuerte abrazo platónico.

Peace-for-ever ha dit...

Roberto T, els de ciències ens vam lliurar de les traduccions de Ciceró, Homer i Plató. De totes maneres sempre m'ha semblat que Plató no tocava gaire de peus a terra, que era massa idealista. De totes maneres hi ha coses bàsiques que li debem a ell i mereix tot i que només sigui per això tot el meu respecte i admiració.

Moltes gràcies per passar, per col·laborar al meu bilingüisme, i molt especialment pel comentari.

Una abraçada.


--- Traducció de este comentario mío en catalán ---

Roberto T: los de ciencias nos libramos de las traducciones de Cicerón, Homero y Platón. De todas formas siempre me ha parecido que Platón no tenía los pies muy bien asentados en el suelo, que era demasiado idealista. De todas formas hay cosas básicas que le debemos a él y merece aunque solo esa por eso todo mi respeto y admiración.

Muchas gracias por pasar, para colaborar en mi bilingüismo, y muy especialmente por el comentario.

Un abrazo.

La Salamandra ha dit...

Personalmente, como balcon a la vida e inspiracion para impulsar actitudes, me quedo con Aristolteles.
El desarrollo de las Ideas platonicas y de gran parte de su oscuro legado de ideal sociopolitico, lo vemos escenificado, a diario, en cada informativo. Sea del corte que sea.

Equivocado o no, siempre sostengo que, si el mundo hubiese abrazado los planteamientos aristotelicos, tal vez, hoy, nadie en el mundo sabria que es el hambre, por ejemplo.

Precioso y preciso post.
Enhorabuena y muchisimas gracias.

Namasté.

Peace-for-ever ha dit...

La Salamandra, a mí tampoc m'agrada gaire Plató, em sembla que tens força raó, la única idea bona de la seva filosofia em sembla que és justament la de l'abstracció conceptual, que ja teniem clara, però ell la va sistematitzar.

Moltes gràcies per pasar i molt especialment pel comentari.

Una forta abraçada.


--- Traducción de mi comentario precedente en catalán ---

La Salamandra: a mí tampoco me gusta mucho Platón, me parece que tienes bastante razón, la única idea buena de su filosofía me parece que es justamente la de la abstracción conceptual, que ya teníamos clara, pero él la sistematizó.

Muchas gracias por pasar y muy especialmente por el comentario.

Un fuerte abrazo.
--- -------------------------------------------- ---

Publica un comentari a l'entrada