Avís | Aviso

=> Versió en català (la primera part de l'entrada)

=> Versión en castellano (a continuación del texto catalán)

dijous, 6 d’octubre de 2011

Forever young (18)

[Entrada 104]

Forever young (18)

Resum del publicat anteriorment: La nit del 21 al 22 de desembre de 2010, tres persones LGBT; Toni de 63 anys, Marc d'uns 30, i Josep de 15; es desperten en el cos d'una altra persona; en Toni al cos d'en Josep (Josep/Toni), en Josep al d'en Marc (Marc/Josep) i en Marc al d'en Toni (Toni/Marc), formant una espècie de triangle. Cada un d'ells reacciona d'una manera diferent. En Toni es disposa a gaudir d'una segona adolescència. En Josep, molt purista, no sap adaptar-se a la seva nova realitat i acaba ingressat al departament de psiquiatria d'un hospital comarcal. I en Marc, molt enamorat de la seva parella, Pau, decideix adoptar la vida de Toni per intentar recuperar el seu cos i la seva parella. Per sort ha trobat un diari que el permet fer d'ell amb seguretat davant del seu fill, Quet, i del seu xicot, Lluís. Aprofitant que en Lluís ha entrat a treballar amb ells, amb en Toni i el seu fill, en Toni/Marc s'agafa unes vacances i va a veure que se n'ha fet de seu cos. Aviat sap que en Josep està ocupant el seu cos i el que en Pau està patint. Va a veure a en Pau, aconsegueix convèncer-lo que ell és en Marc dins d'un altre cos i li demana que l'ajudi a recuperar el seu cos ocupat ara per en Josep. Junts, en Pau i en Toni/Marc, decideixen demanar a en Marc/Josep que els ajudi en el seu intent de revertir aquestes transmigracions. Per això necessiten parlar amb ell i convencen al psiquiatre de l'hospital on està ingressat que els ho deixi fer aquella mateixa tarda. Aquella tarda després de discutir el darrers detall de l'entrevista d'en Toni/Marc amb en Marc/Josep...

Era prop d'un quart de sis. Van sortir del despatx seguint el Dr. Trepat. Van anar junts fins a una sala pròxima al lloc on en Pau s'asseia cada tarda per veure a en Marc a través del mirall semitransparent. El doctor va acompanyar a en Toni/Marc fins a la porta, que era oberta, i el va convidar a entrar-hi. Dins de la sala hi havia una taula i dues cadires, en una de les cadires hi seia en Marc/Josep, l'altra era buida. A la paret oposada hi havia un gran mirall que en Toni de seguida va entendre per a què servia, i va imaginar que en Pau i l'equip del Dr. Trepat seguirien l'entrevista des de l'altre costat del mirall. Les càmeres que gravaven la entrevista no eren evidents, però com que ell sàvia que hi eren, en va detectar dues del primer cop d'ull.

A en Toni/Marc se li feia estany veure el seu cos allí assegut, li produïa una sensació molt rara, li semblava estar en un malson, però va haver de fer el cor fort. Va entrar, va ajustar la porta, i es va aproximar sense pressa a la cadira lliure, somrient a en Marc/Josep que se'l mirava amb cara de curiositat. Va deixar l'abric que duia a la mà a sobre de la taula en un extrem on no molestés.

—Hola Marc. Com estàs? —Va dir després de seure i acomodar-se a la cadira. Es va preguntar que devia estar sentint en Pau se'ls estava mirant a l'altre costat del mirall.

—Bé, i vostè? —va dir en un to formal, indiferent.

—Bé també. La teva mare t'envia petons. Està molt preocupada per tot això.

—I com és que no ha vingut?

—No es troba bé, però m'ha donat una carta per a tu. La vols llegir?

—Vostè l'ha llegida?

—És clar que no!

—Doncs doni-me-la.

En Toni/Marc es va posar la mà a la butxaca interior de l'americana. Va treure un sobre blanc i li atansà a en Marc/Josep. Aquest el va agafar, el va obrir amb certa desgana, en va treure el contingut, i va començar a llegir, però de seguida, només llegir l'encapçalament, va aixecar la vista i es va mirar a en Toni/Marc amb cara de sorpresa. Quan anava a parlar en Toni/Marc li va dir suaument.

—Tranquil, llegeix-la amb calma, després parlem —En Marc/Josep obeí cegament aquella recomanació d'en Toni/Marc. Mentre llegia va aixecar la vista del paper, va mirar fixament a en Toni/Marc i després va fixar la mirada al sostre just sobre d'on era en Toni/Marc. En Toni/Marc va somriure alleugit. El contingut de la carta era:
Hola Josep,

Estic segur que ens estan observant, per això et demano que siguis molt prudent ja que aquesta gent no es creuen res del que t'ha passat i creuen que tens un problema de salut mental.

Jo sóc la persona que hi ha davant teu, no sóc en padrastre d'en Marc, d'aquest Marc de qui ocupes el seu cos. Jo sóc el veritable Marc. El que ocupava aquest cos abans del 22 de desembre passat. Per tant sé perfectament el que t'està passant. Però aquest cos que veus aquí davant teu, aquest cos que ocupo jo, és duna altra persona, de la qual en sé moltes coses, però que no sé on és.

Jo vull recuperar el meu cos i seguir amb la meva vida tal com era abans. Potser que tu també ho desitgis. Si és així aixeca la vista del paper mira'm als ulls i després mira al sostre sobre el meu cap, això serà per a mi un missatge clar i per els qui ens vigilen no significarà res que els pugui alarmar.

El primer que hem d'aconseguir és que et deixin sortir d'aquest centre. Després anirem junts a veure qui està ocupant el teu cos, que pel que en sé està bé, i està fent vida normal. Crec que aquesta primera fase acabarà quan haguem trobat l'amo del cos que ocupo ara. Després haurem de mirar de revertir el que sigui que hagi passat. No et puc prometre res, però penso que val la pena intentar-ho.

Perquè et deixin sortir d'aquí has de començar per acceptar que ets en Marc, la parella d'en Pau. En Pau ja sap el que ha passat i està d'acord amb mi, per tant no has de tenir cap problema un cop hagis sortit.

Si estàs d'acord amb mi, comença per tornar-me la carta quan l'hagis llegit. Em dius que t'ha agradat molt. Em tractes de pare i a partir d'ara et comportes amb el personal de l'hospital com si fossis jo. Si convé farem una segona entrevista en la qual et passaré tota la informació que et faci falta sobre mi perquè puguis convèncer als metges de la teva curació.

Ara tot depèn de tu i de què em vulguis ajudar, jo sol no crec que me'n pugui sortir.

Si tens preguntes em demanes per respondre la carta de ta mare i et donaré paper i llapis perquè les posis per escrit. Vigila amb el que fas o dius ja que si s'adonen que els estem intentant enganyar pot ser funest.

Per escenificar la teva curació hauríem de parlar d'en Josep. Se m'acut que podríem fer veure que va ser el teu primer amor a l'adolescència, un company d'escola o el que vulguis, pensa que ets en Marc i que parles de tu, en Josep, com algú que no ets tu. Resulta complicat d'explicar, vull dir que aquest Josep del que parlarem ets tu, però que tu has de fer veure que ets en Marc. Podràs? Ho intentem. Si no et sembla bé quan jo et demani per en Josep em preguntes "Quin Josep?" i jo ja ho entendré. Recorda ser prudent.

Res més. Compta amb tot el meu suport,

Marc
En Marc/Josep va deixar la carta sobre la taula. Tenia la mirada resplendent i es va mirar en Toni/Marc molt esperançat i va dir.

—La mare sap com fer-me reaccionar, m'ha emocionat. Quina alegria que m'ha fet llegir aquesta carta. Gràcies per dur-me-la pare.

—M'alegra que t'hagi agradat la carta. Vols tornar-la a llegir?

—No gràcies ja la he memoritzada. Com que aquí no tinc un espai privat i no la voldria perdre, me la voldries guardar?

—És clar —va dir mentre tornava a posar al sobre i se la tornava posar a la butxaca—. Vols que li digui alguna cosa?

—De moment no, no em sento capaç d'escriure-li res, però dóna-li les gràcies.

—D'acord. Que et sembla si parlem de tu?

—Què vols saber?

—De què va això que m'han explicat? Qui és aquest Josep?

—No el recordes Pare? En Josep! Vam anar junts a l'escola i a l'institut...

—I que s'enfadava si li deia Pep?

—Exacte! Recordes que ens deies que érem com Peret i Mandinga?

—Això quan estàveu de bones. Tan aviat éreu inseparables com no us parlàveu.

—No sé si te'n vas adonar, ell va ser el meu primer amor. I jo el seu...

—La veritat és que llavors no ho vaig pensar, tot i que després, quan te'n vas anar a viure amb en Pau, se m'ha passat pel cap més d'un cop.

—Era molt gelós i això feia que tot sovint tinguéssim conflictes i ens baralléssim.

—Doncs ho vau saber dissimular prou bé. Ni ta mare ni jo ens en vam adonar. La teva relació amb en Pau ens va agafar per sorpresa, tot i que ta mare sempre diu que s'ho veia venir. Ja se sap les mares... —Es va fer un silenci. En Toni/Marc el va trencar amb la primera idea que li va passar pel cap— Quants anys teníeu llavors?

—Vam començar amb 15 anys i ho vam deixar estar quan vam entrar a la universitat aprofitant que ens separàvem.

—I com és que t'ha vingut ara de parlar-ne? De dir que eres ell?

—No ho sé... No tenia una altra persona dins del cap... He estat força confús... No sé ben bé...

—Tens clar que tu no ets ell, oi?

—...

—Marc, saps on ets?

—Sí, sí, és clar. Al departament de psiquiatria de l'hospital... I en Pau? On és en Pau?

—T'ha vingut a veure cada dia, encara que tu no el veiessis. Ara és aquí fora esperant saber com reaccionaves a la nostra conversa, el vols veure?

—M'encantaria.

—A veure que puc fer.

En Toni/Marc en va aixecar, en Marc/Josep el va imitar es van dirigir ambdós en direcció a la porta quan la taula va deixar d'interposar-se entre ells en Marc/Josep va abraçar a en Toni/Marc, aquest va correspondre-li i va sentir com el noi li deia a cau d'orella "treu-me d'aquí, si us plau!". "Tranquil, me n'ocupo" li va dir també a cau d'orella, malgrat que no tenia por de ser gravat. Quan es van separar en Marc/Josep es quedà quiet y va anar seguint amb la mirada a en Toni/Marc que anava cap a la porta. En arribar-hi la va obrir. El Dr. Trepat era fora esperant-lo.

—El noi voldria veure a en Pau.

—Crec que per avui ja ha tingut prou emocions —dictaminà el doctor.

—Només una abraçada...

El doctor es mirà al seu pacient, encara dret al lloc on s'havia abraçat amb en Toni/Marc amb una expressió expectant, il•lusionada. Es va girar i es va mirar a en Pau que acabava d'arribar.

—Vols?

—És clar —va dir en Pau amb un somriure.

—Sigues breu i prudent. Fins ara ha anat tot de meravella —va concedir el doctor.

En Pau va entrar fins on era el seu marit i el va abraçar. Es van fer un petonet als llavis i Marc/Josep va dir suament però de manera que se'l sentís: "Vull tornar a casa".

—Tranquil, Marc, ara parlarem amb el doctor i decidirem el que convé fer —va afegir en Pau. Li va fer un altre petonet, es va separa d'ell i va sortir de la sala.

Una abraçada.





Forever young (18)

Resumen de lo publicado anteriormente: La noche del 21 al 22 de diciembre de 2010, tres personas LGBT; Toni de 63 años, Marc d'uns 30, y Josep de 15; se despiertan en el cuerpo de otra persona; Toni en el cuerpo de Josep (Josep/Toni), Josep en el de Marc (Marc/Josep) y Marc en el de Toni (Toni/Marc), formando una especie de triángulo. Cada uno de ellos reacciona de una forma distinta. Toni se dispone a disfrutar de una segunda adolescencia. Josep, muy purista, no sabe adaptarse a su nueva realidad y acaba ingresado en el departamento de psiquiatría de un hospital comarcal. Y Marc, muy enamorado de su pareja, Pau, decide adoptar la vida de Toni para intentar recuperar su cuerpo y su pareja. Por suerte ha encontrado un diario que le permite hacer de él con seguridad delante de su hijo, Quet, y de su novio, Lluís. Aprovechando que Lluís ha entrado a trabajar con ellos, con Toni y su hijo, Toni/Marc toma unas vacaciones y va a ver que le ha pasado a su cuerpo. Pronto sabe que Josep está ocupando su cuerpo y lo que Pau está sufriendo. Va a ver a Pau, consigue convencerle de que él es Marc dentro de otro cuerpo y le pide que le ayude a recuperar su cuerpo ocupado ahora por Josep. Juntos, Pau y Toni/Marc, deciden pedir a Marc/Josep que les ayude en su intento de revertir esas transmigraciones. Para eso necesitan hablar con él y convencen al psiquiatra del hospital donde está ingresado que se lo deje hacer esa misma tarde. Aquella tarde después de discutir los últimos detalles de la entrevista de Toni/Marc con Marc/Josep...

Eran cerca de la cinco y cuarto. Salieron del despacho siguiendo el Dr. Trepat. Fueron juntos hasta una sala próxima al lugar donde Pau se sentaba cada tarde para ver a Marc a través del espejo semitransparente. El doctor acompañó a Toni/Marc hasta la puerta, que estaba abierta, y le invitó a entrar. Dentro de la sala había una mesa y dos sillas, en una de las sillas estaba sentado Marc/Josep, la otra estaba vacía. En la pared opuesta había un gran espejo que Toni enseguida entendió para qué servía, imaginó que Pau y el equipo del Dr. Trepat seguirían la entrevista desde el otro lado del espejo. Las cámaras que grababan la entrevista no eran evidentes, pero como él sabia que eran, en detectó dos del primer vistazo.

A Toni/Marc le resultaba extraño ver su cuerpo allí sentado, li producía una sensación muy rara, le parecía estar en una pesadilla, pero tuvo que hacer de tripas corazón. Entró, entornó la puerta, y se aproximó sin prisa en la silla libre sonriendo a Marc/Josep que le miraba con cara de curiosidad. Dejó el abrigo que llevaba en la mano sobre la mesa en un extremo donde no molestara.

—Hola Marc. ¿Cómo estás? —Dijo después de sentarse y acomodarse en la silla. Se preguntó qué debía estar sintiendo Pau que les estaba mirando al otro lado del espejo.

—Bien, ¿y usted? —Dijo en un tono formal, indiferente.

—Bien también. Tu madre te envía besos. Está muy preocupada por todo esto.

—¿Y por qué no ha venido?

—No se encuentra bien, pero me ha dado una carta para ti ¿La quieres leer?

—¿Usted la ha leído?

—¡Claro que no!

—Pues démela.

Toni/Marc se puso la mano en el bolsillo interior de la americana. Sacó un sobre blanco y se lo acercó a Marc/Josep. Este lo cogió, lo abrió con cierta desgana, sacó el contenido, y empezó a leer, pero enseguida, tan sólo leer el encabezado, levantó la vista y se miró a Toni/Marc con cara de sorpresa. Cuando iba a hablar Toni/Marc le dijo suavemente.

—Tranquilo, lee con calma, después hablamos —Marc/Josep obedeció ciegamente esa recomendación de Toni/Marc. Mientras leía levantó la vista del papel, miró fijamente a Toni/Marc y luego fijó la mirada en el techo justamente encima de donde estaba Toni/Marc. Toni/Marc sonrió aliviado. El contenido de la carta era:
Hola Josep,

Estoy seguro de que nos están observando, por eso te pido que seas muy prudente ya que esta gente no se creen nada de lo que te ha pasado y creen que tienes un problema de salud mental.

Yo soy la persona que hay delante de ti, no soy padrastro de Marc, de ese Marc del que ocupas su cuerpo. Yo soy el verdadero Marc. El que ocupaba ese cuerpo antes del 22 de diciembre. Por lo tanto sé perfectamente lo que te está pasando. Pero ese cuerpo que ves aquí delante de ti, ese cuerpo que ocupo yo, es de otra persona, de la que sé muchas cosas, pero que no sé dónde está.

Yo quiero recuperar mi cuerpo y seguir con mi vida tal como era antes. Puede que tú también lo desees. Si es así levanta la vista del papel mírame a los ojos y luego mira al techo sobre mi cabeza, eso será para mí un mensaje claro y para quienes nos vigilan no significará nada que les pueda alarmar.

Lo primero que tenemos que conseguir es que te dejen salir de este centro. Después iremos juntos a ver quién está ocupando tu cuerpo, que por lo que sé está bien, y está haciendo vida normal. Creo que esta primera fase terminará cuando hayamos encontrado el dueño del cuerpo que ocupo ahora. Después tendremos que tratar de revertir lo que sea que haya pasado. No te puedo prometer nada, pero pienso que vale la pena intentarlo.

Para que te dejen salir de aquí tienes que empezar por aceptar que eres Marc, la pareja de Pau. Pau ya sabe lo que ha pasado y está de acuerdo conmigo, por lo tanto no vas a tener ningún problema cuando hayas salido.

Si estás de acuerdo conmigo, empieza por devolverme la carta cuando la hayas leído. Me dices que te ha gustado mucho. Me tratas de padre y a partir de ahora te comportas con el personal del hospital como si fueras yo. Si conviene haremos una segunda entrevista en la que te pasaré toda la información que te haga falta sobre mí para que puedas convencer a los médicos de tu curación.

Ahora todo depende de ti y de que me quieras ayudar, yo solo no creo que pueda tener éxito.

Si tienes preguntas me dices que quieres responder la carta de tu madre y te daré papel y lápiz para que las pongas por escrito. Cuidado con lo que haces o dices ya que si se dan cuenta de que los estamos intentando engañar puede ser funesto.

Para escenificar tu curación deberíamos hablar de Josep. Se me ocurre que podríamos hacer ver que fue tu primer amor en la adolescencia, un compañero de escuela o lo que quieras, piensa que eres Marc y que hablas de ti, Josep, como alguien que no eres tú. Resulta complicado de explicar, quiero decir que ese Josep del que hablaremos eres tú, pero que tú tienes que hacer ver que eres Marc ¿Podrás? Lo intentamos. Si no te parece bien cuando yo te pregunte por Josep me preguntas "¿Qué Josep?" y yo ya lo entenderé. Recuerda ser prudente.

Nada más. Cuenta con todo mi apoyo,

Marc
Marc/Josep dejó la carta sobre la mesa. Tenía la mirada resplandeciente, miró Toni/Marc muy esperanzado y dijo.

—Mi madre sabe cómo hacerme reaccionar, me ha emocionado. Qué alegría me ha dado leer esta carta. Gracias por traérmela padre.

—Me alegra que te haya gustado la carta. ¿Quieres volverla a leer?

—No gracias ya la he memorizado. Como aquí no tengo un espacio privado y no la quisiera perder, ¿me la quieres guardar?

—Claro—dijo mientras la volvía a poner en el sobre y se la volvía poner en el bolsillo—. ¿Quieres que le diga algo?

—De momento no, no me siento capaz de escribir nada, pero dale las gracias.

—De acuerdo ¿Que te parece si hablamos de ti?

—¿Qué quieres saber?

—¿De qué va esto que me han contado? ¿Quién es ese Josep?

—¿No lo recuerdas Padre? ¡Josep! Fuimos juntos a la escuela y al instituto...

—¿Y que se enfadaba si le llamaba Pep?

—¡Exacto! ¿Recuerdas que nos decías que éramos como Patacón y Botarate?

—Eso cuando estabais de buenas. Tan pronto erais inseparables como no os hablabais.

—No sé si te diste cuenta, él fue mi primer amor. Y yo su...

—La verdad es que entonces no lo pensé, aunque después, cuando te fuiste a vivir con Pau, me ha pasado por la cabeza más de una vez.

—Era muy celoso y eso hacía que a menudo tuviéramos conflictos y nos pelearamos.

—Pues lo supisteis disimular bastante bien. Ni tu madre ni yo nos dimos cuenta. Tu relación con Pau nos cogió por sorpresa, aunque tu madre siempre dice que se lo veía venir. Ya se sabe las madres... —Se hizo un silencio. Toni/Marc lo rompió con la primera idea que le pasó por la cabeza— ¿Cuántos años teníais entonces?

—Empezamos con 15 años y lo dejamos estar cuando entramos en la universidad aprovechando que nos separábamos.

—¿Y cómo es que te ha dado ahora por hablar él? ¿Por decir que eres él?

—No lo sé... No tenía otra persona dentro de la cabeza... He estado bastante confuso... No sé muy bien...

—Tienes claro que tú no eres él, ¿verdad?

—...

—Marc, ¿sabes dónde estás?

—Sí, sí, claro. En el departamento de psiquiatría del hospital... ¿Y Pau? ¿Dónde está Pau?

—Te ha venido a ver cada día, aunque tú no lo vieras. Ahora está ahí fuera esperando a saber cómo reaccionabas a nuestra conversación, ¿le quieres ver?

—Me encantaría.

—A ver que puedo hacer.

Toni/Marc en levantó, Marc/Josep le imitó se dirigieron ambos en dirección a la puerta cuando la mesa dejó de interponerse entre ellos Marc/Josep abrazó a Toni/Marc, éste le correspondió y oyó como el chico le decía al oído "sácame de aquí ¡por favor!". "Tranquilo, me ocupo de ello" le dijo también al oído, aunque no tenía miedo de ser grabado. Cuando se separaron Marc/Josep se quedó quieto y fue siguiendo con la mirada a Toni/Marc que se iba hacia la puerta. Al llegar la abrió. El Dr. Trepat estaba fuera esperándole.

—El chico quisiera ver a Pau.

—Creo que por hoy ya ha tenido suficiente emociones —dictaminó el doctor.

—Sólo un abrazo...

El doctor miró a su paciente, aún de pie en el lugar donde había abrazado a Toni/Marc con una expresión expectante, ilusionada. Luego se giró y miró a Pau que acababa de llegar.

—¿Quieres?

—Claro—dijo Pau con una sonrisa.

—Se breve y prudente. Hasta ahora ha ido todo de maravilla —concedió el doctor.

Pau entró hasta donde estaba su marido y le abrazó. Se dieron un besito en los labios y Marc/Josep dijo suavemente pero de manera que se le oyera: "Quiero volver a casa".

—Tranquilo, Marc, ahora hablaremos con el doctor y decidiremos lo que conviene hacer —añadió Pau. Le dio otro beso de piquito, se separó de él y salió de la sala.

Un abrazo.

7 comentaris:

Roberto T ha dit...

Bueno, hasta ahora parece que van saliendo bien los planes, aunque, no sé qué habrán visto los de detrás del espejo... Esto es muy fuerte, jajaja. Es una historia que siempre nos deja ansiosos de saber la continuación... Una forta abraçada.

Didier Freitas ha dit...

Muero pro saber que pasa, me encanta este relato!

saludos y gran abrazo Josep cariño!

gerardbcn ha dit...

Jo sempre estic pensant i si visques una història com aquesta, patiria molt.
Estaria nerviós tot el temps, no podria dormir, no menjaria...un poema.
No vui ni imaginar-m´ho!
Ramón, porta pau al meu esperit i a tots plegats!
Una abraçada molt forta.

kmilo ha dit...

Desde hace tiempo esperaba ese encuentro, te felicito por el relato, como dijeron arriba, siempre me dejan a la espectativa y con ganas de leer el proximo.

Exitos y un abrazo desde Colombia :)

Peace-for-ever ha dit...

Roberto T, moltes gràcies, m'alegra que us quedeu amb ganes de saber més, que us sembli poc. El dijous vinent publicaré un altre episodi i sabreu com ho van veure de l'altre banda del mirall.
--

Didier Freitas: Ya sabes como te agradezco saber que te gusta y que te tiene tan intrigado.
--

gerardbcn, estic amb tu, una cosa d'aquest tipus m'hauria destrossat, encara tenim sort que en Marc tingui tanta enteresa i les idees tan clares. Crec que aviat tornaràs a saber del teu Ramon.
--

kmilo: Me alegra ver que te sigue gustando mi historia, que cada episodio te sabe a poco, que eres uno de sus fieles seguidores. No puedo por más que agradecértelo.
--

Muchas gracias por pasaros y muy especialmente por el comentario.

Un abrazo muy fuerte y cariñoso.


--- Traducción de los comentarios anteriores en catalán ---

gerardbcn dijo...

Yo siempre estoy pensando y si viviese una historia como esa, sufriría mucho.
Estaría nervioso todo el tiempo, no podría dormir, no comería... un poema.
¡No quiero ni imaginármelo!
¡Ramón, trae paz a mi espíritu y a todos!
Un abrazo muy fuerte.

7 de octubre de 2011 22:06


Peace-for-ever dijo...

Roberto T, muchas gracias, me alegra que os quedéis con ganas de saber más, que os sepa a poco. El jueves que viene publicaré otro episodio y sabréis cómo lo vieron del otro lado del espejo.
--

gerardbcn, estoy contigo, algo de este tipo me habría destrozado, aún tenemos suerte que Marc tenga tanta entereza y las ideas tan claras. Creo que pronto volverás a saber de tu Ramón.
--- ------------------------------------- ---

La Salamandra ha dit...

Bueno, bueno; esto se encarrila.
Eso si; va subiendo la tension.

Yo, voy a seguir la lectura que,... ¡Llevo retraso!

Petons!

Peace-for-ever ha dit...

La Salamandra, a poc a poc anem avançant.

Moltes gràcies per pasar i molte especialment pel comentari.

Una forta abraçada.


--- Traducción de mi comentario precedente en catalán ---

La Salamandra: Poco a poco vamos avanzando.

Muchas gracias por pasar y Molte especialmente por el comentario.

Un fuerte abrazo.
--- -------------------------------------------- ---

Publica un comentari a l'entrada