Avís | Aviso

=> Versió en català (la primera part de l'entrada)

=> Versión en castellano (a continuación del texto catalán)

dilluns, 7 de març de 2011

Forever young (3)

[Entrada 46]

Feia anys que en Toni somiava en el que faria si podés tornar a tenir 17 anys. Mai hauria imaginat que allò hagués estat possible. Per això quan es va trobar dins del cos d'un noi de 15 anys en cap moment va intentar fugir-ne. La seva por era que el fessin fora, que es descobrís que en Josep ja no era en Josep sinó que era en Toni. Estava totalment il•lusionat amb el que estava vivint, però no sabia quant havia de durar, si era o no per a sempre, si depenia en alguna manera d'ell o no... I per això volia evitar de totes les maneres que pogués esser descobert.

Ell, en Toni, no en sabia res del passat d'en Josep i això podia delatar-lo en qualsevol moment i més amb una relació com la que es temia que mantenia amb en Ramon. El preocupava perquè per poc perspicaç que fos en Ramon se n'hauria d'adonar en mil detalls, en la forma de besar, d'acariciar, de llepar, de follar... I en tot el seu comportament. No sabia ben bé quina estratègia prendre i com que no ho sabia va pensar que el millor era mantenir-se a l'expectativa i deixar que els esdeveniments el guiessin.

I en Josep? Que se n'havia fet d'en Josep? Va preguntar-se en Toni, de moment ja tenia prou problemes amb salvar la seva situació, més endavant ja intentaria esbrinar què havia passat amb el seu antic cos i amb en Josep.

Per la tarda en arribar a casa va veure que la mare de Josep li havia deixat tota la roba del futbol ben neta i plegada sobre la taula. Va buscar les botes, no li va costar gaire de trobar-les, i ho va posar tot plegat a la motxilla. Havien quedat amb en Ramon d'anar junts al partit, la semifinal del torneig de Nadal.

Va rebre una perduda d'en Ramon, havien quedat que la hi faria quan estigués arribant perquè baixés. Així que va agafar la motxilla i la xupa, va fer un petó a sa mare, que se'l mira estranyada de nou, i va baixar al portal. Així que va veure arribar en Ramon, va sortir al carrer.

- Hòstia! Avui no m'has fet esperar, què t'ha passat? –Va fer en Ramon.

En Josep va assenyalar la seva gola recordant-li que no podia parlar.

- Estàs estrany. No parles cosa inaudita en tu i et comportes com si no fossis tu, com si fos el primer cop que estàs aquí... Però no et preocupis que em tens a mi per a tot el que et convingui. T'estimo tot i que no semblis tu.

En Toni s'havia posat una llibreteta i un boli a la butxaca, el va treure, va escriure: "Gràcies, jo també t'estimo" i li mostra a en Ramon. En Ramon va fer un d'aquells somriures que captivaven a en Toni i va dir:

- Ho veus com estàs estrany? –Després d'un breu silenci en Ramon va seguir parlant com si pensés en veu alta- M'agrada quan parles perquè tot el que expliques i dius m'interessa i em fa rumiar, a més m'ho passo molt bé sentint-te explicar els teus somnis, les teves idees, el que imagines... Però aquest Josep afònic encara està més bé.

Mentrestant en Toni/Josep estripava el full de la llibreta i el llançava en una paperera. I quan en Ramon va acabar de parla en Josep li va acariciar la mà com si fos accidental, tot dissimulant ja que eren al carrer, i es van somriure de nou. Van seguir caminant junts en silenci. En pocs minuts van arribar al camp. Van entrar al vestuari. Estava buit. Aquest cop va ser en Josep que li va fer un petó a en Ramon.

- L'afonia t'ha tornat afectuós, –li va dir en Ramon a cau d'orella- me encanta que em facis petons.

En Toni va pensar en refrenar-se, però en Ramon no el va deixar. Van estar fent-se petons i carícies de tot tipus, primer per sobre de la roba després per sota... Fins que van sentir algú que baixava per l'escala metàl•lica del vestuari. Es van asseure prop de la taquilla que els tocava tot dissimulant l'erecció i van començar a descordar-se les sabates...

El partit va ser espectacular, en Josep estava inspirat i va estar genial, va propiciar més de vint passades espectaculars i, a més, no hi havia que li fes un gol a en Ramon que va estar fulgurant.

En Josep jugava de mig del camp, distribuint joc,com en Xavi al Barça. En Toni va recordar que quant aprenia a cantar el seu professor de cant, un tenor de certa fama ja retirat, li deia "el cos sap cantar, el cervell no, deixa fer al cos" i va aplicar aquesta idea durant el partit de futbol: en Josep sap jugar, i jo no, deixem-lo que faci.

Jugava amb serenitat, el cos d'en Josep funcionava de meravella, allí on posava l'ull hi posava la pilota, aquell noi era un fenomen en la passada i la recepció de pilotes, i no et dic res de com en recuperava i de com driblava, així que en Toni només s'havia d'ocupar en decidir que volia fer de la pilota quan la tenia als peus i deixar que fos en Josep que fes la resta. Poc a poc va anar captant les habilitats de cada un dels companys així que aviat va tenir clar on posar la pilota en cada moment. Li sortia tot bé. Van acabar cinc a zero, els cinc gols van ser a passades d'en Josep, i no van fer més perquè l'equip rival tenia una bona defensa, que si no...

L'alegria de l'equip i dels companys de l'insti al final del partit era brutal, tothom estava eufòric. Si jugues així segur que guanyem la final, li va dir l'entrenador. Van fer una petita celebració, sense alcohol, i van marxar cap a casa. De seguida en Ramon i en Josep/Toni es van quedar sols.

- Què bé has jugat! –li va dir en Ramon- semblaves molt tranquil, avui no t'he vist atabalat... L'afonia et cau bé –va dir somrient, després d'una petita pausa, donant a entendre a en Josep que era broma.

En Josep el va empènyer com si s'hagués ofès, com aquell que busca brega i el va anar duent cap a la raconada més fosca de l'entrada de garatge que hi havia allí mateix, un cop fora de l'abast de mirades indiscretes li feu un petó ben dolcet, que va començar amb un piquito i va acabar amb un bon embolic de llengües...

-No sé què et passa avui, però m'agrada –va dir en Ramon mentre li acariciava els texans a la zona genital. La erecció d'en Josep era evident i la d'en Ramon també.

Després en Josep, obrí la cremallera de la bragueta d'en Ramon i li va descordar el botó de manera que va poder fer-li caure els texans. El racó on estaven era fosc i protegit de les mirades dels vianants i dels conductors que eventualment poguessin accedir al garatge, una gran jardinera els protegia. En Ramon va semblar sorprès d'aquella acció d'en Josep però aquest li impedí parlar amb un nou petó.

Van fregar un penis contra l'altre, encara mig vestits. En Josep va deixar caure els seus pantalons i posà la mà dins dels calçotets d'en Ramón tot agafant-li el penis, en Ramon, sorprès de nou va començar a esbufegar. De nou en Josep li tapà la boca amb un petó per evitar que els poguessin sentir. En Ramon va imitar a en Josep agafant-li la verga amb decisió tot iniciant moviments masturbatoris. Van estar una bona estona practicant la masturbació mútua, entre petons i esbufecs. Van retornar a fregar un penis contra l'altre ara en directe, pell contra pell. S'havien descordat les "txupes" i apujat les samarretes perquè les seves panxes i pits estiguessin en contacte directe; i en pocs minuts en Josep va sentir com un líquid calent i espès sortia amb força del penis d'en Ramon i s'enganxava a la seva panxa, mentre els esbufecs rítmics del noi pujaven fortament d'intensitat. Tot això va provocar que en Josep aboqués amb força una escorreguda brutal sobre la panxa d'en Ramon, tot esbufegant en mig d'un petó inacabable. En Toni va percebre las sensacions del cos d'en Josep com a pròpies i es va adonar que eren ben diferents de les que havia percebut en el seu cos original. No es que fossin menys intenses, és que li semblaven més agudes, més elèctriques, com una gran enrampada que l'inundava de plaer.

Després d'un llarg petó en Josep va treure uns mocadors de paper que duia a la motxilla en va donar la meitat a en Ramon i es van netejar una mica les panxes. Tot això en silenci intentant no fer soroll perquè ningú pogués percebre que eren allí. Es van tornar a vestir i van sortir discretament al carrer. Van reprendre el camí que duien.

-Ja ho deia jo que avui estaves estrany, -va dir en Ramon de forma que només el pogués sentir en Josep- mira que tenir la primera relació sexual a la rampa del garatge d'en Pitus. -En Toni va saber uns dies després en Pitus era un company dels escoltes.

"Vaja! Ja m'he precipitat" va pensar en Toni. Va treure de nou la llibreta que duia a la butxaca. I hi va escriure "No t'ha agradat? No ho volies?".

- Que ruc que ets! Es clar que sí, però no m'esperava que fos així i menys que fos en un lloc així. A més, sempre semblava que t'hi resisties, que amb els dos petons y quatre carícies impúdiques ja en tenies prou, i sempre a iniciativa meva. I les poques vegades que t'ho havia demanat deies que tenies por que ens enganxessin.

- Estàs content? –va escriure de nou en Toni/Josep a la llibreta.

- Sí, el problema es que tinc por de no saber-me'n estar a partir d'ara. -Va dir tot somrient. El somriure li va il•luminar la cara, i a en Toni va tornar a semblar-li irresistible quan somreia així.

- Buscarem la manera de repetir-ho sense que ens enganxin –va afegir en Toni per escrit.

En arribar al portal de casa d'en Josep, aquest va arrancar els full de la llibreta que havia escrit per a en Ramon, els va esmicolar i els va tirar a la claveguera. En Ramon feu el gest amb la boca com de fer-li un petó i li va dir:

- Demà et passo a buscar i no facis com avui que no m'has esperat. Et faig una perduda com sempre. –En Josep li va tornar el petó de la mateixa manera i amb el puny tancat i el polze apuntant al cel va fer evident que hi estava d'acord.

Una abraçada.



Forever young (3)


Hacía años que Toni soñaba en lo que haría si pudiera volver a tener 17 años. Nunca hubiera imaginado que aquello hubiera sido posible. Por eso cuando amaneció dentro del cuerpo de un chico de 15 años en ningún momento intentó huir. Su miedo era que lo echaran, que se descubriera que Josep ya no era Josep sino que era Toni. Estaba totalmente ilusionado con lo que estaba viviendo, pero no sabía cuánto tenía que durar, si era o no para siempre, si dependía en alguna manera de él o no... Y por eso quería evitar de todas las maneras que pudiera ser descubierto.

Él, Toni, no sabía nada del pasado de Josep y eso podía delatarlo en cualquier momento y más con una relación como la que se temía que mantenía con Ramón. Le preocupaba porque por poco perspicaz que fuera Ramón debería darse en mil detalles, en la forma de besar, de acariciar, de lamer, de follar... Y en todo su comportamiento. No sabía muy bien qué estrategia tomar y como no lo sabía pensó que lo mejor era mantenerse a la expectativa y dejar que los acontecimientos el guiaran.

¿Y Josep? ¿Qué había pasado con Josep? Se preguntó Toni, de momento ya tenía bastantes problemas con intentar salvar su situación, más adelante ya intentaría averiguar qué había pasado con su antiguo cuerpo y con Josep.

Por la tarde al llegar a casa vio que la madre de Josep le había dejado toda la ropa del fútbol limpia y doblada sobre la mesa. Buscó las botas, no le costó mucho encontrarlas, y lo puso todo en la mochila. Habían quedado con Ramón para ir juntos al partido, la semifinal del torneo de Navidad.

Recibió una perdida de Ramón, habían quedado que se la haría cuando estuviera llegando para que bajara. Así que cogió la mochila y la chupa, besó a su madre, que le miró extrañada de nuevo, y bajó al portal. Cuando vio llegar Ramón, salió a la calle.

- ¡Hostia! Hoy no me has hecho esperar, ¿qué te ha pasado? -Dijo Ramon.

Josep señaló su garganta recordándole que no podía hablar.

- Estás extraño. No hablas algo inaudito en ti y te comportas como si no fueras tú, como si fuera la primera vez que estás aquí... Pero no te preocupes que me tienes a mí para todo lo que te haga falta. Te quiero aunque no parezcas tú.

Toni había puesto una libretita y un boli en el bolsillo, lo sacó, escribió: "Gracias, yo también te quiero" y le muestra a Ramón. Ramón hizo uno de esos sonrisas que cautivaban a Toni y dijo:

- ¿Lo ves como estás extraño? -Después de un breve silencio Ramón siguió hablando como si pensara en voz alta- Me gusta cuando hablas porque todo lo que explicas y dices me interesa y me hace pensar, además me lo paso muy bien oyéndote contar tus sueños, tus ideas, lo que imaginas ... Pero este Josep afónico aún está mejor.

Mientras Toni/Josep rompía la hoja de la libreta y lo tiraba a una papelera. Y cuando Ramon acabó de hablar, Josep le acarició la mano como si fuera accidental, disimulando ya que estaban en la calle, y se sonrieron de nuevo. Siguieron caminando juntos en silencio. En pocos minutos llegaron al campo. Entraron en el vestuario. Estaba vacío. Esta vez fue Josep que le dio un beso a Ramón.

- La afonía te hecho cariñoso,-le dijo Ramón al oído- me encanta que me des besos.

Toni pensó en refrenarse, pero Ramón no le dejó. Estuvieron dándose besos y caricias de todo tipo, primero por encima de la ropa después por debajo... Hasta que oyeron a alguien que bajaba por la escalera metálica del vestuario. Se sentaron cerca de la taquilla que les tocaba disimulando la erección y comenzaron a desabrocharse los zapatos...

El partido fue espectacular, Josep estaba inspirado y estuvo genial, propició más de veinte pases espectaculares y, además, no había que le hiciera un gol a Ramón que estuvo fulgurante.

Josep jugaba de medio del campo, distribuyendo juego, como Xavi en el Barça. Toni recordó que en cuanto aprendía a cantar su profesor de canto, un tenor de cierta fama ya retirado, le decía "el cuerpo sabe cantar, el cerebro no, deja al cuerpo que lo haga" y aplicó esta idea durante el partido de fútbol: Josep sabe jugar, y yo no, dejémosle hacer.

Jugaba con serenidad, el cuerpo de Josep funcionaba de maravilla, allí donde ponía el ojo ponía el balón, ese chico era un fenómeno en la pasada y la recepción de pelotas, y no te digo nada de cómo las recuperaba y de cómo driblaba, así que Toni sólo debía ocuparse en decidir qué quería hacer de la pelota cuando la tenía en los pies y dejar que fuera Josep que hiciera el resto. Poco a poco fue captando las habilidades de cada uno de los compañeros así que pronto tuvo claro dónde poner el balón en cada momento. Le salía todo bien. Acabaron cinco a cero, los cinco goles fueron pases de Josep, y no hicieron más porque el equipo rival tenía una buena defensa, que si no...

La alegría de su equipo y los compañeros del insti al final del partido era brutal, todo el mundo estaba eufórico. Si juegas así seguro que ganamos la final, le dijo el entrenador. Hicieron una pequeña celebración, sin alcohol, y se fueron a casa. Enseguida Ramón y Josep/Toni se quedaron solos.

- ¡Qué bien has jugado! -le dijo Ramón- parecías muy tranquilo, hoy no te he visto agobiado... La afonía te cae bien -dijo sonriendo, tras una pequeña pausa, dando a entender a Josep que era broma.

Josep le empujó como si se hubiera ofendido, como el que busca bronca i le fue llevando hacia el rincón más oscuro de la entrada de garaje que había allí mismo, una vez fuera del alcance de miradas indiscretas le dio un beso muy dulce, que empezó con un piquito y acabó con un buen lío de lenguas...

-No sé qué te pasa hoy, pero me gusta -dijo Ramón mientras le acariciaba los vaqueros en la zona genital. La erección de Josep era evidente y la de Ramon también.

Después Josep, abrió la cremallera de la bragueta de Ramon y le desabrochó el botón de modo que pudo hacerle bajar los vaqueros. El rincón donde estaban era oscuro y protegido de las miradas de los peatones y los conductores que eventualmente pudieran acceder al garaje, una gran jardinera los protegía. Ramón pareció sorprendido de aquella acción de Josep pero éste le impidió hablar con un nuevo beso.

Frotaron un pene contra el otro, aún medio vestidos. Josep dejó caer sus pantalones y puso la mano en los calzoncillos de Ramón tomandole el pene, Ramón, sorprendido de nuevo comenzó a jadear. De nuevo en Josep le tapó la boca con un beso para evitar que les pudieran oír. Ramon imitó a Josep cogiéndole la verga con decisión iniciando movimientos masturbatorios. Estuvieron un buen rato practicando la masturbación mutua, entre besos y jadeos. Volvieron a fergar un pene contra el otro ahora en directo, piel contra piel. Se habían desabrochado las "Chupas" y subido las camisetas para que sus vientres y pechos estuvieran en contacto directo, y en pocos minutos Josep notó como un líquido caliente y espeso salía con fuerza del pene de Ramón y pegaba a su barriga, mientras los jadeos rítmicos del chico subían fuertemente de intensidad. Todo ello provocó que Josep vertiera con fuerza una corrida brutal sobre la tripa de Ramon, jadeando en medio de un beso interminable. Toni percibió las sensaciones del cuerpo de Josep como propias y se dio cuenta que eran muy diferentes de las que había percibido en su cuerpo original. No es que fueran menos intensas, es que le parecían más agudas, más eléctricas, como una gran calambre que le inundaba de placer.

Después de un largo beso Josep sacó unos pañuelos de papel que llevaba en la mochila dio la mitad a Ramón y se limpiaron un poco la tripa. Todo ello en silencio intentando no hacer ruido para que nadie pudiera percibir que estaban allí. Se volvieron a vestir y salieron discretamente a la calle. Retomaron el camino que llevaban.

-Ya lo decía yo que hoy estabas raro,-dijo Ramón de forma que sólo pudiera oír en Josep- mira que tener la primera relación sexual en la rampa del garaje de Pitus. -Toni supo unos días después que Pitus era un compañero de los scouts.

"Vaya! Ya me he precipitado" pensó Toni. Sacó de nuevo la libreta que llevaba en el bolsillo. Y escribió "¿No te ha gustado? ¿No lo querías?".

- ¡Que burro que eres! Claro que sí, pero no me esperaba que fuera así y menos que fuera en un lugar así. Además, siempre parecía que te resistías, que con los dos besos y cuatro caricias impúdicas ya tenías bastante, y siempre a iniciativa mía. Y las pocas veces que te lo había pedido decías que tenías miedo de que nos pillaran.

- ¿Estás contento? -Escribió de nuevo Toni/Josep en la libreta.

- Sí, el problema es que tengo miedo de no saberme aguantar a partir de ahora. -Dijo sonriendo. La sonrisa le iluminó la cara, y a Toni volvió a parecerle irresistible cuando sonreía así.

- Buscaremos la manera de repetirlo sin que nos peguen -añadió Toni por escrito.

Al llegar al portal de la casa de Josep, este arrancó las hojas de la libreta que había escrito para Ramon, las hizo añicos y las tiró a la alcantarilla. Ramon hizo el gesto con la boca como de darle un beso y le dijo:

- Mañana te paso a buscar y no hagas como hoy que no me has esperado. Te hago una perdida como siempre. –Josep le devolvió el beso de la misma manera y con el puño cerrado y el pulgar apuntando al cielo puso de manifiesto que estaba de acuerdo.

Un abrazo.

8 comentaris:

Thiago ha dit...

jaja el tío lo está pasando bien en esa invasión del ultracuerpo, jajaa. Pero en este post hay mucho de teoría del fútbol y hasta del sexo e incluso del amor, pero no avanzamos en la historia que nos ocupa, cari pq ¿no crees que debemos saber algo más del asunto? hay una maquina del tiempo? una droga? la ocupación será temporal o para toda la vida? podrá quedarse en ese cuerpo eternamente joven mientras los demas envejecen? O cuando crezca podrá dar otro salto y volver a los 17? jaja Tu ya tienes la historia: Maduro ocupa cuerpo joven y revive la adolescencia que no tuvo, pero a mi me tienes de los nervios, jaajajaj


Bezos.

Rober Tenique ha dit...

Jajajá. ¡Vaya con la sabiduría del Toni en el cuerpo de Josep!, jajajá. Ese tío es un máquina. Pues ya vamos sabiendo más de él, como que no pierde ocasión (jajajá). Esto está que arde. Una forta abraçada.

Cosimo ha dit...

Vaya, vaya, vaya; Un "espabilao" este Toni. Se adueña de la vida y el cuerpo de otro sin ocuparse de esclarecer la situacion, engaña y utiliza al amigo Ramon suplantando a Josep, a la madre de este,...
Esta historia tuya plantea aspectos morales y juridicos que sofocarian a doctores de renombre.

Pero, al igual que Thiago, confieso que como buen impaciente tambien me tienes de los nerviooosssh,.. jejeje...
A ver como se desarrolla todo.

Besos.

Peace-for-ever ha dit...

Thiago: Tranquilo, que queda mucho por contar. Aún me quedan algunos capítulos con esos personajes. Queda mucho por contar, que fue de Josep, del cuerpo de Toni, y... Creo que te toca seguir con los nervios alterados una temporadita... Jajajajajajajajaja...
---

Rober Tenique: Creo que yo haría lo mismo, aprovechar cada instante de mi nueva vida... Jajajajajaja... Me alegra que te guste.
---

Cosimo, no se m’havia acudit pensar en els aspectos legals de la historia que narro... Els haurem d’estudiar, A qui demandem a en Toni per apropiació indeguda o a en Josep per abandó del seu cos? Hahahahahahaha...

Com li dic a en Thiago, encara queda molt per explicar us toca seguir amb els nervis alterats una temporadeta... Hahahahahahahaha...
---

Muchas gracias por pasaros y muy especialmente por el comentario.

Un abrazo.


--- Traducción de mi comentario en catalán ---

Peace-for-ever dijo...

Cosimo: no se me había ocurrido pensar en los aspectos legales de la historia que narro... Los tendremos que estudiar, ¿a quién demandamos a Toni por apropiación indebida o a Josep por abandono de su cuerpo? Jajajajajajaja...

Como le digo a Thiago, aún queda mucho por explicar os toca seguir con los nervios alterados una temporadita... Jajajajajajajaja...
--- ---------------------------------------- ---

Preguntas ha dit...

me gusta mucho tu blog, he decidido crearme uno, pásate por el aver si te gusta http://diario-adolescente-gay.blogspot.com/

gerardbcn ha dit...

Deixem ser pràctic i no fer elucubracions mentals.
Aquest Toni/Josep(Brent)donant canya, em resulta molt estimulant, tal com va el tema m´agradaria ser en Ramón.
Fins i tot alguna vegada, em faria una mica l´estret per a provocar-lo, seria morbós.
Evidentment al final em deixeria i la "col.laboració" seria absoluta i aumentada!
Una abraçada...

elprimersilencio ha dit...

Una interesante historia ¿como seria tomar el cuerpo de otro? ya me estoy imaginando algunas victimas por ahi...espero ansioso la continuacion de la historia y ver si el pobre de Toni/josep le va bien...saludos

Peace-for-ever ha dit...

Preguntas: Me alegra que te guste. Visité tu blog y allí verás mis comentarios, si no los viste ya.
---

gerardbcn, molt bona... segurament jo en aquella edat era més proper al Ramon que a cap altre, ara em sento cada dia més a prop d'en Toni... Hahahahahahahaha...
---

elprimersilencio: Me alegra que te haya interesado... Creo que aún queda mucho por contar.
---

Muchas gracias por haber pasado y muy especialmente por el comentario.

Un abrazo.

--- Traducción de estos últimos comentarios en catalán ---

gerardbcn dijo...

Déjame ser práctico y no hacer elucubraciones mentales.
Ese Toni/José (Brent) dando caña, me resulta muy estimulante, tal y como va el tema me gustaría ser Ramon.
Incluso alguna vez, me haría un poco el estrecho para provocarlo, sería morboso.
Evidentemente al final me dejaría y la "colaboración" sería absoluta y aumentada!
Un abrazo...
9 de marzo de 2011 22:46

Peace-for-ever dijo...

gerardbcn: muy buena... seguramente yo en aquella edad era más cercano a Ramón que a ningún otro, ahora me siento cada día más cerca de Toni... Jajajajajajajajajajaja...
--- -------------------------------------------- ---

Publica un comentari a l'entrada