Avís | Aviso

=> Versió en català (la primera part de l'entrada)

=> Versión en castellano (a continuación del texto catalán)

dilluns, 5 d’agost de 2013

Solitud --- Soledad

[Entrada 269]


Solitud


Muchos buscan el amor para huir de la soledad, pero nunca un amor podrá satisfacer la necesidad infantil de sentirse acompañado, y esa relación estará destinada al fracaso. (Johanna Alexandra Antequera Ruiz: El amor y la Soledad!)

En Marc tenia uns 35 anys, vivia sol. De molt petit es va adonar de la seva preferència pel sexe masculí i vivia la seva homosexualitat sense conflictes. Disposa d'un bon radar gai. Tot i que no dóna publicitat a les seves tendències sexuals tampoc s'esforça en excés en amaga-les, tot i que a la seva feina no ho sabia ningú. En Pau tenia 30 anys acabats de fer i també vivia sol. A la seva adolescència va descobrir que era gai i tot i que li va costar força acceptar-se i assumir-ho, ara ho tenia perfectament assumit, però era molt tímid i tancat sobre si mateix, i com ell deia estava tancat en el seu armari amb pany i forrellat.

En Pau va entrar a treballar a l'empresa on treballava en Marc. De seguida es van caure bé,, coincidien en un grupet amb el qual esmorzaven i dinaven. Sempre es trobaven 4 o 5 companys per anar a esmorzar i per anar a dinar.

Amb motiu de la final de la Champions una colla del despatx va llogar una tele gran i la van muntar al jardí de casa d'un dels companys, s'hi van reunir 30 o 40, cadascú va dur una mica de menjar, i van posar 10 € cada un per cobrir les despeses del lloguer de la tele i les begudes, inclòs el cava per celebrar la victòria de l'equip local si hi havia sort.

Hi va haver victòria, celebració amb cava, i després a Canaletes, a celebrar-ho amb la resta de la ciutat. Feia calor, entre crits, càntics i boti-boti, van començar a suar, en Pau es va treure la samarreta, en Marc una estoneta després va fer el mateix. Més cava, més crits, més càntics, més boti-boti... Fins que la cosa es va embolicar, hi va haver una càrrega policial, corredisses... En Marc i en Pau van córrer Rambla avall, després pels carrerons de ciutat vella i cansats de córrer es van aturar en un carreró solitari. En Pau es va recolzar d'esquena a la paret i va tancar els ulls mentre recuperava l'alè... va notar la proximitat del cos calent d'en Marc i un gran petó li va omplir la boca... Van passar la nit junts a casa d'en Marc i l'endemà van anar junts a la feina.

Dos mesos després vivien junts. Per en Pau va ser complicat, però ho va justificar a la família i davant dels companys de feina amb l'excusa de reduir despeses. Ha volgut seguir en el seu armari. Segueixen sortint a esmorzar i dinar junts amb el mateix grupet.

En Pau viu en un núvol, completament feliç, el seu cor és ple d'emocions noves, d'una passió delirant, adora a en Marc i així li ho diu, però no sap com compartir aquests sentiments aquestes emocions. No ho havia fet mai. Com fer-ho? No pot. La sensació solitud se li menja el cor.

En Marc se sent tant o més feliç que en Pau, ple d'una passió i uns sentiments que el fan venerar a en Pau, però no li arriba, no nota que en Pau senti el mateix, sempre tan callat, tan retret, tan educat, tan correcte, tot i que és supercalent al llit... Ho ha intentat tot, dir-li el que sent, abraçar-lo, besar-lo, i acariciar-lo tot sovint (sempre a casa), però en Pau, tot i que correspon als petons, a les carícies i a les abraçades en la intimitat de casa, que li diu que sent el mateix que ell, no li transmet les emocions que sent. I en Marc dubta que en Pau percebi les seves, se sent tan sol...

Una abraçada.






Soledad


Muchos buscan el amor para huir de la soledad, pero nunca un amor podrá satisfacer la necesidad infantil de sentirse acompañado, y esa relación estará destinada al fracaso. (Johanna Alexandra Antequera Ruiz: El amor y la Soledad!)

Marc tenía unos 35 años, vivía solo. Siendo muy pequeño se dio cuenta de su preferencia por el sexo masculino y vivía su homosexualidad sin conflictos. Disponía de un buen radar gay. Aunque no da publicidad a sus tendencias sexuales tampoco se esfuerza mucho en esconder-la, aunque en su trabajo no lo sabía nadie. Pau tenía 30 años recién cumplidos y también vivía solo. En su adolescencia descubrió que era gay y aunque le costó mucho aceptarse y asumirlo, ahora lo tenía perfectamente asumido, pero era muy tímido y cerrado sobre sí mismo, y como él decía estaba encerrado en su armario a cal i canto.

Pau entró a trabajar en la empresa donde trabajaba en Marc. Enseguida se cayeron bien, coincidían en el grupito con el que desayunaban y almorzaban. Siempre se juntaban 4 o 5 para ir a desayunar y para ir a comer.

Con motivo de la final de la Champions una pandilla del despacho alquiló una tele grande y la montaron en el jardín de casa de uno de los compañeros, se reunieron 30 ó 40, cada uno llevó algo de comida, y pusieron 10 € cada uno para cubrir los gastos del alquiler de la tele y las bebidas, incluido el cava para celebrar la victoria del equipo local si había suerte.

Hubo victoria, celebración con cava, y después a Canaletas, a celebrarlo con el resto de la ciudad. Hacía calor, entre gritos, cánticos y bote-bote, empezaron a sudar, Pau se sacó la camiseta, Marc un ratito después hizo lo mismo. Más cava, más gritos, más cánticos, más bote-bote... Hasta que la cosa se enredó, hubo una carga policial, carreras... Marc y Pau corrieron Rambla abajo, después por las callejuelas de la ciudad vieja, y cansados de correr se detuvieron en un callejón solitario. Pau se apoyó de espaldas a la pared y cerró los ojos mientras recuperaba el aliento... notó la proximidad del cuerpo caliente de Marc y un gran beso le llenó la boca... Pasaron la noche juntos en casa de Marc y al día siguiente fueron juntos al trabajo.

Dos meses después vivían juntos. Para Pau fue complicado, pero lo justificó a su familia y ante los compañeros de trabajo con la excusa de reducir gastos. Ha querido seguir en su armario. Siguen saliendo a desayunar y comer juntos con el mismo grupito.

Pau vive en una nube, completamente feliz, su corazón está lleno de emociones nuevas, de una pasión delirante, adora a Marc y así se lo dice, pero no sabe cómo compartir estos sentimientos estas emociones. No lo había hecho nunca ¿Cómo hacerlo? No puede. La sensación de soledad le corroe el corazón.

Marc se siente tanto o más feliz que Pau, lleno de una pasión y unos sentimientos que lo hacen venerar a Pau, pero no le llega, no nota que Pau sienta lo mismo, siempre tan callado, tan retraído, tan educado, tan correcto, aunque es supercaliente en la cama... Lo ha intentado todo, decirle lo que siente, abrazarlo, besarlo, y acariciarlo a menudo (siempre en su casa), pero Pau, aunque corresponde a los besos, las caricias y los abrazos en la intimidad de casa, que le dice que siente lo mismo que él, no le transmite las emociones que siente. Y Marc duda que Pau perciba las suyas, se siente tan solo...

Un abrazo.

4 comentaris:

Andres ha dit...

Mi ultima novia ne dejo por ese motivo ... Dijo que era muy seco, y que cuando estaba con ella a mi me molestaba que ella me tocara mucho y que estaba harta Xd realmente me molesta que me toquen mucho, no soy introvertido o algo asi, suelo hablar bastante, me gusta intercambiar opiniones con la gente, reirme un poco, pero, me molesta que esten encima mio y no suelo decir mil veces cuanto aprecio a alguien... Realmente nunca me ha preocupado (o mas bien me habia preocupado) si alguien sentia que yo era distante o algo similar creo que nunca lo pense asi, realmente no se que decir

Damian ha dit...

Hay gente que es asi, y no significa que no ame a su pareja. Supongo que basta a que se acostumbre a amarlo como es.

Sergio ha dit...

Como dice Damian, cada uno es como es, cuando quieres estar con una persona tienes que aceptarla con todos sus defectos y virtudes...

Josep Peaceforever ha dit...

@Andres: Supongo que todo eso es muy personal. A mí según quien lo hace y como lo hace, también me molesta que me estén toqueteando. Aunque me parece que en una relación de pareja eso debe formar parte de la relación y por tanto debe estar equilibrado de forma que les satisfaga a ambos, que no cree tensiones ni ansiedades. Me parece que aspecto físico de la relación es tan importante como los otros. Forma parte de esa comunicación no oral.
– –

@Damian: Creo que en la relación de pareja es importante sentirse valorado y amado. Por eso me parece que esa comunicación no oral es también importante.
– –

@Sergio: A mí me parece que esa comunicación no oral juega un papel tan importante en la relación como el acoplamiento sexual y todo lo demás.
– –

Muchas gracias a todos por pasar y muy especialmente por el comentario.

Un abrazo.

Publica un comentari a l'entrada