Avís | Aviso

=> Versió en català (la primera part de l'entrada)

=> Versión en castellano (a continuación del texto catalán)

dilluns, 6 de juny de 2011

Acceptar-se a un mateix --- Aceptarse a uno mismo

[Entrada 74]


Acceptar-se a un mateix


Espero que aquest article que reprodueixo us agradi tant com a mi. Es tracta de l'article de Marta Arasanz Roche titulat: Homosexualidad y adolescencia: Aceptarse a uno mismo y mostrarse al resto

Un dels fets que més freqüentment es donen durant l'adolescència és la comparació amb el grup d'iguals. Comparen els seus cossos, la seva relació amb els pares, la seva capacitat de seducció, les seves habilitats socials i de relació. Però, també comparen els seus sentiments i emocions. En moltes ocasions, experimenten la disjuntiva existent entre els seus pensaments i els dels seus iguals. Els dubtes apareixen i aquestes es viuen amb un alt grau de confusió, por, i desconcert.

Quan es parla d'un adolescent que es debat entre l'homosexualitat i l'heterosexualitat, s'està davant d'un individu que es qüestiona qui és, de quina manera ha d'actuar, cap a on s'ha de dirigir, però sobretot es qüestiona si deixarà de ser "normal" i es convertirà en una cosa "pervers", o "en un ésser viciós" i a més si la resta del món l'ha de percebre com a tal i si per això es quedarà sempre sol.

Per tot això, quan els adolescents s'enfronten a tots aquests plantejaments, poden intentar encobrir els seus sentiments i desitjos —comportant-se com si la seva orientació és heterosexual—. Altres poden viure-ho amb grans sentiments negatius i ocultar-ho, però altres també poden acceptar i fins i tot manifestar clarament.

Tant homosexuals com heterosexuals viuen un procés similar a l'hora d'identificar-se com a tals. Hi ha una autoacceptació, una admissió dels altres de la pròpia orientació i després l'acció de comportar-se com a tal. Les persones heterosexuals tenen un camí molt més fàcil en tot aquest procés. És la norma, és l'habitual, és el que s'espera d'ells, per tant, encara que assumir aquest procés és complicat, no es viu en general de manera negativa, sinó tot el contrari.

En el cas de les persones d'orientació homosexual, acceptar-se a un mateix i mostrar a la resta, —primer en les àrees socials i familiars més íntimes i, posteriorment, al món extern—, és una tasca molt més complexa i àrdua. Assumir la pròpia homosexualitat és una qüestió que requereix de grans dosis de valentia. No només personal —ja s'ha fet referència a les qüestions que es plantegen com a persones, els seus dubtes i les seves pors—, sinó també la valentia d'enfrontar-se possible qüestionament dels altres, al seu rebuig o a la seva assumpció, que no sempre és directa i ràpida.

Una abraçada.





Aceptarse a uno mismo


Espero que este artículo que reproduzco os guste tanto como a mí. Se trata del artículo de Marta Arasanz Roche titulado: Homosexualidad y adolescencia: Aceptarse a uno mismo y mostrarse al resto

Uno de los hechos que más frecuentemente se dan durante la adolescencia es la comparación con el grupo de iguales. Comparan sus cuerpos, su relación con los padres, su capacidad de seducción, sus habilidades sociales y de relación. Pero, también comparan sus sentimientos y emociones. En muchas ocasiones, experimentan la disyuntiva existente entre sus pensamientos y los de sus iguales. Las dudas aparecen y éstas se viven con un alto grado de confusión, miedo, y desconcierto.

Cuando se habla de un adolescente que se debate entre la homosexualidad y la heterosexualidad, se está frente a un individuo que se cuestiona quién es, de qué manera debe actuar, hacia dónde debe dirigirse, pero sobre todo se cuestiona si dejará de ser "normal" y se convertirá en algo "perverso", o "en un ser vicioso" y además si el resto del mundo lo percibirá como tal y si por ello se quedará siempre solo.

Por todo ello, cuando los adolescentes se enfrentan a todos estos planteamientos, pueden intentar encubrir sus sentimientos y deseos —comportándose como si su orientación fuese heterosexual—. Otros pueden vivirlo con grandes sentimientos negativos y ocultarlo, pero otros también pueden aceptarlo e incluso manifestarlo claramente.

Tanto homosexuales como heterosexuales viven un proceso similar a la hora de identificarse como tales. Hay una autoaceptación, una admisión de los demás de la propia orientación y después la acción de comportarse como tal. Las personas heterosexuales tienen un camino mucho más fácil en todo este proceso. Es la norma, es lo habitual, es lo que se espera de ellos, por lo tanto, aunque asumir este proceso es complicado, no se vive por lo general de manera negativa, sino todo lo contrario.

En el caso de las personas de orientación homosexual, aceptarse a uno mismo y mostrarse al resto, —primero en las áreas sociales y familiares más íntimas y, posteriormente, al mundo externo—, es una tarea mucho más compleja y ardua. Asumir la propia homosexualidad es una cuestión que requiere de grandes dosis de valentía. No sólo personal —ya se ha hecho referencia a las cuestiones que se plantean como personas, sus dudas y sus miedos—, sino también la valentía de enfrentarse al posible cuestionamiento de los demás, a su rechazo o a su asunción, que no siempre es directa y rápida.

Un abrazo.

10 comentaris:

Didii Freiitas ha dit...

Me he dado cuenta de varias cosas, una de ella es el como se crea la identidad del adolescente homosexual en base de las pautas establecidas para adolescentes heterosexuales, lo cual trae gran frustración a los primeros.
Creo que presenta un reto para algunos, pues la asimilación de la orientación sexual no siempre es igual, hay quienes tardan mas, y quienes en un minuto lo asimilan.

saludos!!

Cosimo ha dit...

Buff! Tema claro pero,... espinado.
Es muy cierto que el grupo definido como de heterosexual tiene las pautas sociales a su favor y, por ende, lo tiene todo infinitamente mas cuesta abajo. Por eso eran y son necesarias planificaciones educativas escolares que garanticen y ayuden a nuetros/as pequeños/as a la adecuada gestion de las emociones y a generar un desarrollo natural hacia la comprension social y aprender una actitud mas tolerante, habiendo comprendido que, la vida, es un acto de participacion comun donde el respeto,la comprension y la tolerancia, son elementos claves para la buena vida y mejor convivencia.
Y, ese futuro, SU futuro, depende ahora de nuestro compromiso y accion. De entre nosotros, quien mas quien menos, ha sentido el menosprecio,la humillacion de otro,y el zarpazo brutal de la soledad solo por su orientacion sexual, o por temor a la misma. Asi pues, la cuestion es: ¿Estamos actuando como debemos? Como sociedad, quiero decir.

Besos.

Rober Tenique ha dit...

Creo que esta autora exagera a la hora de decir que el proceso de autoidentificación es "más fácil" para los adolescentes heterosexuales. Yo creo más bien que el adolescente heterosexual, como corresponde a su edad, pasa el proceso de autoafirmación de su persona, en general, pero en lo que respecta a su identidad sexual en particular no sufre ningún "proceso", pues se siente y es como ha sido educado y se espera de él, y no pasa por ningúna prueba de aceptación. Mentalmente no tiene que hacer ningún esfuerzo. Y lo afirmo porque esto es lo que he visto en la realidad. Los homosexuales, bisexuales y transexuales ya vienen sufriendo desde su infancia el dolor de ser distintos. Y ellos sí que sufren un verdadero "proceso" hacia la madurez sexual, que puede ser como cruzar un desierto espinoso, y ni siquiera todos lo logran. Yo creo que la comparación no hay por donde agarrarla. Otra cosa es que, desde luego, esto no tendría que ser así. Por otra parte, también he comprobado que en la actualidad la mentalidad de la sociedad es cada vez más abierta, y los adolescentes LGTB no lo pasan tan mal como hace unos años. Y. sobre todo, esa soledad, esa inmensa soledad interior, afortunadamente ha disminuido en gran medida, pero sigue existiendo. Y, por su puesto, las fobias, las burlas y los chistes humillantes no han desaparecido de la mentalidad de buena parte de la ciudadanía. Cambiar todo esto es cuestión de educación, pero también de acción política, como el dejar de financiar con dinero público a entidades abiertamente homófobas, como la Iglesia Católica. Digamos que nuestra sociedad también tiene que hacer su particular tránsito a la madurez y aceptar su auténtica realidad, que es maravillosamente múltiple y diversa. Petons i una forta abraçada.

Z ha dit...

qué bien hablas, rober. Qué comentario has puesto. I love u (o como se diga en catalá, jajaja)

gerardbcn ha dit...

I jo que penso també en aquells que es passen la seva vida plantejant-se allò de que "solament sé que no sé el que sóc" i no és una questió d´acceptació.
Es possible que el que estic dient sigui una autèntica bajanada, però és que els humans som molt complicats.
Sempre els teus post em fan pensar i a vegades massa i tot i em complico la vida però sóc així.
Una abraçada.

Marcos Dreamer ha dit...

No podía estar más de acuerdo, este artículo tiene completamente la razón. Yo creo que todos los homosexuales hemos pasado por estas etapas,en mi caso recuerdo como una de las primeras cosas que sentí que me hacían diferente era que no me gustaba hacer lo que hacían los demás niños y me gustaba más jugar con las niñas e incluso muchas veces las envidiaba. Era curioso pero mirando para atrás veo que hay muchas cosas de mi infancia que ya construían mi yo actual.
Un besazo!

Peace-for-ever ha dit...

Didii Freiitas: Es verdad que las pautas que nos dan no nos facilitan las cosas, para nada, aunque me parece que la clave como tú dices está más en lo que nos cueste asimilarlo.
--

Cosimo, és cert és un tema complex, sobretot quan qui és el responsable de la planificació educativa encara no s'ha plantejat seriosament un tractament d'aquest tema del col•lectiu LGBT... I em temo que tal com van les coses, amb el gir polític cap a la dreta, les possibilitats d'un canvi real s'allunyen...
--

Rober Tenique: Estoy contigo en la mayor parte de lo que dices, incluso en que puede que la autora no remarque adecuadamente la diferencia entre la dificultad de autoaceptación de un adolescente homosexual y un adolescente heterosexual, pero eso no significa que para un heterosexual sea trivial aceptarse a si mismo. Creo que la diferencia es grande, puede que muy grande, como dice Cosimo en su comentario para los heterosexuales todo va cuesta abajo, mientras que para los LGBT las cosas le van cuesta arriba... Pero de eso a negar que exista una cierta dificultad de autoaceptación para un heterosexual hay mucha distancia... La realidad actual en escuelas e institutos es aún hoy en día muy dura para el adolescente LGBT y mi aspiración es que algún día todos lo tengan igual de fácil (o de difícil)...
--

Z, en català diem: "t'estimo".
--

gerardbcn, lamentablement hi ha massa gent que no sap qui és ni s'hi ha interessat mai, que viuen una vida que no és la seva i que acaben amargant la vida les altres o almenys intentant-ho... I en aquest cas has estat tu qui m'ha fet pensar a mi.
--

Marcos Dreamer: Me alegra mucho que te haya gustado... Lo curioso es que un bisexual como yo también se haya sentido mejor muchas veces jugando con las niñas.
--

Muchas gracias a todos por haber pasado y muy especialmente por comentar.

Un abrazo


--- Traducción de los comentarios anteriores en catalán ---

gerardbcn dijo...
Y yo que pienso también en aquellos que se pasan su vida planteándose aquello de que "sólo sé que no sé lo que soy" y no es una cuestión de aceptación.
Es posible que lo que estoy diciendo sea una auténtica tontería, pero es que los humanos somos muy complicados.
Siempre tus post me hacen pensar ya veces demasiado y todo y me complico la vida pero soy así.
Un abrazo.

8 de junio de 2011 14:21


Peace-for-ever dijo...

Cosimo: Es cierto es un tema complejo, sobre todo cuando quien es el responsable de la planificación educativa aún no se ha planteado seriamente un tratamiento de este tema del colectivo LGBT... Y me temo que tal como van las cosas, con el giro político hacia la derecha, las posibilidades de un cambio real se alejan...
--

Z: En catalán decimos: "t'estimo".
--

gerardbcn: Lamentablemente hay demasiada gente que no sabe quién es ni se ha interesado nunca en ello, que viven una vida que no es la suya y que acaban amargando la vida las otras o al menos intentándolo. .. Y en este caso has sido tú quien me ha hecho pensar a mí.
--- ------------------------------------------------------ ---

Kotei ha dit...

Yo creo que la aceptación es solo cuando eres homosexual. La heterosexualidad no hay que aceptarla, porque es algo que como dice el articulo, es el proceso "normal", siendo "normal" lo común. Causa problemas, difilcutades y según como sea el individuo saldrá bien o mal, más tarde o más temprano. No creo que todo se fundamente unicamente en el ambiente que vives, sino en como eres.

La aceptación es algo que hay que ayudar, y se hace, creo yo, haciendo visible lo máximo posible todo el amplio espectro de la homosexualidad, para que nadie se sienta identificado con algo que quizas no le gusta.

Puede causar muchos problemas, y como bien sabes tu lo digo en primera persona. Puede ser algo doloroso y que te mata por dentro, incluso por fuera. Dejas de ser tu cuando no aceptas lo que te ha tocado vivir.

Un besito

Damian ha dit...

ES MUCHo mas duro ser adolescente gay q uno hetero, eso lo sé xq yo la pase mal, terriblemente mal, y no porq me hayan acosado o algo asi, xq nadie en el cole sabia q era gay. sino por los temores q tenia yo

Peace-for-ever ha dit...

Kotei: Como ya he dicho anteriormente, creo que un heterosexual también pasa por un proceso de aceptación de su sexualidad, aunque sea mucho más fácil, o como ya han dicho venga cuesta abajo... Que sea mucho más fácil no significa que no exista...

Los humanos tenemos cierta tendencia a minimizar el esfuerzo de los demás, especialmente cuando lo desconocemos y no me parece justo.
--

Damian: Creo que tienes razón que eso es así, que lo que debe pasar uno mismo ante una sociedad que lo rechaza, aunque no haya bullying ni otros acosos, aunque solo sean miedos, ya es muy duro.
--

Muchas gracias por pasaros y muy especialmente por el comentario.

Un abrazo.

Publica un comentari a l'entrada