Avís | Aviso

=> Versió en català (la primera part de l'entrada)

=> Versión en castellano (a continuación del texto catalán)

dilluns, 20 de juny de 2011

Forever young (12)

[Entrada 77]


Forever young (12)

Resum del publicat anteriorment: La nit del 21 al 22 de desembre de 2010, tres persones LGBT; Toni de 63 anys, Marc d'uns 30, i Josep de 15; es desperten en el cos d'una altra persona; en Toni al cos d'en Josep, en Josep al d'en Marc i en Marc al d'en Toni, formant una espècie de triangle. Cada un d'ells reacciona d'una manera diferent. En Toni es disposa a gaudir d'una segona adolescència. En Josep, molt purista, no sap adaptar-se a la seva nova realitat i acaba ingressat al departament de psiquiatria d'un hospital comarcal. I en Marc, molt enamorat de la seva parella, Pau, decideix adoptar la vida de Toni pera intentar recuperar el seu cos i la seva parella. Per sort ha trobat un diari que el permet fer d'ell amb seguretat davant del seu fill, Quet, i del seu xicot, Lluís...

En Marc tenia clar que havia de fer de Toni fins que podés aclarir aquell embolic. Tenia moltes preguntes i cap resposta. Què hi feia ell allà? com hi havia anat a parar? podria desfer-se? I el seu cos? què se n'havia fet del seu cos? tenia vida? qui el regia? I l'amo del cos on era ara? era al seu anterior cos? en Pau se n'havia adonat? com estaria la situació a la que era casa seva?...

Havia d'esbrinar-ho, havia d'anar a veure en Pau. Volia seguir amb el seu Pauet i no pensava tirar la tovallola, faria el que fos per recuperar-lo. Per això havia de ser un Toni perfecte, que ningú de l'entorn del Toni s'imaginés res del que passava i així poder desplaçar-se a veure que feien en Pau i en Marc.

Va deixar passar la festa dels reis. En Quet estava molt content amb la col•laboració d'en Lluís i va accedir a donar-li la feina de forma estable. En Lluís i en Pau s'avenien força a la feina i també fora, quan dinaven junts. En Lluís s'havia afegit a dinar cada dia amb en Quet i en Toni, es veia que hi havia bona química, fins i tot feien broma junts dels costums sistemàtics d'en Toni i a vegades acabaven rient els tres junts de les ocurrències d'un o de l'altre.

El dia 14 de gener per la tarda la botiga quedà una estona buida. En Toni/Marc se'n va anar cap al despatx i quan va haver entrat es va girar i va cridar a en Quet.

— Vine un moment si us plau. —En Quet va anar cap al despatx i va entrar-hi darrera son pare.

— Tanca la porta si us plau. —En Quet va fer el que en Toni/Marc li va demanar.

— Estic pensant en anar-me'n uns dies. Voldria anar al poble de la mare a aclarir tot això de l'herència del tiet —Va dir en Marc.

— No ho havies deixat tot en mans d'aquell grup d'advocats dels que tant te'n refiaves?

— Sí, però veig que no avança i voldria veure com està tot i com estan les propietats i la granja.

— Tenia la sensació que estaves la mar de tranquil amb els Colom a càrrec de tot plegat.

— Penso que també estarà bé que els vagi a veure, que no comencin a pensar que tot allò és seu. —En Marc també havia tret aquesta idea d'una de les llibretes d'en Toni.— Creus que us en sortireu en Lluís i tu amb el negoci?

— Si es clar que sí. Em sembla que em fet un bon fitxatge. D'on el vas treure?

— La història no es simple, ja te l'explicaré un dia amb calma. Així què? Puc?

— Si home! És clar! Com t'he de negar res? Últimament estàs una mica estrany, a moments em sembla que no ets tu. Potser això et vagi bé i si t'ha de tranquil•litzar ja m'està bé.

— Ja li semblarà bé a l'Olga?

— Ves a la merda!

— Va! No t'enfadis, que era una broma.

— Hi ha bromes que molesten —va concloure en Quet. Es va aixecar sense més i sortí del despatx deixant la porta oberta. Passats uns minuts aparegué a la porta en Lluís.

— Tens un moment? —Va preguntar amb certa prudència.

— És clar! —va fer en Toni/Marc. En Lluís va tancar la porta molt delicadament.

— Que li has dit a en Quet que ha sortit així? Em sembla que és el primer cop que el veig així...

— Una broma estúpida sobre que l'Olga el controla.

— Doncs li ha caigut fatal.

— M'hauré de disculpar.

— Crec que val la pena.

— Ja tinc el seu permís per fer les vacances que et vaig dir. Començaré dilluns vinent, en principi estaré una setmana fora. Em voldràs regar les plantes?

— Si home, és clar!

— Doncs vaig a disculpar-me. —S'aixecà i se n'anà, en Lluís sortí del despatx darrera seu. Quan en Quet va veure sortir a son pare del despatx va entrar al taller/magatzem que acabava d'ocupar l'espai de l'àmplia rebotiga. En Toni hi va anar seguint les passes del seu fill i en Lluís es quedà a la botiga on tot just acabava d'entrar clientela.

— Perdona noi, m'he passat.

— Sí que t'has passat. Una cosa és que em recolzi amb l'Olga com tu ho feies amb la mare quan vivia, i l'altra que insinuïs que no puc decidir res sense el seu permís.

— No volia dir això, només volia punxar-te una miquetona, però veig que m'he passat. Vinga, va, perdona'm!

— D'acord, però et prego que evitis posar-te més amb les meves relacions amb la meva parella.

— D'acord. —En Quet va abraçar a son pare i aquest va correspondre.— Et sembla bé si començo les meves vacances dilluns vinent? —Va continuar dient en Toni/Marc. En Quet va fer un gest de certa sorpresa.

— Quan vulguis, però voldria estar tranquil i tenir noticies teves cada dia.

— D'acord. Que et sembla si tornem a la feina? —I van sortir plegats a la botiga que era plena de clients.

Aquell cap de setmana en Toni/Marc va passar llargues estones a casa preparant equipatge i papers per les "vacances", pensant en mil estratègies per acostar-se a en Pau. Va sopar i dormir tant divendres, com dissabte i diumenge amb en Lluís. El dissabte va dinar amb la filla i li va explicar el que volia fer. Bé, de fet li va explicar la mateixa mentida que li havia explicat a en Lluís i a en Quet. Li va semblar que en Quet i ella ja ho havien comentat. El diumenge va dinar amb el Quet i l'Olga. Tot va anar la mar de bé. Fins i tot va tenir temps per fer una passejada en BTT per Collserola amb en Lluís el dissabte al matí i gaudir de bon sexe amb ell els vespres del divendres i del diumenge.

El dilluns al matí es va llevar a l'hora de sempre. Va fer el que feia habitualment quan en Lluís es quedava a dormir, ritual que havia après aquells dies, i que acabava amb en Toni duent l'esmorzar al llit a en Lluís. Aquell dia en Toni/Marc es va acomiadar d'en Lluís demanant-li que tornès a regar les plantes els dimarts i dissabte i prometent-li que el trucaria cada dia.

— Però també pots trucar-me tu si vols, quan et vingui de gust —va acabar dient en Toni/Marc tot fent-li un petó de comiat al boca.

— I amb qui follaràs aquesta setmana? —va dir en Lluís tot somrient.

— Amb l'adolescent més maco que trobi...

— Ah! No! Si has de fer això vinc amb tu per vigilar-te.

— D'acord. Faré abstinència.

— No podràs baixar algun dia per donar-me aliment? —va dir mentre somreia amb picardia.

— Si m'ho demanes bé... —va replicar mentre caminava cap a la porta.

— Pensa que la recompensa valdrà la pena —I li va fer l'ullet. En Marc/Toni li envià un petó tot bufant-se la mà després de besar-se-la i va marxar cap a l'aparcament a buscar el cotxe.

Una abraçada.





Forever young (12)

Resumen de lo publicado anteriormente: La noche del 21 al 22 de diciembre de 2010, tres personas LGBT; Toni de 63 años, Marc d'uns 30, y Josep de 15; se despiertan en el cuerpo de otra persona; Toni en el cuerpo de Josep, Josep en el de Marc y Marc en el de Toni, formando una especie de triángulo. Cada uno de ellos reacciona de una forma distinta. Toni se dispone a disfrutar de una segunda adolescencia. Josep, muy purista, no sabe adaptarse a su nueva realidad y acaba ingresado en el departamento de psiquiatría de un hospital comarcal. Y Marc, muy enamorado de su pareja, Pau, decide adoptar la vida de Toni pera intentar recuperar su cuerpo y su pareja. Por suerte ha encontrado un diario que le permite hacer de él con seguridad delante de su hijo, Quet, y de su novio, Lluís....

Marc tenía claro que tenía que hacer de Toni hasta que pudiera aclarar aquel lío. Tenía muchas preguntas y ninguna respuesta. ¿Qué hacía él allí? ¿Como había ido a parar allí? ¿Podría deshacerse? ¿Y su cuerpo? ¿Qué había sido de su cuerpo? ¿Tendría vida? ¿Quien lo regía? ¿Y el dueño del cuerpo donde era ahora? ¿Estaba en su anterior cuerpo? ¿Pau se había dado cuenta? ¿Como estaría la situación en la que era su casa?...

Tenía que averiguarlo, tenía que ir a ver en Pau. Quería seguir con su Pauet y no pensaba tirar la toalla, haría lo que fuera por recuperarlo. Por eso tenía que ser un Toni perfecto, que nadie del entorno de Toni imaginara nada de lo que pasaba y así poder desplazarse a ver que hacían Pau y Marc.

Dejó pasar la fiesta de los Reyes. Quet estaba muy contento con la colaboración de Lluís y accedió a darle el trabajo de forma estable. Lluís y Pablo se llevaban bastante bien en el trabajo y también fuera de él, cuando comían juntos. Lluís se había añadido a comer cada día con Quet y Toni, era evidente que había buena química, incluso bromeaban juntos de las costumbres sistemáticas de Toni ya veces acaban riendo los tres juntos de las ocurrencias de uno o del otro.

El día 14 de enero por la tarde la tienda quedó un rato vacía. Toni/Marc fue hacia el despacho y cuando hubo entrado se giró y llamó a Quet.

— Ven un momento por favor. —Quet fue hacia el despacho y entró detrás su padre.

— Cierra la puerta por favor. —Quet hizo lo que Toni/Marc le pidió.

— Estoy pensando en irme unos días. Quisiera ir al pueblo de tu madre a aclarar todo esto de la herencia del tío —dijo Marc.

— ¿No lo habías dejado todo en manos de aquel grupo de abogados de tanta confianza?

— Sí, pero veo que no avanza y quisiera ver cómo está todo y cómo están las propiedades y la granja.

— Tenía la sensación de que estabas la mar de tranquilo con los Colom a cargo de todo.

— Pienso que también estará bien que los vaya a ver, que no empiecen a pensar que todo aquello es suyo. —Marc también había sacado esa idea de una de las libretas de Toni—. ¿Crees que Lluís y tú cos podéis hacer cargo del negocio?

— Si claro que sí. Me parece que hemos hecho un buen fichaje ¿De donde lo sacaste?

— La historia no es simple, ya te lo contaré un día con calma. ¿Así qué? ¿Puedo?

— ¡Si hombre! ¡Claro! ¿Como te voy a negar nada? Últimamente estás un poco extraño, a momentos me parece que no eres tú. Quizás esto te vaya bien y si te va a tranquilizar ya me está bien.

— ¿Ya le parecerá bien a Olga?

— ¡Vete a la mierda!

— ¡Venga! No te enfades, que era una broma.

— Hay bromas que molestan —concluyó en Quet. Se levantó sin más y salió del despacho dejando la puerta abierta. Pasados unos minutos apareció en la puerta Lluís.

— ¿Tienes un momento? —Preguntó con cierta prudencia.

— ¡Claro! —Dijo Toni/Marc. Lluís cerró la puerta muy delicadamente.

— ¿Que le has dicho a Quet que ha salido así? Me parece que es la primera vez que lo veo así...

— Una broma estúpida sobre que Olga lo controla.

— Pues le ha caído fatal.

— Tendré que disculparme.

— Creo que vale la pena.

— Ya tengo su permiso para tomarme las vacaciones que te dije. Empezaré el próximo lunes, en principio estaré una semana fuera ¿Me querrás regar las plantas?

— Si hombre, ¡claro!

— Pues voy a disculparme. —Se levantó y se fue, Lluís salió del despacho detrás de él. Cuando Quet vio salir a su padre del despacho en que entró en el taller/almacén que acababa de ocupar el espacio de la amplia trastienda. Toni fue hacia allí siguiendo los pasos de su hijo y Lluís se quedó en la tienda donde acababa de entrar clientela.

— Perdona chico, me he pasado.

— Sí que te has pasado. Una cosa es que me apoye con Olga como tú lo hacías con mi madre cuando vivía, y la otra que insinúes que no puedo decidir nada sin su permiso.

— No quería decir eso, sólo quería pincharte un poquitito, pero veo que me he pasado. Venga, va, ¡'perdóname!

— De acuerdo, pero te ruego que evites meterte con mis relaciones con mi pareja.

— De acuerdo. —Quet abrazó a su padre y éste correspondió.— ¿Te parece bien si empiezo mis vacaciones el próximo lunes? —Continuó diciendo Toni/Marc. Quet hizo un gesto de cierta sorpresa.

— Cuando quieras, pero quisiera estar tranquilo y tener noticias tuyas cada día.

— De acuerdo. ¿Qué te parece si volvemos al trabajo? —Y salieron juntos a la tienda que estaba llena de clientes.

Aquel fin de semana Toni/Marc pasó largos ratos en casa preparando equipaje y papeles para las "vacaciones", pensando en mil estrategias para acercarse a Pau. Cenó y dormió tanto el viernes, como el sábado y domingo con Lluís. El sábado comió con su hija y le explicó lo que quería hacer. Bueno, de hecho le explicó la misma mentira que les había contado a Lluís y a Quet. Le pareció que Quet y ella ya lo habían comentado. El domingo comió con el Quet y Olga. Todo fue la mar de bien. Incluso tuvo tiempo para dar un paseo en BTT por Collserola con Lluís el sábado por la mañana y disfrutar de buen sexo con él las tardes del viernes y del domingo.

El lunes por la mañana se levantó a la hora de siempre. Hizo lo que hacía habitualmente cuando Lluís se quedaba a dormir, ritual que había aprendido aquellos días, y que acababa con Toni llevando el desayuno a la cama a Lluís. Aquel día Toni/Marc se despidió de Lluís pidiéndole que volviera a regar las plantas los martes y sábados y prometiéndole que el llamaría cada día.

— Pero también puedes llamarme tú si quieres, cuando te apetezca—concluyó Toni/Marc haciendo un beso de despedida al boca.

— Y con quien follaràs esta semana? —Dijo Lluís sonriendo.

— Con el adolescente más hermoso que encuentre...

— ¡Ah! ¡No! Si tienes que hacer eso vengo contigo para vigilarte.

— De acuerdo. Haré abstinencia.

— No podrás bajar algún día para darme alimento? —Dijo mientras sonreía con picardía.

— Si me lo pides bien... —Replicó mientras caminaba hacia la puerta.

— Piensa que la recompensa valdrá la pena —Y le guiñó el ojo. Marc/Toni le mandó un beso soplando la mano después de besársela y se fue hacia el aparcamiento a buscar el coche.

Un abrazo.

6 comentaris:

Didii Freiitas ha dit...

Marc parece el mas racional de todos... me sigo preguntando por el pobre de josep en psiquiátrico y de Tony disfrutando la adolescencia.

saludos y un beso, querido Josep!

Cosimo ha dit...

Pero que "nordicos" son los personajes de tu enredo, jajajaja,...
Estoy con Didii Freiitas.

Petonarros! :)

Peace-for-ever ha dit...

Didii Freiitas: Efectivamente Marc, no en vano es profesor en una pequeña universidad catalana, es el único que se propone darle un tratamiento riguroso al suceso. Veremos que és capaz de hacer.
--

Cosimo: Me sorprende ese calificativo de nórdicos, a mi no me lo parecen, aunque puede que tengamos visiones distintos del talante nórdico... ;)
--

Muchas gracias por pasaros y muy especialmente por el comentario.

Un abrazo.

Rober Tenique ha dit...

Sigo diciendo que a Marc le ha tocado un duro papel, pero parece que lo borda (jeje). A ver qué descubre. Sigo espectante e intrigado. Una forta abraçada.

Didii Freiitas ha dit...

Josep, tienes réplica a tu comentario en mi blog.

saludos y un abrazo!

Peace-for-ever ha dit...

Rober Tenique: Tienes toda la razón. Seguramente envidió a Toni que puede disfrutar de nuevo de un cuerpo adolescente con una mentalidad de adulto, pero en el fondo me identifico mucho más con la reacción de Marc.
--

Didii Freiitas: Le repliqué a tu replica en tu blog.
--

Muchas gracias por pasaros y muy especialmente por el comentario.

Un abrazo.

Publica un comentari a l'entrada