Avís | Aviso

=> Versió en català (la primera part de l'entrada)

=> Versión en castellano (a continuación del texto catalán)

dijous, 8 de setembre de 2011

Com t'ho diria (7) --- Cómo te lo diría (7)

[Entrada 96]


Com t'ho diria (7)


Aquella mateixa tarda mentre es dutxava en Raül es va fer una palla. Tenia una sensació estranya. Jo li havia tocat el cul i ell havia sentit alguna cosa especial, li havia agradat i li havia produït certa excitació sexual. En Raül es va fer aquella palla pensant en mi. Després es va sentir fatal... Què li estava passant?... S'estava tornant gai?... Això de ser gai s'encomava?

Va pensar en deixar de veure'm, però com ho podria fer si anàvem junts a tot arreu, només ho podria fer si es barallava amb mi. Però com? Com barallar-se amb mi si sempre estàvem rient i passant-nos-ho bé? I si es buscava una xicota? Això, així tindria una excusa per no estar amb mi i amb una mica de sort tindria una mica de sexe que ja li convenia... Mira on l'havien dut les palles, pensava.

Així que es va posar mans a l'obra, va fer una llista de les nenes de l'Insti que li agradaven una mica, va triar les que a més venien al cau, i es va triar la que li va semblar que li seria més fàcil. El dilluns va començar a acostar-s'hi. Primer preguntes innocents, o potser no tant, després a l'hora de pati, més endavant la va començar a acompanyar a casa, després va deixar de fer els treballs amb mi per fer-los amb ella, fins que un dia va venir allò inevitable. "T'estimo" i uns quants petons i ja estava ja eren parella.

Però a poc a poc en Raül es va anar pansint, cada dia li costava més simular el seu amor per aquella noia, cada dia em trobava més a faltar. Trobava a faltar les nostres rialles, trobava a faltar el bé que ens ho passàvem abans.

Per a mi van ser uns mesos horribles, com podeu imaginar no entenia aquell canvi sobtat, aquella bogeria per aquella nena quan m'havia dit que no hi havia cap noia que li agradés que totes eren unes pàmfiles...

Però tot s'acaba. La nena va agafar una hepatitis, va deixar de venir a l'Insti i al cau. El pares d'ella i els d'en Raül van acordar que era millor que no l'anés a veure pel risc que representava. Era un cas greu i molt contagiós. Així que es va quedar sense excuses. Però no va tornar a ser l'amic que era, va seguir la seva vida sol. Jo sentia un cert despit per com havia fet les coses així que tampoc vaig fer res per aproximar-m'hi.

La vida acaba posant les coses al seu lloc així que allò que semblava mort va reviscolar. Es va acabar el curs. Al cau preparàvem el campament d'estiu. Ens van encarregar d'organitzar la festa del dia dels pares i així vam haver de fer una tasca junts i una cosa porta a l'altre i als pocs dies érem tan inseparables com ho havíem estat abans. Tornàvem a riure per qualsevol bestiesa i ens ho passàvem d'allò més bé junts. Això sí, sense esmentar per a res la meva homosexualitat, com si no n'haguéssim parlat mai.

Una abraçada.





Cómo te lo diría (7)


Esa misma tarde mientras se duchaba en Raúl se hizo una paja. Tenía una sensación extraña. Yo le había tocado el culo y él había sentido algo especial, le había gustado y le había producido cierta excitación sexual. Raúl se hizo aquella paja pensando en mí. Después se sintió fatal... ¿Qué le estaba pasando?... ¿Se estaba volviendo gay?... ¿Eso de ser gay se contagiaba?

Pensó en dejar de verme, pero como lo podría hacer si íbamos juntos a todas partes, sólo podría hacerlo si se peleaba conmigo. Pero ¿cómo? ¿Cómo pelearse conmigo si siempre estábamos riendo y pasándonoslo bien? ¿Y si se buscaba una novia? Eso, así tendría una excusa para no estar conmigo y con un poco de suerte tendría un poco de sexo que ya le convenía... Mira donde le habían llevado las pajas, pensaba.

Así que se puso manos a la obra, hizo una lista de las niñas del Insti que le gustaban un poco, eligió las que además venían al grupo scout, y se eligió la que le pareció que le sería más fácil. El lunes empezó a acercarse a ella. Primero preguntas inocentes, o quizás no tanto, después en la hora de patio, más adelante la empezó a acompañar a casa, después dejó de hacer los trabajos conmigo para hacerlos con ella, hasta que un día vino lo inevitable. "Te quiero" y unos cuantos besos y ya estaba ya eran pareja.

Pero poco a poco en Raül se fue marchitando, cada día le costaba más simular su amor por esa chica, cada día me echaba más de menos. Echaba de menos nuestras risas, echaba de menos lo bien que nos lo pasábamos antes.

Para mí fueron unos meses horribles, como podéis imaginar no entendía ese cambio repentino, esa locura por aquella niña cuando me había dicho que no había ninguna chica que le gustara que todas eran unas pánfilas...

Pero todo se acaba. La niña cogió una hepatitis, dejó de venir al Insti y al grupo scout. Los padres de ella y los de Raúl acordaron que era mejor que no fuera a verla por el riesgo que representaba. Era un caso grave y muy contagioso. Así que se quedó sin excusas. Pero no volvió a ser el amigo que era, siguió su vida solo. Yo sentía un cierto despecho por cómo había hecho las cosas así que tampoco hice nada para aproximarse a él.

La vida acaba poniendo las cosas en su lugar así que lo que parecía muerto revivió. Se acabó el curso. En el grupo scout preparábamos el campamento de verano. Nos encargaron de organizar la fiesta del día de los padres y así tuvimos que hacer una tarea juntos y una cosa lleva a otro ya los pocos días éramos tan inseparables como lo habíamos sido antes. Volvíamos a reír por cualquier tontería y nos lo pasábamos muy bien juntos. Eso sí, sin mencionar para nada mi homosexualidad, como si no hubiéramos hablado nunca de ello.

Un abrazo.

3 comentaris:

Damian ha dit...

no se porque algunos se niegan su lado gay, cuando uno es chiquillo tiene miedo de serlo, yo lo tuve, creo q despues de todo es normal como que no aceptarlo al principio

Cosimo ha dit...

Tiempo al tiempo. Ya retomaran el hilo.
jejeje... que maravillosa arma es la complicidad de la amistad para volver a anudar aquello que se desata... y, el amor intenso, es el desatado. Naturalmente. Que enredo (jajaja...), ¿verdad?

Muchas gracias, Peace-for-ever.
Las realidades que plasma en su ficcion, son un dulce señuelo. Mas, por favor.

Besos.

Peace-for-ever ha dit...

Damian:
Creo que a la mayoría del colectivo LGBT le ha sido difícil aceptar su sexualidad, que muchos somos los que en algún momento lo hemos negado, puesto que en nuestra educación lo gay, lo homosexual, se nos presenta como algo malo y degenerado.
--

Cosimo,
Tens raó, quan l'amistat es prou profunda no hi ha qui pugui amb ella. Quan l'amor és prou fort no hi ha qui pugui amb ell.
--

Muchas gracias por pasaros y muy especialmente por el comentario.

Un abrazo.

--- Traducción del comentario anterior en catalán ---

Peace-for-ever dijo...

Cosimo:

Tienes razón, cuando la amistad es lo bastante profunda no hay quien pueda con ella. Cuando el amor es lo suficientemente fuerte no hay quien pueda con él.
--- ------------------------------------------------ ---

Publica un comentari a l'entrada