Avís | Aviso

=> Versió en català (la primera part de l'entrada)

=> Versión en castellano (a continuación del texto catalán)

dilluns, 19 de setembre de 2011

Com t'ho diria (i 10) --- Cómo te lo diría (y 10)

[Entrada 99]


Com t'ho diria (i 10)


—T'he de dir una cosa —em va dir.

Estàvem a casa meva. En Raül havia vingut a estudiar amb mi per preparar els exàmens del final del segon trimestre. Els meus pares havien marxat feia molt poc al cine i a prendre alguna cosa amb uns amics, no havien de tornar fins a l'hora de sopar. Com que ja feia dues hores que estudiàvem vam parar per fer una pausa. Eren prop de les cinc de la tarda.

—Digues, ja saps que em pots dir tot el que tu vulguis.

—És que potser t'enfadaràs amb mi —va fer mirant-me als ull com si em volgués veure'm els pensaments, amb una expressió a la cara entre seria i temorosa.

—Com vols que m'enfadi amb tu? —vaig afegir somrient.

—Em fa cosa... A mi em sembla que és molt gros... És que em sento... Com t'ho diria?... Brut... —I es va quedar en silenci com buscant les paraules.

—Una persona tant polida com tu com es pot sentir brut?

—Deixa'm parlar! —em vaig quedar callat i molt atent, llavors va seguir— Recordes que un dia et vaig preguntar si mai t'havies fet una palla pensant en mi?

—Ho recordo —vaig dir suaument.

—T'has imaginat mai que jo em pogués fer una palla pensant en tu?

—Que dius? —vaig fer tot sorprès— Si tu no ets gai.

—Es veritat jo no sóc gai, no m'atreuen els nois, però...

—Però què?

—...

—No pot ser, com pots... Com pots deixar-me així? Per què no acabes? —vaig dir molt fluixet, expectant, no donant crèdit a l'evidència.

—Què no ho has entès?

—Vols dir que te la peles pensant amb mi? Que jo t'excito sexualment? És això? —encara no sé com ho va sentir de tan fluix com ho vaig dir.

—Sí —va sentenciar amb fermesa, mirant-me als peus. El silenci va ser tens, però jo vaig pensar que era el meu moment.

—I tu no t'has adonat que estic boig per tu? Que estic enamorat de tu? Que t'adoro? Si sabessis la de palles que m'he fet pensant en tu... —mentre li anava dient tot això jo estava acollonit, com li podia estar dient-li aquelles coses? però no podia evitar-ho, em sortia de l'ànima, ell em mirava fixament i vaig anar acostant la meva cara a la seva intentant desxifrar la seva mirada... I va passar allò que era inevitable, els nostres llavis es van fondre en un petó apassionat i maldestre... No sé quan de temps vam passar intentant besar-nos correctament, la meva erecció era brutal i vaig decidir-me a anar més enllà.

—Puc? —vaig preguntar tot acostant la meva mà a la seva bragueta.

—És clar —va dir amb un gran somriure que vaig matar amb un nou petó mentre li acariciava el seu penis erecte, tant dur com el meu... De seguida vaig notar la seva mà sobre el meu. Li vaig començar a descordar els pantalons, ell es va treure la samarreta i va passar a ocupar-se de treure'm els pantalons... Vaig començar a masturbar-lo, i ell es va ocupar de fer-me el mateix. Amb una mà m'acariciava els ous i amb l'altre em masturbava... No havien passat gaires minuts que vaig sentir com pujava la meva llet calenta camí de l'exterior. Mentre notava com la polla d'en Raül, qui ja feia una mica que esbufegava, començava a vibrar i la seva llet calenta em mullava el pit. Van sortit litres i litres de llet tan de l'un com de l'altre. Ens vam acabar de despullar i ens vam estirar al llit, omplint-nos de petons.

La boca d'en Raül va recórrer tot el meu cos, primer pel coll, després el pit, seguint per la panxa, i es va anar acostant a poc a poc al meu entrecuix. La meva polla tornava a estar en tot el seu esplendor. Com és obvi, va acabar dins de la seva boca. El vaig deixar fer. El vaig acariciar apassionadament. Tenia i té un cos tan maco, tan fort i ben format... A més d'uns cabells llargs i rossos com la palla del blat, els ulls verds, quasi blaus que m'enlluernaven... I me la mamava tan dolçament que no vaig poder-me aguantar i aviat li vaig omplir la boca del meu suc blanc i calent... Va venir, amb la boca plena a fer-me un petó... Li vaig rellepar la boca amb fruïció, al mateix temps que notava la duresa del seu penis a la meva panxa així que el vaig fer posar estirat panxa enlaire el meu costat, vaig anar fent-li petons pel coll, el pit, la panxa, fins arribar a la part més baixa. Jo estava com assegut al seu costat, inclinat sobre d'ell. Primer li vaig llepar com si fos un gelat, després la vaig xuclar com si fos un xupa-xups, després me la vaig empassar tota fins que el meu nas va topar amb els seus ous. I vaig anar repetint una cosa i l'altre fins que va començar a esbufegar i la seva llet va omplir-me la boca... Quan va haver acabat vaig estirar-me sobre seu per petonejar-lo de nou.

Vam descansar una estona, acariciant-nos, besant-nos, i dient-nos com ens estimàvem, en mig d'aquella dolçor vam dormitejar una mica, però la trempera ens va despertar més o menys al mateix temps... Vaig tornar a iniciar el treball que havia fet abans. Quan ja tenia la meva boca plena amb el seu penis, ell es va girar fins que va tenir el meu penis a l'abast de la seva boca i aquí va començar un gloriós 69... L'única varietat que hi vam introduir va ser que ens vam començar a menjar els ous de tant en tant. La meva temperatura devia estar prop dels 100ºC almenys m'ho semblava... Mai m'havia posat tant calent, i l'escopinada que va deixar anar el meu cos no va tenir res que envejar a la primera escorreguda de la tarda. Així que vaig acabar vaig sentir els seus esbufecs i immediatament la meva boca va entomar la seva descàrrega... El plaer que jo sentia era inenarrable. Vam tornar a les carícies, els petons i les declaracions amoroses, semblava que ens havíem quedat secs, però no...

Encara hi vam tornar. Ens vam aixecar a orinar. Quant vam tornar a la cambra es va agenollar davant meu, va començar a llepar-me les cuixes, la meva polla va pujar una altra vegada, em va xuclar els ous i se la va posar a la boca, jo vaig començar a moure el meu pubis follant-li la boca, mentre jo amb les mans li acariciava i aguantava les orelles, ell mentre s'anava masturbant. Quant vaig notar que jo ja estava molt a punt el vaig fer aixecar per petonejar-lo... Després ens vam canviar els papers, jo de genolls i ell dret follant-se la meva boca... Una bona estona després em va fer aixecar. Vam intercanviar nous petons i ens vam estirar al llit per acabar en 69 lateral, l'un al costat de l'altre i de nou rius de llet ens van omplir les boques. En aquest cas ell va ser el primer i a mi em va costar una mica més...

Ens vam tornar a estirar al llit, més petons, més carícies, més abraçades, més paraules d'amor... I vaig sentir com una clau penetrava al pany de la porta de casa.

—Hosti! Els pares —vaig dir alarmat. Vam esclafir a riure mentre ens vestíem a tota velocitat, ell se'n va anar corrents al bany, això li donava temps per vestir-se i posar-se guapo amb calma. Jo vaig seure com si estigués estudiant mentre reia...

I ara... Ara he de córrer ja que la meva parella m'està cridant per anar a sopar, és el sopar de l'aniversari ja que avui fa vint anys, i ell, en Raül, ha volgut preparar el sopar, el sopar d'aniversari d'aquella tarda gloriosa. Vint anys junts. Vint anys d'amor, sexe i rialles.

Una abraçada.





Cómo te lo diría (y 10)


—Tengo algo que decirte —me dijo.

Estábamos en mi casa. Raúl había venido a estudiar conmigo para preparar los exámenes del final del segundo trimestre. Mis padres se habían ido hacía muy poco al cine y a tomar algo con unos amigos, no debían volver hasta la hora de cenar. Como ya hacía dos horas que estudiábamos paramos para hacer una pausa. Eran cerca de las cinco de la tarde.

—Dime, ya sabes que me puedes decir todo lo que tú quieras.

—Es que quizá te vas a enfadar conmigo —dijo mirándome a los ojos como si me quisiera leerme el pensamiento, con una expresión en la cara entre seria y temerosa.

—¿Cómo quieres que me enfade contigo? —añadí sonriendo.

—Me da cosa... A mí me parece que es muy gordo... Es que me siento... ¿Cómo te lo diría?... Sucio... —Y se quedó en silencio como buscando las palabras.

—Una persona tan pulida como tú ¿cómo se puede sentir sucio?

—¡Déjame hablar! —me quedé callado y muy atento, entonces siguió— ¿Recuerdas que un día te pregunté si alguna vez te habías hecho una paja pensando en mí?

—Lo recuerdo —dije suavemente.

—¿Te has imaginado nunca que yo me pudiera hacer una paja pensando en ti?

—¿Que dices? —dije completamente sorprendido— Si tú no eres gay.

—Es verdad yo no soy gay, no me atraen los chicos, pero...

—Pero ¿qué?

—...

—No puede ser ¿cómo puedes... ¿Cómo puedes dejarme así? ¿Por qué no acabas? —Dije muy flojito, expectante, no dando crédito a la evidencia.

—¿No lo has entendido?

—¿Quieres decir que te pajeas pensando en mí? ¿Que yo te excito sexualmente? ¿Es eso? —Aunque no sé cómo lo oyó de tan flojo que dije.

—Sí —sentenció con firmeza, mirándome a los pies. El silencio fue tenso, pero yo pensé que era mi momento.

—¿Y tú no te has dado cuenta que estoy loco por ti? ¿Que estoy enamorado de ti? ¿Que te adoro? Si supieras la de pajas que me he hecho pensando en ti... —mientras le iba diciendo todo eso, yo estaba acojonado ¿cómo le podía estar diciéndole esas cosas? pero no podía evitarlo, me salía del alma, él me miraba fijamente y fui acercando mi cara a la suya intentando descifrar su mirada... Y pasó lo que era inevitable, nuestros labios se fundieron en un beso apasionado y torpe... No sé cuanto tiempo pasamos intentando besarnos correctamente, mi erección era brutal y me decidí a ir más lejos.

—¿Puedo? —pregunté acercando mi mano a su bragueta.

—Claro —dijo con una gran sonrisa que maté con un nuevo beso mientras le acariciaba su pene erecto, tan duro como el mío... Enseguida noté su mano sobre mío. Le empecé a desabrochar los pantalones, él se sacó la camiseta y pasó a ocuparse de quitarme los pantalones... Empecé a masturbarle, y él se ocupó de hacerme lo mismo. Con una mano me acariciaba los huevos y con la otra me masturbaba... No habían pasado muchos minutos cuanto sentí como subía mi leche caliente camino del exterior. Mientras notaba como la polla de Raúl, quien hacía poco había empezado a jadear, empezaba a vibrar y su leche caliente me mojaba el pecho. Salieron litros y litros de leche tanto de uno como del otro. Nos acabamos de desnudar y nos tumbamos en la cama, llenándonos de besos.

La boca de Raúl recorrió todo mi cuerpo, primero por el cuello, luego el pecho, siguiendo por la barriga, y se fue acercando poco a poco a mi entrepierna. Mi polla volvía a estar en todo su esplendor. Como es obvio, terminó dentro de su boca. Le dejé hacer. Le acaricié apasionadamente. Tenía y tiene un cuerpo tan lindo, tan fuerte y bien formado... Además de un cabello largo rubio como la paja del trigo, los ojos verdes, casi azules que me cegaban... Y me la mamaba tan dulcemente que no pude aguantarme y pronto le llené la boca de mi jugo blanco y caliente... Vino, con la boca llena a darme un beso... Le relamí la boca con fruición, al tiempo que notaba la dureza de su pene en mi barriga así que le hice ponerse tumbado boca arriba mi lado, fui dándole besos por el cuello, el pecho, la barriga, hasta llegar a la parte más baja. Yo estaba como sentado a su lado, inclinado sobre él. Primero se la lamí como si fuera un helado, luego se la chupé como si fuera un chupa-chups, después me la tragué toda hasta que mi nariz fue a tocar sus huevos. Y fui repitiendo una cosa y la otra hasta que empezó a jadear y su leche me llenó la boca... Cuando hubo terminado me tumbé sobre él para besarlo de nuevo.

Descansamos un rato, acariciándonos, besándonos y diciéndonos cuanto nos amábamos, en medio de aquella dulzura dormitamos un poco, pero la erección nos despertó más o menos al mismo tiempo... Volví a iniciar el trabajo que había hecho antes. Cuando ya tenía mi boca llena con su pene, él se giró hasta que tuvo mi pene al alcance de su boca y ahí empezó un glorioso 69... La única variedad que introdujimos fue que nos empezamos a comer los huevos de vez en cuando. Mi temperatura debía estar cerca de los 100ºC al menos me lo parecía... Nunca me había puesto tan caliente, y el escupitajo que soltó mi cuerpo no tuvo nada que envidiar mi primera corrida de la tarde. En cuanto acabé oí sus jadeos e inmediatamente mi boca acogió su descarga... El placer que yo sentía era inenarrable. Volvimos a las caricias, los besos, y la declaraciones amorosas, parecía que nos habíamos quedado secos, pero no...

Aún repetimos. Nos levantamos a orinar. Cuando regresamos a mi habitación se arrodilló ante mí, empezó a lamerme los muslos, mi polla subió otra vez, me chupó los huevos y se la puso en la boca, yo empecé a mover mi pubis follándole la boca, mientras yo con las manos le acariciaba y aguantaba las orejas, él mientras se iba masturbando. En cuanto noté que yo ya estaba muy a punto le hice levantar para besarlo... Luego nos cambiamos los papeles, yo de rodillas y él derecho follándose mi boca... Un buen rato después me hizo levantar. Intercambiamos nuevos besos y nos tumbamos en la cama para acabar en 69 lateral, uno al lado del otro y de nuevo ríos de leche nos llenaron las bocas. En ese caso él fue el primero y a mí me costó un poco más...

Nos volvimos a tumbar en la cama, más besos, más caricias, más abrazos, más palabras de amor... Y oí como una llave penetraba en la cerradura de la puerta de mi casa.

—¡Hosti! Mis padres —dije alarmado. Nos partimos de risa mientras nos vestíamos a toda velocidad, él se fue corriendo al baño, esto le daba tiempo para vestirse y ponerse guapo con calma. Yo me senté como si estuviera estudiando mientras reía....

Y ahora... Ahora tengo que correr ya que mi pareja me está llamando para ir a cenar, es la cena del aniversario ya que hoy hace veinte años, y él, Raúl, ha querido preparar la cena, la cena de aniversario de aquella tarde gloriosa. Veinte años juntos. Veinte años de amor, sexo y risas.

Un abrazo.

9 comentaris:

Anònim ha dit...

Fa poc que he descobert aquest blog, però ja he seguit 3 històries i m'han encantat totes!
Espero amb ansies un nou fragment de forever young!

Cosimo ha dit...

Jajaja...
Y, colorin coloradooo...

Que barbaridad; que impetu. Claro que ya sabemos lo que ocurre con cualquier contencion:
que luego, se desborda.

Pues, si; habia happy end.
No solo va a ser patrimonio de Disney.
Ahora, podria caer en el topico de preguntar cuanta autobiografia hay en el relato pero, se que la respuesta tambien seria tipica asi que, solo preguntare -movido por el interes personal y apoyado por el comentario anterior- ¿Cuando sabremos mas acerca de ese triangulo de intercambios de "Forever Young"?

Petons, company. I moltes gracies.

Damian ha dit...

ya se venia venir q terminar juntitos estos dos, es cuestión tiempo :O

Francesc ha dit...

He gaudit molt la teva narració i m’ha fet recordar vells moments de la meva adolescència, tot i que en aquella època qualsevol narració veladament gai havia d’acabar en tragèdia. Eren altres temps on imperava la por, et parlo començament dels 70, en aquest país existia una llei de “perillositat social” en que per el sol fet de ser gai et podien posar a la presó o internar-te en camps de reeducació.
El millor homenatge a la teva narració estiuenca es fer-se una bona palla, d’aquelles lentes i gustoses, a la teva salut i a la de la teva parella.

Roberto T ha dit...

Qué bonito, qué bonito, qué bonito. Qué final tan apoteósico, y cuánta energía acumulada que explotó de repente, jajaja. Qué pena que a esa edad yo nunca me atreví a decirle eso a nadie, y así me fue... jajaja. Es una historia de amor preciosa, y nos da la lección de que las cosas buenas de verdad se hacen esperar. Felicidades, y gracias por esta preciosa historia. Un forta abraçada.

Peace-for-ever ha dit...

Anònim, m'alegra que t'agradin les meves històries. Com pots veure he complert el que vaig dir i un cop he acabat amb Com t'ho diria? he publicat el següent episodi de Forever young. D'aquesta història, que el Tricicle està promocionant amb el seu espectacle, encara hi ha història per dies. Espero que et segueixi agradant.
--

Cosimo, en aquestes edats en que les hormones encara estan en seu apogeu hom té forces per això i potser que fins i tot per a més... ;)

Com que la realitat dels LGBT ja és prou dura en si mateixa, m'agrada que les meves històries donin esperances amb un final esplendorós, per què no? De tant en tant també n'hi ha.

No sabria dir-te quina part de la història està basada en fets reals ni quina és fantasia... Encara en costaria més dir-te quina és autobiogràfica.

Pel que fa a Forever young crec que ja he respost amb fets, no?
--

Damian: Sin duda. Ya son suficientemente difíciles las cosas para los LGBT como para que encima todo acabe mal.
--

Francesc, m'alegra molt que t'ho hagis passat bé llegint-la. Crec que compartim aquestes experiències de la dictadura sanguinària del vell general...

Qui no s'ha enamorat d'un amic aparentment hetero? Per què sempre ha de sortir malament? Crec que també pot sortir bé, a última hora ser homosexual és un fet tan natural com tenir els cabells rossos. Som molts els que no els hi tenim, però això no vol dir que sigui dolent, tot i que no protegeixin tant de la radiació solar.

Espero que hagis gaudit la palla, company.
--

Roberto T, m'alegra que t'hagi agradat. Som molts els que en aquelles edats no teníem les idees prou clares com per actuar com ho fa el protagonista...

Jo crec que la primera lliçó és que l'única forma d'aconseguir les coses és lluitant per elles, molt poques vegades venen soles... Són molt pocs als que els toca la rifa, però perquè et toqui cal jugar-hi.
--

Muchas gracias por pasaros y muy especialmente por comentar.

Un abrazo.

Peace-for-ever ha dit...

--- Traducción de los comentarios anteriores en catalán ---

Anònim dijo...

Hace poco que he descubierto este blog, pero ya he seguido 3 historias y me han encantado todas!
Espero con ansias un nuevo fragmento de forever young!
19 de septiembre de 2011 18:11

Francesc dijo...

He disfrutado mucho tu narración y me ha hecho recordar viejos momentos de mi adolescencia, aunque en aquella época cualquier narración veladamente gay tenía que acabar en tragedia. Eran otros tiempos donde imperaba el miedo, te hablo principios de los 70, en este país existía una ley de "peligrosidad social" en que por el solo hecho de ser gay te podían poner en la cárcel o internarte en campos de reeducación.
El mejor homenaje a tu narración veraniega es hacerse una buena paja, de aquellas lentas y sabrosas, a tu salud ya la de tu pareja.
21 de septiembre de 2011 10:01


Peace-for-ever dijo...

Anònim, me alegra que te gusten mis historias. Como puedes ver he cumplido lo que dije y una vez he acabado con ¿Cómo te lo diría? he publicado el siguiente episodio de Forever young. De esta historia, que el Tricicle está promocionando con su espectáculo, aún hay historia para rato. Espero que te siga gustando.
--

Cosimo, en esas edades en que las hormonas todavía están en su apogeo se tiene fuerzas para eso y puede que incluso para más... ;)

Como la realidad de los LGBT ya es bastante dura en sí misma, me gusta que mis historias den esperanzas con un final esplendoroso, ¿por qué no? De vez en cuando también los hay.

No sabría decirte qué parte de la historia está basada en hechos reales ni cuál es fantasía... Aún en costaría más decirte cuál es autobiográfica.

En cuanto a Forever young creo que ya he respondido con hechos, ¿no?
--

Francesc, me alegra mucho que te lo hayas pasado bien leyéndola. Creo que compartimos esas experiencias de la dictadura sanguinaria del viejo general...

¿Quién no se ha enamorado de un amigo aparentemente hetero? ¿Por qué siempre tiene que salir mal? Creo que también puede salir bien, a última hora ser homosexual es algo tan natural como tener el pelo rubio. Somos muchos los que no lo tenemos así, pero eso no quiere decir que sea malo, aunque no protejan tanto de la radiación solar.

Espero que hayas disfrutado la paja, compañero.
--

Roberto T, me alegra que te haya gustado. Somos muchos los que en aquellas edades no teníamos las ideas lo bastante claras como para actuar como lo hace el protagonista...

Yo creo que la primera lección es que la única forma de conseguir las cosas es luchando por ellas, muy pocas veces vienen solas... Son muy pocos a los que les toca la lotería, pero para que te toque hay que jugar.
--- --------------------------------------------- ---

gerardbcn ha dit...

Com deia al teu anterior post,ara si que dic el comentari que vaig fer el 28.02.10 al darrer post d´aquesta bonica història.
"Sempre vaig tenir el pressentiment que aquesta història acabaria així.
Els meus comentaris anteriors son la prova.
I m´agrada molt.
A mi em sembla una història real perque hi han històries molt més "irreals" que aquesta i son ben reals.
I ja está tot dit."

Això vaig opinar aleshores i no he canviat de parer.
Aclareixo que no és qüestió de memòria, és questiò d´arxiu!
Ja m´agradaria tenir una memòria enciclopèdica.
Una forta abraçada...

Peace-for-ever ha dit...

gerardbcn, també es pot veure un arxiu com a una forma de preservar la memòria quan les neurones no donen per a més.

Tens raó en què moltes vegades la realitat supera la ficció, jo mateix en sóc un exemple vivent. De fet, tot i que la meva història és inventada té tant elements extrets de la meva vida, de la meva experiència, com elements que hi han aportat gent propera a mi.

M'alegra que t'hagi agradat i t'agraeixo molt la teva constància en visitar el meu blog, i molt especialment tots els comentaris que hi aboques. I perquè negar-ho no sé com dir-te el que em meravella que a sobre mantinguis un arxiu amb aquests comentaris.

Una abraçada ben estreta.


--- Traducción de los últimos comentarios en catalán ---

gerardbcn dijo...

Como decía en tu anterior post, ahora si que digo el comentario que puse el 28/02/10 en el último post de esta bonita historia.
"Siempre tuve el presentimiento de que esta historia acabaría así.
Mis comentarios anteriores son la prueba.
Y me gusta mucho.
A mí me parece una historia real porque hay historias mucho más "irreales" que esta y son bien reales.
Y ya está todo dicho."

Esto opiné entonces y no he cambiado de parecer.
Aclaro que no es cuestión de memoria, ¡es cuestión de archivo!
Ya me gustaría tener una memoria enciclopédica.
Un fuerte abrazo...
22 de septiembre de 2011 15:53


Peace-for-ever dijo...

gerardbcn: También se puede ver un archivo como más una forma de preservar la memoria cuando las neuronas no dan para más.

Tienes razón en que muchas veces la realidad supera la ficción, yo mismo soy un ejemplo viviente de ello. De hecho, aunque mi historia es inventada tiene tanto elementos extraídos de mi vida, de mi experiencia, como elementos que han aportado gente cercana a mí.

Me alegra que te haya gustado y te agradezco mucho tu constancia en visitar mi blog, y muy especialmente todos los comentarios que viertes en ellas. Y para que negarlo no sé cómo decirte lo que me maravilla que encima mantengas un archivo con esos comentarios.

Un abrazo muy estrecho.
--- ---------------------------------------------------- ---

Publica un comentari a l'entrada