Avís | Aviso

=> Versió en català (la primera part de l'entrada)

=> Versión en castellano (a continuación del texto catalán)

dijous, 28 d’abril de 2011

Forever young (7)

[Entrada 62]


Forever young (7)


El malson el va fer despertar de cop, tot suat. L'habitació era fosca, va pensar que encara era negra nit. Va témer que si es tornava adormir reprendria aquell malson i va decidir que era millor esperar una mica despert. Havia somiat que perdien el partit de semifinals que havien de jugar aquella mateixa tarda per golejada, que no n'encertava ni una i que s'havia fet dos gols a la pròpia porteria tot intentant ajudar a en Ramon, però la seva intervenció com a defensa havia estat contraproduent fent inútil la del porter.

Li va semblar sentir la respiració compassada d'algú que dormia... Algú que dormia prop seu... Llavors va veure que al seu llit hi havia algú dormint d'esquena a ell. Va pensar que seguia somiant ja que ni el poc que podia veure de l'estança ni el llit eren ni la seva cambra ni el seu llit. A més, que hi feia ell dormint amb una samarreta i amb els calçotets posats? Va pensar que quan es despertés tot tornaria a la normalitat. Va canviar de posició i va seguir dormint.

Es va despertar de nou, perquè li estaven fent un petó a la boca, ja era de dia. La mà del qui el petonejava li va acariciar l'erecció matinal, li va posar la mà dins dels calçotets i agafant-li el penis li va masturbar suaument... Amb les dues mans va retirar aquell desconegut empenyent-lo amb fúria per les espatlles. Aquell home va treure la mà de dins dels calçotets i se'l va mirar estranyat.

— Què et passa? —Va dir aquell home.

— Què vol que em passi? Què hi fa al meu llit? Per què abusa de mi?

— Vinga Marc, deixa't de bromes.

— Com que Marc! Josep, em dic JOSEP. Ho entén? —Mentre deia això en Josep observava aquella habitació, aquella no era la seva cambra, era un dormitori de matrimoni molt clàssic amb una decoració era una mica kitsch que a en Josep li va semblar directament hortera.

— Em sembla que es millor que et tornis a adormir, aquest despertar no m'ha agradat gens... Mira que dir que et dius Josep. Si és un nom que no t'ha agradat mai... —Aquell home feia cara de sorprès i parlava amb cert to irònic, burleta. En aquell moment en Josep va voler-se posar bé la polla ja que li feia certa nosa, es va posar la mà dins dels calçotets se la agafà i...

— Collons! Què és això tan petit? —Se la mirà, aquella no era la seva, si era com la meitat de la seva! — Què és això un altre malson?

Es va destapar del tot, aquelles cames aquell cos, allò no era el seu cos. Es va fer un pessic a la cuixa amb força i li va fer molt de mal. Prescindint d'aquell home que se'l mirava encuriosit i amb cert aire d'estar-s'ho passant bé, es va llevar i se'n va anar d'una revolada al davant de l'armari de la roba que tenia un gran mirall a la porta. La imatge reflectida era d'un noi jove, molt més gran que ell, devia tenir uns 30 anys com a mínim, i li va semblar baixet, no gaire musculat, i amb una mica de panxeta.

— Merda, merda, merda! Això és una puta merda! Ha de ser un malson! —encara li feia mal el pessic que s'havia fet. Es va girar cap a aquell home que seguia assegut al llit mirant-se'l.— Aquest no sóc jo... No sé on sóc, ni qui sou, —va dir amb la veu trencada, començant a sanglotar— ni que hi faig aquí.

Es va deixar caure al llit bocaterrosa i va començar a plorar desconsoladament. Va sentir com aquell l'abraçava per darrera i li feia un petó al clatell. En Josep va fer un gest com per treure-se'l de sobre i l'home el va deixar estar. En Josep va seguir plorant i es va tapar el cap amb el coixí per aïllar-se d'aquell món...

— Marc! T'hauries de llevar que farem tard. —Havia passat una bona estona, en Josep ja no plorava, però no s'atrevia a tornar en aquella realitat. Es va donar la volta i va treure el cap de sota el coixí.

— Li he dit que no em dic Marc. El meu nom és Josep, tinc 15 anys, he d'anar a l'Institut a les 9 h i aquesta tarda he de jugar a la semifinal del torneig escolar de Nadal... —Va tornar a arrencar a plorar.

Aquell home havia canviat de cara, ara semblava que s'havia començat a preocupar.

— Noi no entenc que et passa. Una persona tan racional com tu que mai s'havia comportat així... Les teves bromes a vegades són pesades, i et fas pesat amb la teva imaginació esbojarrada, però fill meu aquest cop t'estàs passant molt.

— M'agradaria que fos una broma cruel, perquè tot plegat és molt cruel, però no faig broma estic parlant molt seriosament. —En Josep encara somicava al mateix temps que deia això.

— I què vols que hi faci?

— Que em dugueu a casa meva.

— Això es casa teva.

— Es el primer cop a la meva vida que sóc aquí —Josep en aquest moment encara ignorava que això era fals, però no avancem els esdeveniments. Va afegir l'adreça de la casa on vivia el seu cos que ja en aquell moment allotjava a en Toni.

— D'aquí allà hi ha més de dues hores de viatge en cotxe. Deixa't de jugar i vesteix-te que ens esperen i farem tard.

— No estic jugant.

— A veure maco. Això de la transmigració no existeix, no n'hi ha proves científiques i menys que passi en vida. La teoria diu que un després de morir un va a allotjar-se a un altre cos, no en vida... Massa ciència-ficció...

— Me la bufa, el que dic es veritat.

— Mira maco, si fem tard a la reunió podem perdre més d'un milió d'euros per al departament...

— Un milió d'euros? Això sona fort. I quin paper hi jugo jo en aquest negoci?

— No juguis amb mi. Vols que perdem la feina de recerca de dos anys?

— Així que vostè i aquest —es va assenyalar a si mateix , bé al cos d'en Marc— a més de viure junts fan recerca?

— Cony! M'estàs acabant la paciència. Vols fer el favor de llevar-te que ja anem tard?

— No es pot imaginar el que m'agradaria saber que he de fer però vaig més perdut que un impermeable en un congrés de paraigües. —Ara era en Josep qui semblava haver-se pres la cosa amb ironia.

— Fes el que creguis convenient, amb tu o sol, me'n vaig d'aquí a 30 minuts.

En Pau era la parella d'en Marc des de feia tres anys. Ell era professor a la universitat i en Marc va ser un d'aquells alumnes excepcionals que molt rarament es queden sense la matrícula de l'assignatura que cursen. Van entrar en contacte quan al segon any de carrera el va tenir a classe. A les sessions de laboratori, on hi ha més proximitat, a en Pau li va semblar que l'interès d'en Marc anava més enllà de purament acadèmic. Gat vell en l'ofici, va evitar cap relació que s'apartés de la purament professional com a docent.

L'any següent va aparèixer en Marc com becari al departament assignat a un projecte que dirigia ell. Va començar a resultar-li atractiu com a persona, era un noi seriós en la feina, amb una intel•ligència destacable, treballador, organitzat, sistemàtic... I tot i que no tenia un cos extraordinari, era primet i elàstic, d'ulls espavilats, i amb una cara bonica. Li semblava atractiu. La seva professionalitat va estar per sobre de les seves apetències sexuals i es va saber mantenir a distància.

A en Marc li va costar que en Pau acceptés dirigir-li el PFC (projecte final de carrera), però a base d'insistir i daurar la píndola se'n va sortir. Evident més va aconseguir la matrícula d'honor i va convidar a en Pau a la festa de celebració on hi havia mig departament i tota la colla de companys d'en Marc. En Pau va tornar a descobrir l'atractiu d'en Marc que feia broma amb tothom amb un gran sentit de l'humor i amb una simpatia excepcional. Havien begut molt i la distància que imposava la seva professionalitat docent ja no tenia sentit, aquell noi ja havia acabat els estudis.

Una abraçada.





Forever young (7)


La pesadilla le hizo despertarse de golpe, empapado en sudor. La habitación estaba oscura, pensó que aún era noche cerrada. Temió que si se volvía a dormir retomaría aquella pesadilla y decidió que era mejor esperar un poco despierto. Había soñado que perdían el partido de semifinales que debían jugar esa misma tarde por goleada, que él no daba ni una y que se había hecho dos goles en la propia portería al intentar ayudar a Ramón, pero su intervención como defensa había sido contraproducente haciendo inútil la del portero.

Le pareció oír la respiración acompasada de alguien que dormía... Alguien que dormía cerca de él... Entonces vio que en su cama había alguien durmiendo de espaldas a él. Pensó que seguía soñando ya que ni lo poco que podía ver de la habitación ni la cama eran ni su cuarto ni su cama. Además, ¿que hacía él durmiendo con una camiseta y con los calzoncillos puestos? Pensó que cuando se despertara todo volvería a la normalidad. Cambió de posición y siguió durmiendo.

Se despertó de nuevo, porque le estaban dando un beso en la boca, ya era de día. La mano de quien lo besaba le acarició la erección matinal, le puso la mano dentro de los calzoncillos y tomando el pene le masturbó suavemente... Con las dos manos retiró aquel desconocido empujándolo con furia por los hombros. Aquel hombre sacó la mano de dentro de los calzoncillos y se lo miró extrañado.

— ¿Qué te pasa? —Dijo aquel hombre.

— ¿Qué quiere que me pase? ¿Qué hace en mi cama? ¿Por qué abusa de mí?

— Venga Marc, déjate de bromas.

— ¡Cómo que Marc! Josep, me llamo JOSEP ¿Lo entiende? —Mientras decía eso Josep observaba aquella habitación, aquel no era su cuarto, era un dormitorio de matrimonio muy clásico con una decoración era un poco kitsch que a Josep le pareció directamente hortera.

— Me parece que es mejor que te vuelvas a dormir, este despertar no me ha gustado en absoluto... Mira que decir que te llamas Josep. Si es un nombre que no te ha gustado nunca... —Aquel hombre tenía cara de sorprendido y hablaba con cierto tono irónico, burlón. En ese momento Josep quiso ponerse bien la polla ya que le molestaba, se puso la mano en los calzoncillos se la cogió y...

— ¡Joder! ¿Qué es eso tan pequeño? —Se la miró, aquella no era la suya ¡si era como la mitad de la suya! — ¿Qué es esto otra pesadilla?

Se destapó del todo, aquellas piernas aquel cuerpo, aquello no era su cuerpo. Se dio un pellizco en el muslo con fuerza y le dolió mucho. Prescindiendo de aquel hombre que lo miraba curioso y con cierto aire de estarlo pasando bien, se levantó y se puso de un salto frente al armario ropero que tenía un gran espejo en la puerta. La imagen reflejada era de un chico joven, mucho mayor que él, debía tener unos 30 años como mínimo, y le pareció bajito, no muy musculado, y con un poco de barriguita.

— ¡Mierda, mierda, mierda! ¡Esto es una puta mierda! ¡Debe ser una pesadilla! —Aunque le dolía el pellizco que se había dado. Se giró hacia aquel hombre que seguía sentado en la cama mirándole.— Ese no soy yo... No sé dónde estoy, ni quién es usted, —dijo con la voz rota, empezando a sollozar— ni que hago aquí.

Se dejó caer en la cama boca abajo y empezó a llorar desconsoladamente. Sintió como aquel le abrazaba por detrás y le daba un beso en la nuca. Josep hizo un gesto como para quitárselo de encima y el hombre lo dejó estar. Josep siguió llorando y se tapó la cabeza con la almohada para aislarse de aquel mundo...

— ¡Marc! Deberías levantarte que llegaremos tarde. —Había pasado un buen rato, Josep ya no lloraba, pero no se atrevía a volver en aquella realidad. Se dio la vuelta y sacó la cabeza de debajo de la almohada.

— Le he dicho que no me llamo Marc. Mi nombre es Josep, tengo 15 años, tengo que ir al Instituto a las 9 h. y esta tarde tengo que jugar en la semifinal del torneo escolar de Navidad... —Volvió a echarse a llorar.

Aquel hombre había cambiado de cara, ahora parecía que había empezado a preocuparse.

— Chico no entiendo que te pasa. Una persona tan racional como tú que nunca se había comportado así... Tus bromas a veces son pesadas, y te haces pesado con tu imaginación desbordada, pero hijo mío esta vez te estás pasando mucho.

— Me gustaría que fuera una broma cruel, porque todo esto es muy cruel, pero no hago broma estoy hablando muy en serio. —Josep todavía sollozaba al tiempo que decía eso.

— ¿Y qué quieres que haga?

— Que me lleve a casa mi.

— Esto se tu casa.

— Es la primera vez en mi vida que estoy aquí —Josep en ese momento aún ignoraba que eso era falso, pero no avancemos los acontecimientos. Añadió la dirección de la casa donde vivía su cuerpo que ya en ese momento alojaba a Toni.

— De aquí allá hay más de dos horas de viaje en coche. Déjate de jugar y vístete que nos esperan y llegaremos tarde.

— No estoy jugando.

— A ver majo. Lo de la transmigración no existe, no hay pruebas científicas y menos que pase en vida. La teoría dice que un después de morir uno va a alojarse a otro cuerpo, no en vida... Demasiada ciencia ficción...

— Me la trae floja, lo que digo es verdad.

— Mira guapo, si llegamos tarde a la reunión podemos perder más de un millón de euros para el departamento...

— ¿Un millón de euros? Eso suena fuerte ¿Y qué papel juego yo en este negocio?

— No juegues conmigo ¿Quieres que perdamos el trabajo de investigación de dos años?

— ¿Así que usted y este —se señaló a si mismo, bueno al cuerpo de Marc—además de vivir juntos hacen investigación?

— ¡Coño! Me estás acabando la paciencia. ¿Quieres hacer el favor de levantarte que ya vamos tarde?

— No se puede imaginar lo que me gustaría saber que tengo que hacer pero voy más perdido que un impermeable en un congreso de paraguas. —Ahora era Josep quien parecía haberse tomado la cosa con ironía.

— Haz lo que creas conveniente, contigo o solo, me voy dentro de 30 minutos.

Pau era la pareja de Marc desde hacía tres años. Él era profesor en la universidad y Marc fue uno de esos alumnos excepcionales que muy raramente se quedan sin la matrícula de la asignatura que cursan. Entraron en contacto cuando el segundo año de carrera lo tuvo a clase. En las sesiones de laboratorio, donde hay más proximidad, a Pau le pareció que el interés de Marc iba más allá de puramente académico. Gato viejo en el oficio, evitó tener una relación que se apartara de la puramente profesional como docente.

Al año siguiente apareció Marc como becario en el departamento asignado a un proyecto que dirigía él. Comenzó a resultarle atractivo como persona, era un chico serio en el trabajo, con una inteligencia destacable, trabajador, organizado, sistemático... Y aunque no tenía un cuerpo extraordinario, era delgadito y elástico, de ojos avispados, y con una cara bonita. Le parecía atractivo. Su profesionalidad estuvo por encima de sus apetencias sexuales y se supo mantener a distancia.

A Marc le costó que Pau aceptase dirigirle el PFC (proyecto final de carrera), pero a base de insistir y dorar la píldora se salió con la suya. Evidente además logró la matrícula de honor e invitó a Pau a la fiesta de celebración donde había medio departamento y toda la pandilla de compañeros de Marc. Pau volvió a descubrir el atractivo de Marc bromeaba con todo el mundo con un gran sentido del humor y con una simpatía excepcional. Habían bebido mucho y la distancia que imponía su profesionalidad docente ya no tenía sentido, aquel muchacho ya había terminado sus estudios.

Un abrazo.

9 comentaris:

Insolente ha dit...

Una libreta. Necesito una libreta para anotar cambios, entradas, salidas,...

Entre Tato y tu, ¿habeis tramado un plan para enloquecernos a todos, o que?
Jajajaja,...
Pobre Josep/Toni; como siga asi acabara en el cuerpo de Lady Gaga. Jajajaja,... ¡O de Burt Lancaster rodando "Trapecio"! Jojojojojojo...

Petonets!

Didii Freiitas ha dit...

El otro lado de la historia! Mientras Tony se la pasaba bomba con el cuerpo de jovencito Marc chillaba porque había perdido su juventud. Esta historia pinta para bien

saludos y besos Josep!

Thiago ha dit...

jaj la verdad es que faltaba la otra parte, claro. No podía quedarse un cuepro vacío y un alma perdida por ahí, claro que ese chico ha salido perdiendo en edad y en .. tamaño, jaaj

Bezos.

Sé que estas un poco ausente, cari... Espero que estes bien.

Thiago ha dit...

Peace no sigas leyendo post míos atrasados que te va a dar un jamacuco, hombre, jaja Te dispenso del trabajo,cari. Tampoco te has perdido nada, jajaa


Bezos.

gerardbcn ha dit...

Tinc una empanada mental.
I en Ramón,ja és història?
Em queia bé, és possible que massa càndid però és que jo em poso quasi sempre de part dels més innocents.
Una abraçada...

Damian ha dit...

de 15 a pasar tener el doble, terrible que trauma espero que cambie de cuerpo pronto y no se quede asi. Eso seria fatal para él.
me entretuvo, y lo seguí hasta el final

Kotei ha dit...

joe, que mal rollo para el pobre chaval, no? se pone curiosa la historia, a ver como acaba todo esto.

Un beso

Peace-for-ever ha dit...

Insolente: Jajajajajaja... Mi objetivo está lejos de generar desconcierto o enredos en la cabeza del lector, espero que poco a poco vayas situándote i no te pierdas entre tanta transmutación.
---

Didii Freiitas: No te sabría decir muy bien porqué chillaba Josep/Marc (Josep en el cuerpo de Marc)... Pero puede que no sea por eso.
---

Thiago: Y aun que un cuerpo y un alma por ahí perdidos... ¿Así que crees que Josep en el cuerpo de Marc no ha ganado nada?

No te preocupes, soy así, leo lo atrasado porque no me gusta perderme nada y aun me queda mucho por leer.
---

Muchas gracias a todos por pasaros y muy especialmente por comentar.

Un abrazo.

Peace-for-ever ha dit...

gerardbcn, no sé si t'has adonat que la història ha canviat d'escenari, hem tornat a finals de desembre i som a casa d'en Marc i en Pau, uns professors d'una universitat de comarques que formen una feliç parella homosexual, però un matí en llevar-se, el més jove, en Marc, ha semblat perdre el senderi. Afirma dir-se Josep i tenir 15 anys... Aquesta ciutat és a unes dues hores de viatge de viatge de la ciutat on viuen en Josep i en Ramon, però en aquella casa on viuen en Marc i en Pau hi havia viscut abans l'àvia d'en Josep...

Ho entens ara?
---

Damian: No puedo decirte como sigue, pero me parece que hay lío para rato.

Me alegra que te entretuviera.
---

Kotei: Imagino que teien que ser muy duro algo así... Espero que te guste la continuación.
---

Muchas gracias por pasaros y muy especialmente por comentar.

Un abrazo.



--- Traducción de los comentarios anteriores en catalán ---

gerardbcn dijo...
Tengo una empanada mental.
¿Y Ramón, ya es historia?
Me caía bien, es posible que demasiado cándido pero es que yo me pongo casi siempre de parte de los más inocentes.
Un abrazo...
1 de mayo de 2011 23:37


Peace-for-ever dijo...

gerardbcn: No sé si te has dado cuenta de que la historia ha cambiado de escenario, hemos vuelto a finales de diciembre y estamos en casa de Marc y Pau, unos profesores de una universidad de comarcas que forman una feliz pareja homosexual, pero una mañana al levantarse, el más joven, Marc, ha parecido perder el tino. Afirma llamarse José y tener 15 años... Esta ciudad está a unas dos horas de viaje de viaje de la ciudad donde viven Josep y Ramon, pero en aquella casa donde viven Marc y Pau había vivido antes la abuela de Josep...

¿Lo entiendes ahora?
--- --------------------------------------------- ---

Publica un comentari a l'entrada