Avís | Aviso

=> Versió en català (la primera part de l'entrada)

=> Versión en castellano (a continuación del texto catalán)

dijous, 3 de novembre de 2011

Forever Young (22)

[Entrada 113]

Forever Young (22)

Resum del publicat anteriorment: La nit del 21 al 22 de desembre de 2010, tres persones LGBT; Toni de 63 anys, Marc de 31, i Josep de 15; es desperten en el cos d'una altra persona; en Toni al cos d'en Josep (Josep/Toni), en Josep al d'en Marc (Marc/Josep) i en Marc al d'en Toni (Toni/Marc), formant una espècie de triangle. Cada un d'ells reacciona d'una manera diferent. En Toni es disposa a gaudir d'una segona adolescència. En Josep, molt purista, no sap adaptar-se a la seva nova realitat i acaba ingressat al departament de psiquiatria d'un hospital comarcal. I en Marc, molt enamorat de la seva parella, Pau, decideix adoptar la vida de Toni per intentar recuperar el seu cos i la seva parella. Per sort ha trobat un diari que el permet fer d'ell amb seguretat davant del seu fill, Quet, i del seu xicot, Lluís. Aprofitant que en Lluís ha entrat a treballar amb ells, amb en Toni i el seu fill, en Toni/Marc s'agafa unes vacances i va a veure que se n'ha fet de seu cos. Aviat sap que en Josep està ocupant el seu cos i el que en Pau està patint. Va a veure a en Pau, aconsegueix convèncer-lo que ell és en Marc dins d'un altre cos i li demana que l'ajudi a recuperar el seu cos ocupat ara per en Josep. Junts, en Pau i en Toni/Marc, decideixen demanar a en Marc/Josep que els ajudi en el seu intent de revertir aquestes transmigracions. Aconsegueixen convèncer al psiquiatre que els deixi parlar-hi. En Toni/Marc du una carta on explica a en Marc/Josep que sap la veritat de la seva transmigració i li demana la seva ajuda per intentar revertir-la, el noi ho accepta i manifesta el seu interès per sortir de l'hospital. En sortir el doctor els diu que vol de veure la carta que ha llegit en Marc/Josep i en Toni/Marc li dóna a llegir amb el consentiment d'en Marc/Josep. En realitat la carta que li dóna a llegir al doctor és un carta diferent i inofensiva. El Dr. Trepat vol tenir un parell de dies a en Josep en observació, però ja en règim de visites. A la primera visita comencen a forjar un pla de treball per esbrinar qui ocupa el cos d'en Josep, a més en Josep revela que està enamorat d'en Ramon tot i que no s'acaba de definir com a homosexual. En Marc/Josep s'enrotlla en el mateix hospital amb en Víctor, un auxiliar de clínica que està espectacular. El Dr. Trepat els fa saber que en Marc/Josep s'ha de quedar un mesos en regim d'hospital de dia, per tant, han de posposar la visita a l'ocupant dels cos d'en Josep...

Va passar l’hivern i va arribar la primavera, un cop al mes en Pau tenia una entrevista amb el Dr. Trepat. El doctor li demanava paciència, que encara no havia acabat l’estudi del seu pacient, fins que a finals de maig li va anunciar que aviat el deixaria lliure.

—Aquest home és sorprenentment immadur per la edat que té —li va dir en certa ocasió el Dr.

—Li agrada fer la criatura —va respondre en Pau per intentar justificar-lo, al cap i la fi es tracta d’un noi de 15 anys, va pensar.

Aquell vespre, en la seva trucada diària a en Toni/Marc en Pau li va comunicar la nova: aviat podrien anar a veure a qui fos que ocupava el cos d'en Josep. Des de que en Marc/Josep havia passat al règim d'hospital de dia, quan en Toni/Marc era a Barcelona, es trucaven a diari. Aquell dia van celebrar-ho i van començar a fer de nou plans per a la seva visita a en Josep/Toni. Ambdós encara ho ignoraven era en Toni qui ocupava el cos d'en Josep.

El primer divendres de juny en Marc/Josep va quedar completament alliberat de la seva "teràpia", és a dir, el Dr. Trepat va donar per acabat l’estudi del cas. En Marc/Josep, que ja li havia anunciat a en Víctor que aviat deixaria d’anar a diari a l’hospital, aquell divendres es va acomiadar d’en Víctor.

—A partir d’ara ens serà més complicat que ens veiem —va comentar en Marc/Josep després d’haver gaudit d'una nova sessió de sexe amb en Víctor.

El noi se li va acostar, li va donar un paper amb un número de mòbil i li va dir en veu baixa:

—Truca'm! —tenia els ulls plens de llàgrimes.

—Ho faré, segur. M’ho he passat molt bé amb tu i t’aprecio molt.

—Jo també m’ho he passat molt bé i em sembla que m’he enamorat —es va produir un llarg silenci, en Marc/Josep mirava en silenci la cara d'en Víctor rumiant una resposta que no li fes gaire mal mentre l'altre esperava impacient una resposta.

—Em sap greu, no em puc comprometre, ja saps que tinc parella, que estic casat —va fer una pausa, va baixar el to de la veu i va seguir—. I, a més, hi ha altres raons que de moment no et puc explicar.

—Per què?

—Ho lamento, és massa complicat. Fes-me confiança

—Em trucaràs?

—No ho dubtis.

—Ens tornarem a veure?

—No t’ho puc prometre, però per poc que pugui ens veurem de nou...

Es van acomiadar amb dolços i llargs petons que quasi els van dur iniciar una nova sessió sexual, però se’ls havia fet tard i van haver de deixar-ho.

Aquella mateix vespre en Toni/Marc, que acabava d’arribar de Barcelona, en Pau i en Marc/Josep van acabar d'ultimar els detalls perquè en Toni/Marc i en Marc/Josep anessin l'endemà a veure a l'ocupant del cos d'en Josep a allà on vivia en Josep amb els seus pares.

En Marc/Josep havia demanat dormir sol la primera nit que no va dormir a l'hospital. En Toni/Marc no va tenir inconvenient de cedir-li la cambra de convidats i dormir al sofà de la sala, però en Pau s'hi va negar, no va voler de cap manera que en Toni/Marc dormís al sofà de la sala, li va exigir que dormís amb ell al dormitori que havien compartit sempre i, òbviament, en Toni/Marc se sentí feliç de poder dormir amb el seu estimat Pauet. Així que a partir d'aquell moment en Pau i en Toni/Marc van compartir el llit, quan aquest segon no era a Barcelona. Per en Pau era força més complicat ja que sexualment se sentia atret per en Marc/Josep, és a dir, pel cos del seu estimat, però se sentia més feliç al costat d'en Toni/Marc amb qui compartia l'amistat i la compenetració de sempre. La primera nit es deixà acariciar per en Toni/Marc, però no van passar d'aquí perquè el penis d'en Pau no es va posar en marxa. Poc a poc es anar acostumant al nou cos del seu estimat i amb el temps va acabar acceptant mantenir relacions sexuals amb ell, tot i que sempre s’imaginava que tocava el cos d’en Marc que ara ocupava en Marc/Josep.

Aquell dissabte es van llevar ben aviat. Van haver de batallar amb en Marc/Josep perquè es llevés. Aquella nit en Josep havia estat recordant en Víctor i no havia pogut evitar masturbar-se. Un cop es va adormir va somiar-hi tota la nit. No en debades s'havia estrenat en aquell hospital i havia acabat fent un curs complet de sexe homosexual a mans d'aquell auxiliar de clínica.

Després d'esmorzar van marxar amb el cotxe d'en Toni. Van arribar a la casa d'en Josep al punt de les 8 del matí, i després d'aparcar el cotxe no gaire lluny es van posar a l'altre banda del carrer, davant del balcó de la cambra on dormia en Josep i van disposar-se a esperar-lo. Encara no havia arribat la calor i aquella hora feia una bona fresqueta. En Marc/Josep sabia que no trigaria en llevar-se ja que els dissabtes entre el futbol i els escoltes sempre tenia activitats. L'únic risc era que hagués marxat d'excursió molt aviat al matí, però no hauria estat el més normal ja que les excursions solien ser la tercera setmana de cada mes. Veure la persiana baixada els va tranquil•litzar ja que en Marc/Josep va tenir la certesa de què encara dormia. Ell, en Josep, quan vivia al seu propi cos, obria sempre la persiana en llevar-se, això si no ho havia fet abans sa mare, en anar-lo a cridar, per despertar-lo. I si per casualitat un dia no l'havien obert ni l'un ni l'altre, sa mare la hi pujava mentre ell era al bany.

Van parlar en veu baixa per no molestar als veïns que dormien. Seguien discutint com acostar-se i xerrar amb en Josep, bé, per ser precisos, amb l'ocupant del cos d'en Josep. En Marc/Josep feia propostes més aviat agosarades, o massa arriscades, mentre en Toni/Marc l'anava fent adonar dels riscos de cada una de les propostes que feia. I mentre discutien van sentir com s'obria la persiana de la balconera de la cambra d'en Josep. Els dos van mirar-hi fixament, expectants, tensos, es va fer un silenci total, fins i tot els ocells van deixar de piular.

En Marc/Josep va tenir una sensació força estranya en veure el seu cos, només cobert per uns calçotets a l'altre costat del vidre. En Toni/Marc es va adonar de com se'ls mirava.

—Mira'l! —va fer en Marc/Josep evidentment emocionat, tot assenyalant el noi que es veia darrera dels vidres—. És allà!

—És en Toni —va assegurar en Toni/Marc amb evident alegria.

—Com ho saps —va dir en Marc/Josep.

—M'ha reconegut. No el veus com em mira? Sembla que hagi vist un fantasma.

—I què fem doncs?

—Esperar a veure que fa.

Uns minuts més tard, temps que a ells se'ls va fer molt llarg, en Josep/Toni va allunyar-se de la finestra. En Marc/Josep va girar-se cap en Toni/Marc tot dient-li.

—Estic molt nerviós —feia mala cara i li tremolava la veu—. Em sento fatal. Tinc unes ganes boges d'entrar a casa meva corrent a recuperar el meu cos.

—Calma't. Saps que jo ja he passat per tot això, que sé el que sents. No facis bestieses que no ens durien a res de bo. Em de ser cauts.

—Ja ho sé, però... —Tenia els ulls carregats de llàgrimes. En Toni/Marc el va abraçar i ell va plorar amargament.

Una abraçada





Forever Young (22)

Resumen de lo publicado anteriormente: La noche del 21 al 22 de diciembre de 2010, tres personas LGBT; Toni de 63 años, Marc de 31, y Josep de 15; se despiertan en el cuerpo de otra persona; Toni en el cuerpo de Josep (Josep/Toni), Josep en el de Marc (Marc/Josep) y Marc en el de Toni (Toni/Marc), formando una especie de triángulo. Cada uno de ellos reacciona de una forma distinta. Toni se dispone a disfrutar de una segunda adolescencia. Josep, muy purista, no sabe adaptarse a su nueva realidad y acaba ingresado en el departamento de psiquiatría de un hospital comarcal. Y Marc, muy enamorado de su pareja, Pau, decide adoptar la vida de Toni para intentar recuperar su cuerpo y su pareja. Por suerte ha encontrado un diario que le permite hacer de él con seguridad delante de su hijo, Quet, y de su novio, Lluís. Aprovechando que Lluís ha entrado a trabajar con ellos, con Toni y su hijo, Toni/Marc toma unas vacaciones y va a ver que le ha pasado a su cuerpo. Pronto sabe que Josep está ocupando su cuerpo y lo que Pau está sufriendo. Va a ver a Pau, consigue convencerle de que él es Marc dentro de otro cuerpo y le pide que le ayude a recuperar su cuerpo ocupado ahora por Josep. Juntos, Pau y Toni/Marc, deciden pedir a Marc/Josep que les ayude en su intento de revertir esas transmigraciones. Consiguen convencer al psiquiatra que les deje hablar con él. Toni/Marc lleva una carta donde explica a Marc/Josep que sabe la verdad de su transmigración y le pide su ayuda para intentar revertirla, el chico lo acepta y manifiesta su interés por salir del hospital. Al salir el doctor les dice que quiere ver la carta que ha leído Marc/Josep y Toni/Marc se la da a leer con el consentimiento de Marc/Josep. En realidad la carta que le da a leer al doctor es una carta diferente e inofensiva. El Dr. Trepat quiere tener un par de días a Josep en observación, pero ya en régimen de visitas. En la primera visita empiezan a forjar un plan de trabajo para averiguar quién ocupa el cuerpo de Josep, al tiempo que Josep revela que está enamorado de Ramón aunque no acaba de definir como homosexual. Marc/Josep enrolla en el mismo hospital con Víctor, un auxiliar de clínica que está espectacular. El Dr. Trepat les hace saber que Marc/José se tiene que quedar unos meses en régimen de hospital de día, por tanto, deben posponer la visita al ocupante del cuerpo de Josep...

Pasó el invierno y llegó la primavera, una vez al mes en Pau tenía una entrevista con el Dr. Trepat. El doctor le pedía paciencia, que aún no había terminado el estudio de su paciente, hasta que a finales de mayo le anunció que pronto lo dejaría en libertad.

—Este hombre es sorprendentemente inmaduro para la edad que tiene—le dijo en cierta ocasión el Dr.

—Le gusta comportarse como un niño —respondió Pau para intentar justificarlo, al fin y al cabo se trata de un chico de 15 años, pensó.

Aquella noche, en su llamada diaria a Toni/Marc Pau le comunicó la nueva: pronto podrían ir a ver a quien fuera que ocupaba el cuerpo de Josep. Desde que Marc/Josep había pasado al régimen de hospital de día, cuando Toni/Marc estaba en Barcelona, se llamaban a diario. Aquel día lo celebraron y empezaron a hacer de nuevo planes para su visita a Josep/Toni. Ambos aún lo ignoraban era Toni quien ocupaba el cuerpo de Josep.

El primer viernes de junio Marc/Josep quedó completamente liberado de su "terapia", es decir, el Dr. Trepat dio por terminado el estudio de su caso. Marc/Josep, que ya le había anunciado a Víctor que pronto dejaría de ir a diario al hospital, ese viernes se despidió de Víctor.

—A partir de ahora nos será más complicado que nos veamos—comentó Marc/Josep después de haber disfrutado de una nueva sesión de sexo con Víctor.

El chico se le acercó, le dio un papel con un número de móvil y le dijo en voz baja:

—¡Llámame! —Tenía los ojos llenos de lágrimas.

—Lo haré, seguro. Me lo he pasado muy bien contigo y te aprecio mucho.

—Yo también me lo he pasado muy bien y me parece que me he enamorado —se produjo un largo silencio, Marc/Josep miraba en silencio la cara Víctor mientra pensaba una que no le hiciera mucho daño mientras el otro esperaba impaciente una respuesta.

—Lo siento, no me puedo comprometer, ya sabes que tengo pareja, que estoy casado —hizo una pausa, bajó el tono de la voz y siguió—. Y, además, hay otras razones que de momento no te puedo contar.

—¿Por qué?

—Lo lamento, es demasiado complicado. Confía en mí.

—¿Me llamarás?

—No lo dudes.

—¿Nos volveremos a ver?

—No te lo puedo prometer, pero por poco que pueda nos veremos de nuevo...

Se despidieron con dulces y largos besos que casi los llevaron iniciar una nueva sesión sexual, pero se les había hecho tarde y tuvieron que dejarlo.

Aquella misma noche Toni/Marc, que acababa de llegar de Barcelona, Pau y Marc/Josep acabaron de ultimar los detalles para que Toni/Marc y Marc/Josep fueran al día siguiente a ver al ocupante del cuerpo de Josep allà donde vivía Josep con sus padres.

Marc/Josep había pedido dormir solo la primera noche que no durmió en el hospital. Toni/Marc no tuvo inconveniente de cederle la habitación de invitados y dormir en el sofá de la sala, pero Pau se negó, no quiso de ninguna manera que Toni/Marc durmiera en el sofá de la sala, le exigió que durmiera con él en el dormitorio que habían compartido siempre y, obviamente, Toni/Marc se sintió feliz de poder dormir con su amado Pauet. Así que a partir de ese momento Pau y Toni/Marc compartieron la cama, cuando este segundo no estaba en Barcelona. Para Pau era bastante más complicado ya que sexualmente se sentía atraído por Marc/Josep, es decir, por el cuerpo de su amado, pero se sentía más feliz al lado de Toni/Marc con quien compartía la amistad y la compenetración de siempre. La primera noche se dejó acariciar por Toni/Marc, pero no pasaron de ahí porque el pene de Pau no se puso en marcha. Poco a poco se fue acostumbrando al nuevo cuerpo de su amado y con el tiempo acabó aceptando mantener relaciones sexuales con él, aunque siempre se imaginaba que tocaba el cuerpo de Marc que ahora ocupaba Marc/Josep.

Ese sábado se levantaron muy pronto. Tuvieron que batallar con Marc/Josep para que se levantara. Aquella noche Josep había estado recordando a Víctor y no había podido evitar masturbarse. Cuando se durmió soñó con él toda la noche. No en vano se había estrenado en ese hospital y había acabado haciendo un curso completo de sexo homosexual a manos de aquel auxiliar de clínica.

Después de desayunar se fueron en el coche de Toni. Llegaron a la casa de Josep a las 8 en punto de la mañana, y después de aparcar el coche, no muy lejos se pusieron en el otro lado de la calle, frente al balcón de la habitación donde dormía Josep y se dispusieron a esperarle. Aún no había llegado el calor fuerte y esa hora el tiempo aún era bastante fresco. Marc/Josep sabía que no tardaría en levantarse ya que los sábados entre el fútbol y los scouts siempre tenía actividades. El único riesgo era que se hubiera ido de excursión muy temprano por la mañana, pero no hubiera sido lo más normal ya que las excursiones solían ser la tercera semana de cada mes. Ver la persiana bajada les tranquilizó, ya que Marc/Josep tuvo la certeza de que aún dormía. Él, Josep, cuando vivía en su propio cuerpo, abría siempre la persiana al levantarse, eso si no lo había hecho antes su madre, al ir a llamarle para despertarle. Y si por casualidad un día no la habían abierto ni uno ni otro, su madre la subía mientras él estaba en el baño.

Hablaron en voz baja para no molestar a los vecinos que dormían. Seguían discutiendo como acercarse y charlar con Josep, bueno, para ser precisos, con el ocupante del cuerpo de Josep. Marc/Josep hacía propuestas más bien atrevidas, o demasiado arriesgadas, mientras Toni/Marc le iba haciendo ver los riesgos de cada una de las propuestas que hacía. Y mientras discutían oyeron cómo se abría la persiana del balcón del cuarto de Josep. Los dos miraron hacia él fijamente, expectantes, tensos, se hizo un silencio total, incluso los pájaros dejaron de piar.

Marc/Josep tuvo una sensación muy extraña al ver su cuerpo, sólo cubierto por unos calzoncillos al otro lado del cristal. Toni/Marc se dio cuenta de como les miraba.

—¡Mírale! —Dijo Marc/Josep evidentemente emocionado señalando el chico que se veía detrás de los cristales—. ¡Está allá!

—Es Toni —aseguró Toni/Marc con evidente alegría.

—Como lo sabes—dijo Marc/Josep.

—Me ha reconocido ¿No le ves como me mira? Parece que haya visto un fantasma.

—¿Y qué hacemos entonces?

—Esperar a ver que hace.

Unos minutos más tarde, tiempo que a ellos les pareció muy largo, Josep/Toni se alejó de la ventana. Marc/Josep se giró hacia Toni/Marc y le dijo.

—Estoy muy nervioso —tenía mala cara y le temblaba la voz—. Me siento fatal. Tengo unas ganas locas de entrar en mi casa corriendo a recuperar mi cuerpo.

—Cálmate. Sabes que yo ya he pasado por todo eso, que sé lo que sientes. No hagas tonterías que no nos llevarían a nada bueno. Tenemos que ser cautos.

—Ya lo sé, pero... —Tenía los ojos cargados de lágrimas. Toni/Marc le abrazó y él lloró amargamente.

Un abrazo.

5 comentaris:

Didier Freitas ha dit...

Ahora a ver como reacciona Josep/Marc... esta historia cada vez me entretiene más, gracias.

un fuerte abrazo, saludos!

Roberto T ha dit...

Bé, sembla que el retrobament és a prop. Què emocionant, hehe. M'encanta la fluïdesa de la teva prosa, i com descrius tot amb les paraules exactes. Doncs com es diu en les pel·licules americanes: to be continued, hahaha. I aquí esperem. Una forta abraçada.

---

Bueno, parece que el reencuentro está cerca. Qué emocionante, jeje. Me encanta la fluidez de tu prosa, y como describes todo con las palabras exactas. Pues como se dice en las pelis americanas: to be continued, jajaja. Y aquí esperamos. Un fuerte abrazo.

Peace-for-ever ha dit...

Didier Freitas: Me alegra que te siga interesando mi relato. Veremos como sigue...

Muchas gracias por pasarte y muy especialmente por el comentario.

Un fuerte abrazo para ti también.

Peace-for-ever ha dit...

Roberto T: M'alegra saber que gaudeixes de la meva narració... El que no sé és com agrair-te això que dius de la meva manera d'escriure, no sé si tens raó, però sona molt bé.

Moltes gràcies per ser-hi sempre i especialment pels teus comentaris.

Una forta abraçada.



--- Traducción de este comentario en catalàn ---

Roberto T: Me alegra saber que disfrutas de mi narración... Lo que no sé es como agradecerte lo que dices de mi manera de escribir, no sé si tienes razón, pero suena muy bien.

Muchas gracias por estar siempre ahí y especialmente por tus comentarios.

Un fuerte abrazo.
--- ----------------------------------------- ---

La Salamandra a la fresca ha dit...

Bueenooo... esto esta siempre candente.
Voy a seguir que, llevo retraso...

Saludineees... :)

Publica un comentari a l'entrada