Avís | Aviso

=> Versió en català (la primera part de l'entrada)

=> Versión en castellano (a continuación del texto catalán)

divendres, 16 de desembre de 2011

Forever Young (28)

[Entrada 124]

Forever Young (28)



Resum del publicat anteriorment: La nit del 21 al 22 de desembre de 2010, tres persones LGBT; Toni de 63 anys, Marc de 31, i Josep de 15; es desperten en el cos d'una altra persona; en Toni al cos d'en Josep (Josep/Toni), en Josep al d'en Marc (Marc/Josep) i en Marc al d'en Toni (Toni/Marc), formant una espècie de triangle. Cada un d'ells reacciona d'una manera diferent. En Toni es disposa a gaudir d'una segona adolescència. En Josep, molt purista, no sap adaptar-se a la seva nova realitat i acaba ingressat al departament de psiquiatria d'un hospital comarcal. I en Marc, molt enamorat de la seva parella, Pau, decideix adoptar la vida de Toni per intentar recuperar el seu cos i la seva parella. Per sort ha trobat un diari d'en Toni que el permet fer d'ell amb seguretat davant del seu fill, Quet, i del seu xicot, Lluís. Aprofitant que en Lluís ha entrat a treballar amb ells, amb en Toni i el seu fill, en Toni/Marc s'agafa unes vacances i va a veure que se n'ha fet de seu cos. Aviat sap que en Josep està ocupant el seu cos i el que en Pau està patint. Aconsegueix convèncer a en Pau que ell és en Marc dins d'un altre cos i li demana que l'ajudi a recuperar el seu cos ocupat ara per en Josep. Junts, en Pau i en Toni/Marc, decideixen demanar a en Marc/Josep que els ajudi en el seu intent de revertir aquestes transmigracions. En Toni/Marc aconsegueix que el deixin parlar amb en Marc/Josep, du una carta on li explica que sap la veritat de la seva transmigració i li demana la seva ajuda per intentar revertir-la, el noi ho accepta i manifesta el seu interès per sortir de l'hospital. En sortir el doctor vol veure la carta que ha llegit en Marc/Josep i en Toni/Marc li dóna a llegir amb el consentiment d'en Marc/Josep. En realitat la carta que li dóna a llegir al doctor és un carta diferent i inofensiva. Davant aquest sobtat canvi d'actitud d'en Marc/Josep el Dr. Trepat li donarà l'alta passats un parell de dies, però ja en règim obert a visites. Després haurà de romandre en règim obert, d'hospital de dia, durant uns mesos. A la primera visita comencen a forjar un pla de treball per esbrinar qui ocupa el cos d'en Josep. En Marc/Josep revela que està enamorat d'en Ramon tot i que no s'acaba de definir com a homosexual. Aquell mateix dia en Marc/Josep s'enrotlla amb en Víctor, un auxiliar de clínica que està espectacular i estableixen una relació d'amants. Quan en Marc/Josep rep l'alta definitiva en Víctor li declara a en Marc/Josep que n'està enamorat, però aquest li confessa que no li pot correspondre. L'endemà en Toni/Marc i en Marc/Josep van a veure a l'ocupant del cos d'en Josep, que és en Toni. Tenen una primera conversa però apareix en Ramon i els impedeix concretar res. En Marc/Josep passa un mal moment al conèixer en Josep/Toni, d'una banda per veure's a si mateix des d'un altre cos i per l'altra engelosit en veure a en Ramon enamorat d'en Josep/Toni. Com que en Josep/Toni no s'acaba de pronunciar queden que es trucaran l'endemà al vespre. En Marc/Josep i en Toni/Marc van tornar a la casa d'en Marc i en Pau a esperar la trucada. El resultat de la trucada és que en Josep/Toni no té cap interès en abandonar el cos d'en Josep. En Marc/Josep queda desesperat en braços d'en Pau mentre en Toni/Marc se'n torna a Barcelona per reflexionar i buscar la manera de fer-lo canviar d'actitud. Mentre en Marc/Josep busca el consol en el braços d'en Víctor en Toni/Marc ordeix un pla per fer canviar d'opinió a en Josep/Toni. Vol intentar amenaçar-lo amb l'enfonsament del seu negoci i de la seva família. Decideix, parlant amb en Pau, enviar-li un primer email. Mentre en Marc/Josep segueix la seva relació amb en Víctor, en Pau li proposa de seguir amb els seus estudis de ESO a distància. Mentrestant en Marc envia el seu primer missatge a en Josep/Toni i aquest reacciona d'una manera inesperada per en Marc tot oferint-se a col·laborar per resoldre els problemes que en Marc havia inventat...

En Ramon va mirar a en Josep als ulls.

— No em pots negar que et passa alguna cosa.

— Perquè ho diu? —En Toni, bé ara en Josep/Toni, sabia que la millor manera de no respondre a una pregunta era fer-ne una altra.

— Se't veu a la cara. A més, estàs com absent.

— No sé que dir-te. Porto uns dies dormint malament.

— Això és que te'n ronda alguna...

— Sembles la meva iaia. —En Josep/Toni sabia que en Ramon es picava si el comparava amb la gent gran.

— Tens raó, això ho diu el meu avi a vegades, quan em veu malmirrós —aquest cop en Ramon no va caure en la provocació—, però estàs fugint d'estudi, què et passa?

— ... — En Josep/Toni estava tan capficat que no va contestar es va limitar a baixar la mirada.

— Potser si en parléssim et sentiries millor.

— Em sap greu, però no hi ha res a parlar —En Josep/Toni va ser tallant.

Aprofitant que estaven sols en Ramon el va abraçar i es van quedar així una estona. Van sentir un soroll i es van separar. Va entrar la mare d'en Ramon i li va preguntar a en Josep si es quedaria a sopar. No era estrany que ho fes ja que s'hi quedava tot sovint, però aquest cop va dir que no podia, que tenien un sopar a casa i que hi havia de ser. Quan ella va marxar en Josep li va fer un petó a en Ramon i es va acomiadar. Llavors en Ramon li va fer una forta abraçada i un llarg petó a la boca.

— Sigui el que sigui saps que estic al teu costat —li va dir encara abraçat.

— No ho dubto, i tu sempre podràs comptar amb mi, però deixa'm marxar si us plau.

El va acompanyar a la porta com feia sempre i es van dir un fins demà. Unes hores després en Ramon va llegir al seu WhatsApp un missatge d'en Josep/Toni: no et preocupis estic bé, només estic cansat, demà em trobaré millor. T'estimo. En Ramon va notar com se li omplien els ulls de llàgrimes, però no va arribar a encetar el plor. Li va escriure. Jo també. descansa molt. Nanit. va esperar un temps prudencial abans de traure-li el so al telèfon.

El canvi que havia fet en Josep després de l'accident a la cuina de casa seva era espectacular, o almenys així ho veia en Ramon. Bé, de fet, li semblava que ja havia canviat abans, mentre estava afònic ja semblava un altre i aquella primera palla canviada a la rampa del garatge de can Pitus va ser el primer senyal del gran canvi. A vegades tenia la sensació de que aquell no era en Josep, especialment perquè aquelles reflexions tan divertides i originals amb que l'atabalava abans d'això van passar a ser reflexions molt assenyades i madures que podien ser les de son pare o les del seu avi.

No tenia ni idea que li passava al seu estimat, però intuïa que havia de ser alguna de grossa. Havia d'esbrinar-ho fos com fos. No volia deixar-lo sol amb els seus problemes.

Per començar volia saber que feia en Josep quan de tant en tant desapareixia i no responia al telèfon. Sabia que mentia a sa mare, perquè una tarda que va anar a casa d'en Josep a fer un treball sa mare li va preguntar com va anar la reunió d'ahir?. El dia abans en Josep havia desaparegut dient que havia d'anar a fer un encàrrec per a sa mare i, a més, no hi havia hagut cap reunió enlloc. Ell va ser ràpid de reflexes i va respondre prou bé, tot i que una mica massa llarga. En Josep no ho va saber perquè era al lavabo i quan va tornar ell no n'hi va dir res, va pensar que si li ho volia explicar ja li ho explicaria, però no ho va fer, no li'n va donar la més mínima explicació. Això sí, en Ramon va preocupar-se i va pensar que tot plegat no era normal. Eren amics i, per tant, segur que podien parlar-ne, però si hi insisteixo es pensarà que estic engelosit o que el vull controlar es va dir. Hauria d'entendre que el vull ajudar i si no sé que li passa no puc fer-ho. I si l'espio? No, això encara seria pitjor i si se n'adonés crearia molt mal rotllo. I si li mirava el mòbil o li piratejava el correu electrònic... Bestieses, si en vol parlar ja m'ho dirà i si no faré el que podré o el que ell em deixi. Si ell no m'hi vol no tinc perquè ficar-m'hi. Però en Ramon tenia la sensació que en Josep se li estava allunyant i aquell diumenge al vespre va estar rumiant-hi molt després que en Josep marxés d'aquella manera tot i el missatge tranquil·litzador que li havia enviat després pel What'sApp. Aquell migdia en Josep l'havia deixat sol després del partit i això no ho havia fet mai.

El dilluns al matí en Josep estava de molt bon humor i feia tota una altra cara. En Ramon va tenir la sensació de que ja li havia passat tot, fos el que fos. Aquell dimarts en sortir de l'Insti en Josep li va dir que havia d'anar a casa d'un familiar, no sé què d'una tia... Quan en Ramon va arribar a casa sa mare li va demanar que per favor anés a casa l'àvia perquè hi havia d'anar a buscar una roba, però se li feia tard i bla, bla, bla... A més, que l'àvia estaria contenta de veure'l que sempre es queixava que el veia poc. En Ramon es va queixar que tenia feina, que havia d'estudiar i fer deures, que... Doncs fes la feina i ves-hi cap al vespre, però no t'hi quedis a sopar que l'àvia es cansa. I així van quedar d'acord. Cap a les vuit va sortir de casa i va anar cap a casa l'àvia. L'ascensor estava espatllat i va pujar per l'escala.

En aquella escala també hi vivia un professor de l'insti. Quan en Josep es va quedar afònic abans de Nadal aquest profe li va fer broma tot dient-li així no t'hauré de fer callar. Després, passades les vacances de Nadal, en Josep, ja amb amnèsia, es va interessar força per aquell profe, per saber que n'opinava en Ramon, per saber si era bona persona o no, i per si en ell, en Josep, i el profe havien tingut un bona relació. De fet, a en Ramon aquell profe també li queia força bé, potser perquè el coneixia d'abans d'anar a l'insti de trobar-se'l a l'escala de l'àvia i a l'insti sempre l'havia tractat bé.

L'escala era ben fosca i tant de nit com de dia s'havien d'obrir els llums. Ell ja els havia trobat obert en entrar, però mentre pujava es van apagar. Va sentir la porta de cal profe que s'obria quan ell estava arribant al replà. Es van tornar a obrir el llums, qui sortia havia premut el polsador, i es va trobar de cara a en Josep que sortia de casa el profe amb la motxilla i la mateixa roba que duia en sortir de l'insti. En Josep en veure'l es va posar tot vermell, i va fer una cara de sorpresa tremenda, com si hagués vist el dimoni.

— Hola.

— Hola —va respondre en Josep/Toni sentint-se atrapat. El seu cervell va començar a maquinar. Què dir? Què fer? Com me'n surto ara d'aquesta?

En Ramon es va quedar tan glaçat que no va reaccionar. Es va quedar palplantat a l'escala mirant a en Josep, sense saber que dir ni que fer. Quin sentit tenia tant de misteri per anar a casa del profe? I veure en Josep amb aquella car davant seu vermell com un perdigot i sense saber que dir-li no l'ajudaven gens a pensar.

— No esperava trobar-te — va confessar en Josep/Toni mentre es rumiava alguna mentida.

— Ni jo a tu — en Ramon seguia esperant aquella explicació lògica que ell no era capaç de trobar.

— És clar! Aquí hi viu la teva àvia. Però com és que puges a peu?

— L'ascensor està espatllat. I tu que hi fas aquí?

— En sortir de casa de la tia me l'he trobat — En Josep/Toni va assenyalar la porta de cal profe—, ens hem posat a xerrar i ha sortit allò que discutíem l'altre dia de les foques, llavors m'ha dit que si tenia un moment i volia passar per aquí m'ensenyaria unes imatges d'un llibre que ho aclarien.

— I les imatges ho aclarien?

— I tant!

— I?

— I què?

— I qui tenia raó?

— Doncs, tu — va mentir en Josep/Toni. Volia evitar que en Ramon volgués veure les imatges per corroborar que no tenia raó. D'aquesta manera el feia content i era poc probable que li demanés veure-les. Bé, de fet, el que era mentida es que hagués vist les imatges i, a més en Toni tenia el convenciment que ell tenia raó. Les foques no tenen orelles.

— Curiós.

— Curiós què?

— Que em diguis que era jo qui tenia raó.

— Per què?

— Per què ho vaig mirar a la Viquipèdia i et donava la raó a tu. El lleons marins tenen orelles, les foques no.

En Josep es va sentir atrapat i va fer una finta.

— I no era això el que deies tu?

— No, era el que deies tu!

— Llavors m'ha traït la memòria.

— No et conec. La teva memòria ha estat sempre perfecta.

— Doncs aquest cop ha fallat. Pot ser una seqüela?

— De teu cop al cap?

— Si d'això.

A en Ramon li costava de creure el que li deia en Josep. Mai havia actuat així abans. Com podia haver anat a casa del profe per aquesta xorrada? A Internet ho aclarien prou bé... I va començar a desconfiar i a fer conjetures.

Una abraçada.




Forever Young (28)



Resumen de lo publicado anteriormente: La noche del 21 al 22 de diciembre de 2010, tres personas LGBT; Toni de 63 años, Marc de 31, y Josep de 15; se despiertan en el cuerpo de otra persona, Toni al cuerpo de Josep (Josep/Toni), Josep el de Marc (Marc/Josep) y Marc en el de Toni (Toni/Marc), formando una especie de triángulo. Cada uno de ellos reacciona de una manera diferente. Toni se dispone a disfrutar de una segunda adolescencia. Josep, muy purista, no sabe adaptarse a su nueva realidad y acaba ingresado en el departamento de psiquiatría de un hospital comarcal. Y Marc, muy enamorado de su pareja, Pau, decide adoptar la vida de Toni para intentar recuperar su cuerpo y su pareja. Por suerte ha encontrado un diario de Toni que le permite hacer de él con seguridad delante de su hijo, Quet, y de su novio, Luis. Aprovechando que Luis ha entrado a trabajar con ellos, con Toni y su hijo, Toni/Marc toma unas vacaciones y va a ver que le ha pasado a su cuerpo. Pronto sabe que Josep está ocupando su cuerpo y lo que Pau está sufriendo. Consigue convencer a Pau que él es Marc dentro de otro cuerpo y le pide que le ayude a recuperar su cuerpo ocupado ahora por Josep. Juntos, Pau y Toni/Marc, deciden pedir a Marc/Josep que les ayude en su intento de revertir esas transmigraciones. Toni/Marc consigue que le dejen hablar con Marc/Josep, lleva una carta donde le explica que sabe la verdad de su transmigración y le pide su ayuda para intentar revertirla, el chico lo acepta y manifiesta su interés para salir del hospital. Al salir el doctor quiere ver la carta que ha leído Marc/Josep y Toni/Marc se la da a leer con el consentimiento de Marc/Josep. En realidad la carta que le da a leer al doctor es una carta diferente e inofensiva. Ante ese repentino cambio de actitud de Marc/Josep el Dr. Trepat le dará el alta pasados un par de días, pero ya en régimen abierto a visitas visitas. Después deberá permanecer en régimen abierto, de hospital de día, durante unos meses. En la primera visita que empiezan a forjar un plan de trabajo para averiguar quién ocupa el cuerpo de Josep. Marc/Josep revela que está enamorado de Ramón aunque no se acaba de definir como homosexual. Aquel mismo día Marc/Josep enrolla con Víctor, un auxiliar de clínica que está espectacular y establecen una relación de amantes. Cuando Marc/Josep recibe el alta definitiva Víctor le declara a Marc/Josep que está enamorado de él, pero éste le confiesa que no le puede corresponder. Al día siguiente Toni/Marc y Marc/Josep van a ver al ocupante del cuerpo de Josep, que es Toni. Tienen una primera conversación pero aparece Ramón y les impide concretar nada. Marc/Josep pasa un mal momento al conocer Josep/Toni, por un lado por verse a sí mismo desde otro cuerpo y por el otro celoso al ver a Ramón enamorado de Josep/Toni. Como Josep/Toni no se acaba de pronunciar quedan que se llamarán al día siguiente por la noche. Marc/Josep y Toni/Marc volvieron a la casa de Marc y Pau a esperar la llamada. El resultado de la llamada es que Josep/Toni no tiene ningún interés en abandonar el cuerpo de Josep. Marc/Josep queda desesperado en brazos de Pau mientras Toni/Marc vuelve a Barcelona para reflexionar y buscar la manera de hacerle cambiar de actitud. Mientras Marc/Josep busca el consuelo en los brazos de Víctor Toni/Marc urde un plan para hacer cambiar de opinión a Josep/Toni. Quiere intentar amenazarlo con el hundimiento de su negocio y de su familia. Decide, hablando con Pablo, enviarle un primer email. Mientras Marc/Josep sigue su relación con Víctor, Pau le propone seguir con sus estudios de ESO a distancia. Mientras Marc envía su primer mensaje a Josep/Toni y éste reacciona de una manera inesperada por Marc ofreciendose a colaborar para resolver los problemas que Marc había inventado...


Ramon miró a Josep a los ojos.

— No me puedes negar que te pasa algo.

— ¿Porque lo dices? —Toni, bien ahora Josep/Toni, sabía que la mejor manera de no responder a una pregunta era hacer otra.

— Se te ve en la cara. Además, estás como ausente.

— No sé que decirte. Llevo unos días durmiendo mal.

— Eso es que te ronda alguna cosa...

— Pareces mi abuela. — Josep/Toni sabía que Ramon se picaba si lo comparaba con las personas mayores.

— Tienes razón, eso lo dice mi abuelo a veces, cuando me ve taciturno —esta vez Ramon no cayó en la provocación—, pero te estás escabullendo, ¿qué te pasa?

— ... — Josep/Toni estaba tan preocupado que no contestó se limitó a bajar la mirada.

— Quizá si habláramos de ello te sentirías mejor.

— Lo siento, pero no hay nada de que hablar —Josep/Toni fue cortante.

Aprovechando que estaban solos Ramon le abrazó y se quedaron así un rato. Oyeron un ruido y se separarón. Entró la madre de Ramon y le preguntó a Josep si se quedaría a cenar. No era extraño que lo hiciera ya que se quedaba a menudo, pero esta vez dijo que no podía, que tenían una cena en su casa y que no podía faltar. Cuando ella se fue Josep le dio un beso a Ramon y se despidió. Entones Ramon le dio un fuerte abrazo y un largo beso en la boca.

— Sea lo que sea sabes que estoy a tu lado —le dijo aún abrazado.

— No lo dudo, y tú siempre podrás contar conmigo, pero sueltame por favor.

Le acompañó hasta la puerta como hacía siempre y se dijeron un hasta mañana. Unas horas después Ramon leyó a su WhatsApp un mensaje de Josep/Toni: no te preocupes estoy bien, sólo estoy cansado, mañana me encontraré mejor. Te quiero. Ramon notó cómo se le llenaban los ojos de lágrimas, pero no llegó a iniciar el llanto. Le escribió. Yo también. descansa mucho. Nanita. esperó un tiempo prudencial entes de quitarle el sonido al teléfono.

El cambio que había hecho Josep después del accidente en la cocina de su casa era espectacular, o al menos así lo veía Ramon. Bueno, de hecho, le parecía que ya había cambiado antes, mientras estaba afónico ya parecía otro y aquella primera paja cambiada en la rampa del garaje de la casa de Pitus fue la primera señal del gran cambio. A veces tenía la sensación de que aquel no era Josep, especialmente porque esas reflexiones tan divertidas y originales con que le agobiaba antes de eso pasaron a ser reflexiones muy sensatas y maduras que podían ser las de su padre o de su abuelo.

No tenía ni idea que le pasaba a su amado, pero intuía que tenía que ser algo gordo. Tenía que averiguarlo fuera como fuera. No quería dejarlo solo con sus problemas.

Para empezar quería saber que hacía Josep cuando de vez en cuando desaparecía y no respondía al teléfono. Sabía que mentía a su madre, porque una tarde que fue a casa de Josep a hacer un trabajo su madre le preguntó ¿como fue la reunión de ayer?. El día antes Josep había desaparecido diciendo que tenía que ir a hacer un encargo para su madre y, además, no había habido ninguna reunión en ninguna parte. Él fue rápido de reflejos y respondió bien, aunque un algo larga. Josep no lo supo porque estaba en el lavabo y cuando volvió él no le dijo nada, pensó que si se lo quería contar ya se lo explicaría, pero no lo hizo, no le dio la más mínima explicación. Eso sí, Ramon se preocupó y pensó que todo eso no era normal. Eran amigos y, por tanto, seguro que podían hablar de ello, pero si insisto pensará que estoy celoso o que le quiero controlar se dijo. Debería entender que lo quiero ayudar y si no sé que le pasa no puedo hacerlo ¿Y si le espío? No, eso aún sería peor y si se diera cuenta crearía muy mal rollo. Y si le miraba el móvil o le pirateaba el correo electrónico... Tonterías, si quiere hablar de ello ya me lo dirá y si no haré lo que pueda o lo que él me deje. Si él no quiere no tengo porque meterme en sus asuntos. Pero Ramon tenía la sensación de que Josep se le estaba alejando y aquel domingo por la noche estuvo pensando mucho en ello después que Josep se fuera de aquella manera a pesar del mensaje tranquilizador que le había enviado después por What'sApp. Aquel mediodía Josep le había dejado solo después del partido y eso no lo había hecho nunca.

El lunes por la mañana en Josep estaba de muy buen humor y la expresión de su cara había cambiado radicalmente. Ramon tuvo la sensación de que ya le había pasado todo, fuera lo que fuera. Aquel martes en salir del Insti Josep le dijo que tenía que ir a casa de un familiar, no sé qué de una tía... Cuando Ramon llegó a casa su madre le pidió que por favor fuera a casa de la abuela porque tenía que ir allí a buscar unas prendas de ropa, pero se le había hecho tarde y bla, bla, bla... Además, que su abuela estaría contenta de verle que siempre se quejaba de que le veía poco. Ramon se quejó de que tenía trabajo, que debía estudiar y hacer deberes, que... Pues haz el trabajo y ve al atardecer, pero no te quedes a cenar allí que la abuela se cansa. Y así se pusieron de acuerdo. Hacia las ocho salió de su casa y se fue a casa de su abuela. El ascensor estaba estropeado y subió por la escalera.

En esa portería también vivía un profesor del instituto. Cuando Josep se quedó afónico antes de Navidad este profe bromeó diciéndole así no te tendré que hacer callar. Luego, pasadas las vacaciones de Navidad, Josep, ya con amnesia, se interesó bastante por aquel profe, para saber qué opina Ramon de él, para saber si era buena persona o no, y por si él, en Josep, y el profe habían tenido una buena relación. De hecho, a Ramon aquel profe también le caía bastante bien, quizá porque lo conocía de antes de ir al insti al habérselo encontrado en la portería de su abuela y en el insti siempre le había tratado bien.

La escalera era muy oscura y tanto de noche como de día se Tenían que encender las luces. Él ya les había encontrado encendidas al entrar, pero mientras subía se apagaron. Oyó la puerta de casa el profe que se abría cuando él estaba llegando al rellano. Se volvieron a encender las luces, quien salía había pulsado el botón, y se encontró de cara a Josep que salía de casa del profe con la mochila y la misma ropa que llevaba al salir del instituto. Josep al verlo se ruborizó completamente, y puso una cara de sorpresa tremenda, como si hubiera visto al diablo.

— Hola.

— Hola —respondió Josep/Toni sintiéndose atrapado. Su cerebro empezó a maquinar. ¿Qué decir? ¿Qué hacer? ¿Como salgo ahora de esta?

Ramon quedó tan sorprendido que no reaccionó. Se quedó plantado en la escalera mirando a Josep, sin saber que decir ni que hacer. ¿Qué sentido tenía tanto misterio para ir a casa del profe? Y ver en Josep con esa cara ante si colorado como un tomate y sin saber que decirle no le ayudaban en absoluto a pensar.

— No esperaba encontrarte— confesó Josep/Toni mientras pensaba alguna mentira.

— Ni yo a ti —Ramon seguía esperando aquella explicación lógica que él no era capaz de encontrar.

— Claro! Aquí vive tu abuela. Pero ¿por qué que subes a pie?

— El ascensor está estropeado. ¿Y tú que haces aquí?

— Al salir de casa de mi tía me lo he encontrado —Josep/Toni señaló la puerta de casa profe—, nos hemos puesto a charlar y salió lo que discutíamos el otro día de las focas, entonces me ha dicho que si tenía un momento y quería pasar por aquí me mostraría unas imágenes de un libro que lo aclaraban.

— ¿Y las imágenes lo aclaraban?

— ¿Y tanto!

— ¿Y?

— ¿Y qué?

— ¿Y quién tenía razón?

— Pues, tú —mintió Josep/Toni. Quería evitar que Ramon quisiera ver las imágenes para corroborar que no tenía razón. De esa manera le hacía feliz y era poco probable que le pidiera verlas. Bueno, de hecho, lo que era mentira es que hubiera visto las imágenes y, además Toni tenía el convencimiento de que él tenía razón. Las focas no tienen orejas.

— Curioso.

— ¿Curioso qué?

— Que me digas que era yo quien tenía razón.

— ¿Por qué?

— Por qué lo miré en la Wikipedia y te daba la razón a ti. El leones marinos tienen orejas, las focas no.

Josep se sintió atrapado e hizo una finta.

— ¿Y no era eso lo que decías tú?

— No, ¡era lo que decías tú!

— Entonces me ha traicionado la memoria.

— No te conozco. Tu memoria ha sido siempre perfecta.

— Pues esta vez ha fallado ¿Puede ser una secuela?

— ¿De tu golpe en la cabeza?

— Si de eso.

A Ramon le costaba creer lo que le decía Josep. Nunca había actuado así antes. ¿Cómo podía haber ido a casa del profe para esa chorrada? En Internet lo aclaraban muy bien... Y empezó a desconfiar y hacer conjeturas.

Un abrazo.

4 comentaris:

gerardbcn ha dit...

Pobre Ramón, inocent com és i ara a més amb una empanada mental.
Es preferible que continui inocent...fins que es solucioni tot!
Una abraçada...

Peace-for-ever ha dit...

gerardbcn, em consta que en Ramon és el teu personatge no sé si dir preferit o protegit... Veurem quin paper li ha tocat en aquesta historia, haurem d'esperar...

Moltes gràcies per haver passat i molt especialment pel comentari.

Una abraçada.



--- Traducción de los comentarios anteriores en catalán ---

gerardbcn dijo...
Pobre Ramón, inocente como es y ahora además con una empanada mental.
Es preferible que siga inocente... ¡hasta que se solucione todo!
Un abrazo...

17 de diciembre de 2011 18:43


Peace-for-ever dijo...

gerardbcn, me consta que Ramon es tu personaje no sé si decir preferido o protegido... Veremos qué papel le ha tocado en esta historia, tendremos que esperar ...

Muchas gracias por haber pasado y muy especialmente por el comentario.

Un abrazo.
--- ----------------------------------------------- ---

Roberto T ha dit...

No comptava jo amb la possible intervenció de Ramón en la història. Em sembla interessant la seva actitud i la seva aparició per sorpresa. Sempre aconsegueixes deixar-nos espectants i en suspens, hahaha. I esperant el següent capítol. Una forta abraçada.

---

No contaba yo con la posible intervención de Ramón en la historia. Me parece interesante su actitud y su aparición por sorpresa. Siempre consigues dejarnos espectantes y en suspense, jajaja. Y esperando al siguiente capítulo. Un fuerte abrazo.

Peace-for-ever ha dit...

Roberto T, m'alegra saber que encara et pugui sorprendre amb la meva història.

Moltes gràcies per passar i molt especialment pel comentari.

Una abraçada.


--- Traducción de mi comentario anterior ---

Roberto T: Me alegra saber que todavía te puedo sorprender con mi historia.

Muchas gracias por pasar y muy especialmente por el comentario.

Un abrazo.
--- ------------------------------------------ ---

Publica un comentari a l'entrada